La Gran Conjunción: el encuentro de los gigantes Júpiter y Saturno de hoy

El último fenómeno ocurrió en el 2000, pero para encontrar una distancia tan pequeña como la que se producirá este lunes hay que remontarse a 1623. Esto no se repetirá hasta el 15 de marzo de 2080.
lunes, 21 de diciembre de 2020 · 00:04

EFE y AFP  / Madrid y París
Júpiter y Saturno, los dos planetas más grandes del sistema solar, se acercarán este lunes lo máximo posible, un fenómeno astronómico llamado Gran Conjunción y que no volverá a producirse en estas condiciones hasta el 2080.
Tras la puesta del Sol, a las 18:22 GMT, los dos gigantes gaseosos aparecerán en el mismo campo de visión de un instrumento de observación, dando la impresión de que se rozan, aunque en realidad están separados por cientos de millones de kilómetros.
Para disfrutar de este espectáculo es necesario un simple instrumento de observación, un cielo muy despejado y mirar en dirección al suroeste, en una franja de territorio que abarca el oeste de Europa (Irlanda, Reino Unido, Francia, España, Portugal) y una gran parte de África.
El acercamiento visual entre los dos planetas ya empezó desde hace varios meses, y llegará a su distancia mínima el día del solsticio de invierno (una coincidencia del calendario). Al final, dará la impresión que los dos astros son uno solo.
La Gran Conjunción corresponde “al tiempo que necesitan los dos planetas para encontrar posiciones relativas similares respecto a la Tierra”, explica a la AFP Florent Deleflie, del Observatorio de París.
Júpiter, el más grande, tarda 12 años en dar la vuelta al Sol, Saturno, 29. Y cada dos décadas aproximadamente, los dos planetas parece que se acercan cuando observamos la esfera celeste desde la Tierra.
Coincidirá además la alineación de la Tierra con Júpiter y Saturno con el solsticio de invierno -el día más corto y la noche más larga del año-, y todos los astrónomos consultados por EFE han coincidido al señalar que son precisamente ese tipo de acontecimientos los que propician la conexión entre la ciencia y la sociedad y los que desatan la fascinación por el Universo.

Varias instituciones científicas, investigadores, aficionados y divulgadores han programado numerosos espacios y retransmisiones -aunque no habrá concentraciones presenciales- para la contemplación de una alineación que culminará el lunes y que será visible, si el cielo lo permite, a simple vista, pero que será “perfecta” con prismáticos o telescopios sencillos, con los que se podrán incluso distinguir los numerosos satélites de Júpiter o los anillos de Saturno.

El investigador Miguel Ángel López Valverde, del Instituto de Astrofísica de Andalucía apuntó que se trata de una ocasión “especialmente bonita” para observar este acontecimiento histórico -mejor incluso desde telescopios aficionados que desde los observatorios más sofisticados y profesionales-, y ha subrayado el interés que despiertan las alineaciones de los cuerpos del Sistema Solar y especialmente los eclipses.

Valverde  explica que esos eclipses, especialmente cuando un planeta se alinea con una estrella lejana, revelan a los científicos información sobre la composición y la densidad de la atmósfera de un planeta y por ello también las condiciones de habitabilidad.

Las órbitas de Júpiter y Saturno producen conjunciones cada veinte años, pero raramente tan cerca como la que se va a registrar este año, según el investigador Ricardo Hueso, miembro del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco, que ha apuntado que una alineación parecida no se producía desde 1623, aunque entonces fue más difícil de observar debido a la cercanía aparente de los dos objetos al Sol.

Hueso dijo que los dos planetas se acercarán tanto que se presentarán a los ojos de los observadores “como una sola estrella brillante en lugar de como dos planetas”, y que a partir del lunes comenzarán a distanciarse en el cielo nocturno, un efecto también “aparente” ya que los dos planetas se encuentran en órbitas muy diferentes.
Va a resultar fácil observar a simple vista esta conjunción, incluso en lugares -como las grandes ciudades- con mucha contaminación lumínica.

 

Los dos planetas  parecerán pegados

  • Fenómeno En un efecto de perspectiva, los dos gigantes parecerán pegados, con una distancia de sólo seis minutos de arco entre ellos, lo que corresponde a alrededor de una quinta parte del diámetro angular de la Luna.
  • Vista  Con un pequeño instrumento de observación, incluso con unos simples prismáticos, se podrá   ver en el mismo campo los cinturones ecuatoriales de Júpiter y sus principales satélites, así como los anillos de Saturno.
  • Años La última Gran Conjunción ocurrió en el 2000, pero para encontrar una distancia tan pequeña como la que se producirá este lunes hay que remontarse a 1623. Y un fenómeno similar no volverá a pasar... hasta el 15 de marzo de 20806
  • Estrella  Nada tiene que ver además este fenómeno con la “estrella de Belén”, según los científicos, que han apuntado que no existe ninguna evidencia de que en el año 0 hubiera una conjunción de planetas similar.
  • Supernova  “No sabemos a ciencia cierta qué pudo ser la estrella de Belén”, dijo  a EFE el astrofísico Victoriano Canales y descartó también que fuera una “supernova” (explosión de estrellas) ya que los barridos realizados con radiotelescopios no han detectado ningún rastro de esas explosiones.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Cargando más noticias
Cargar mas noticias