En 2030 los robots ocuparán más de 20 millones de empleos

Los robots toman impulso no solo en las industrias, sino en los servicios, por avances en áreas como visión por computadora y reconocimiento de voz.
jueves, 04 de julio de 2019 · 00:04

AFP y EFE   / Washington
Se espera que para 2030 los robots ocupen más de 20 millones de empleos industriales en todo el mundo, agravando las desigualdades sociales y geográficas, pero impulsando la producción económica general, según un estudio publicado  recientemente. 

El informe destaca las crecientes preocupaciones sobre la automatización y los robots que, a pesar de ofrecer beneficios económicos, están eliminando de manera desproporcionada empleos de baja calificación, agravando la situación social y económica en todo el mundo. 

El estudio realizado por Oxford Economics, una firma británica privada de investigación y consultoría, detalló que el desplazamiento de empleos ocasionado por el aumento de los robots no se distribuirá de manera uniforme en el mundo ni dentro de los países.

Los robots ya han absorbido millones de empleos industriales y ahora están tomando impulso en los servicios, ayudados por avances en áreas como visión por computadora, reconocimiento de voz y aprendizaje automático, destaca el estudio. 

Oxford Economics concluye que en regiones con menos calificaciones duplicarán la pérdida de empleos respecto a regiones con mayores calificaciones, incluso en un mismo país.

La investigación se produce en medio de un intenso debate sobre el aumento de la tecnología en el mundo del trabajo y su impacto en el empleo, fenómeno que incluye a los autos de conducción automática, la preparación robótica de alimentos y las operaciones automatizadas de fábricas y almacenes. 

Muchos analistas señalan que la automatización generalmente ha impulsado una mayor creación de empleo de la que destruye, pero que en los últimos años la tendencia ha creado una brecha de habilidades que deja sin empleo a muchos trabajadores.

Los investigadores ven un “dividendo robótico” de 5.000 millones de dólares para la economía global para el año 2030, por una mayor productividad.

“Los trabajos en los que se requieren funciones repetitivas son los más afectados”, escribieron los autores.

Un grupo de científicos ha identificado una red de regiones cerebrales que trabajan juntas para determinar si un robot es un buen compañero social y que han mostrado “inquietud” si parecen demasiado humanos, según un estudio que publicado en  la revista Journal of Neuroscience.

Partiendo de la hipótesis del “valle inquietante”, que predice que los humanos prefieren agentes antropomorfos pero los rechazan si se parecen mucho a ellos. Científicos emplearon imágenes por resonancia magnética para evaluar el cerebro.

Empresas apuestan por los “chatbots”

¿Y si los humanos prefirieran que los informara un robot? Algunos medios tradicionales y empresas emergentes apuestan por los “chatbots”, unos programas informáticos que proporcionan información en línea, en forma de conversación lúdica, a un público conectado. 

“¿Algunas veces has llegado a mentir a tus amigos?”, pregunta Jam, con un emoticono al final de la frase, a sus “amigos” de Messenger, el sistema de mensajería de Facebook. Jam es un robot que cuenta historias para explicar la actualidad y divulgar cultura general.

    Creado hace tres años por una empresa emergente francesa, este “chatbot media” intercambia mensajes con unas 150 mil personas cada día, haciendo uso también de emoticonos, memes (contenidos humorísticos virales) y otros gifs (imágenes animadas), sobre varios temas (cultura, bienestar, medio ambiente, sociedad...). 

Como si se tratara de un amigo contando una anécdota, Jam puede hablar de su artista favorito o de los últimos estudios sobre las virtudes del desayuno. 

  En ocasiones, la BBC integra esas cajas de diálogo en sus artículos para contextualizar temas complicados, bajo el modelo “saber más”, señala un reporte de AFP.

 

2
2
Cargando más noticias
Cargar mas noticias