Cuando la capital de China se llamaba Nankín

jueves, 26 de septiembre de 2019 · 09:09

AFP /

La China comunista celebra el 1º de octubre su 70 aniversario con un desfile militar gigante en Pekín, pero esta ciudad no fue siempre la capital del país más poblado del mundo.

Hasta 1949 la República de China, un régimen actualmente refugiado en la isla de Taiwán, tenía su capital en Nankín (este), una ciudad ubicada a unos 1.000 kilómetros al sur de Pekín.

El palacio presidencial sigue siendo una de las atracciones turísticas de Nankín, donde algunos habitantes parecen sentir nostalgia de cuando su ciudad reinaba en el Imperio del Centro.

"Nankín fue la capital de dinastías que no duraron mucho tiempo. Es una ciudad maldita", declaró a la AFP Jiang Shaojian, una habitante de la ciudad.

Varias mujeres miran sus teléfonos móviles el 4 de septiembre de 2019 en el museo de historia moderna de la ciudad china de Nankín /AFP

Pekín y su rival se disputaron durante mucho tiempo el título de capital, como dan fe sus nombres: Pekín significa "capital del norte" y Nankín, "capital del sur".

Nankín, que cuenta hoy en día con más de 8 millones de habitantes, gobernó el país a principios de la penúltima dinastía imperial, la de los Ming, entre 1368 y 1421. En aquel momento era quizás la ciudad más poblada del mundo.

Estigmas del pasado 

Tras el derrumbe del imperio en 1911, recuperó su rango en 1927 gracias a la llegada al poder del partido nacionalista, el Kuomintang. Pero la invasión japonesa forzó a los nacionalistas a huir de la capital en 1937, cuando Nankín se convirtió en escenario de una masacre que dejó 300.000 muertos según los historiadores chinos.

La ciudad volvió a ser brevemente la capital de los nacionalistas de Chiang Kai-shek en 1945, pero este último tuvo que huir nuevamente de su capital al final de la guerra civil china. Es en Pekín donde el dirigente comunista Mao Zedong proclamó la República Popular el 1º de octubre de 1949.

Setenta años más tarde, los estigmas de la guerra civil siguen allí: los comunistas mantienen el control del país desde Pekín y los herederos de Chiang Kai-shek gobiernan una "República de China" limitada a la isla de Taiwán.

Unos turistas se fotografían junto a una estatua del líder nacionalista Sun Yat-sen en el museo de historia moderna de la ciudad china de Nankín el 4 de septiembre de 2019 /AFP

Pese a este duro pasado, los turistas pueden admirar los recuerdos del líder de los nacionalistas en su antiguo palacio presidencial, un edificio con columnas de estilo europeo transformado en museo.

Un poco más lejos, en la cumbre de una colina boscosa, otros ascienden al mausoleo de Sun Yat-sen, fundador del Kuomintang y efímero presidente de la República de China en 1912.

 "En la oscuridad" 

Sun Yat-sen es reverenciado tanto por los nacionalistas como por los comunistas, que ven en él una figura revolucionaria, patriótica, pero también un vínculo entre el continente y Taiwán que justifica sus reivindicaciones sobre la soberanía de la isla.

"Sun defendía la unidad nacional", declara un guía que hace visitar el mausoleo a un grupo de turistas.

"Poco importa que haya sido el fundador del Kuomintang. Seguramente estaría de acuerdo con los comunistas sobre los vínculos con Taiwán", continúa el guía, conforme a la línea de Pekín que considera a la isla como una provincia destinada a volver a su seno.

Unos turistas descansan en unos bancos del museo de historia moderna de la ciudad china de Nankín el 4 de septiembre de 2019/AFP

Sin embargo, algunos expertos tienen problemas para ver en el demócrata, cosmopolita y cristiano Sun Yat-sen un potencial compañero de ruta del actual Partido Comunista.

Anson Luo, un empresario de la provincia de Guangdong (sur) no ve contradicción alguna. "Sin Sun Yat-sen, China habría seguido evolucionando en la oscuridad durante años", afirma.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias