Cien años de Mario Puzo, creador de El Padrino

jueves, 15 de octubre de 2020 · 00:00

EFE  / Roma

Mario Puzo conoció  la mísera vida de los italianos en la Nueva York de 1920 pero todo cambió cuando, asediado por las deudas, publicó  El Padrino, la novela que lo encumbró y que acabó idealizando para siempre al capo mafioso.

El escritor, de cuyo nacimiento se cumple hoy  el primer centenario, contribuyó con su célebre obra y su posterior adaptación cinematográfica a construir los clichés de Cosa Nostra en Estados Unidos.

Su infancia no fue fácil, como la del resto de los niños inmigrantes en   Nueva York. En sus calles pidió limosna y realizó todo tipo de trabajos precarios pero, como suele ocurrir, el hambre afiló su ingenio y en su adolescencia era ya un experto jugador de póker.

Sin embargo aquel hijo de italianos pronto se sintió atraído por la literatura y, tras prestar servicio militar durante la II Guerra Mundial, se matriculó en la Universidad de Columbia. Enseguida empezó a publicar historias policiales por entregas en varias revistas del momento.

Pero Puzo no saborearía realmente las mieles del éxito hasta que en 1969 publicó  El Padrino  sobre la mafia italiana en EEUU, acerca de sus códigos y sus guerras, creando  el estereotipo del capo mafioso, el de Don Vito Corleone. Lo hizo por dinero. Un agente literario le propuso la historia al conocerlo en la editorial en la que trabajaba y el escritor aceptó porque las deudas por el juego le llegaban al cuello.

Así lo reconoce él mismo con “vergüenza” en las memorias The Godfather papers & other confessions: “Lo escribí por el dinero, tenía 45 años y estaba cansado de ser un artista. Además debía 20.000 dólares a familiares y bancos”, rememoraba.

 

 

 


   

3
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias