Love Doll Funeral, un servicio fúnebre para muñecas sexuales

El plan más económico es una ceremonia conjunta de varias muñecas por unos $us 298, con el que el cliente recibe un certificado de defunción y una foto del rito.
sábado, 15 de febrero de 2020 · 00:04

EFE  / Tokio

La búsqueda de respeto fue la razón central que llevó a Leiya Arata a establecer Love Doll Funeral, un servicio fúnebre para muñecas sexuales que anhela normalizar las exequias de las que son vistas por muchos de sus dueños como compañeras de vida.

“Empecé el negocio porque sentía que era una verdadera necesidad”, cuenta a EFE esta fotógrafa japonesa en la treintena que gestiona un estudio fotográfico en la ciudad de Higashiosaka, en el oeste de Japón, donde retrata a estas muñecas con un realismo estremecedor.

El servicio, que puso en marcha el pasado 22 de enero, nació de su deseo de que las muñecas “sean tratadas con respeto” y de su propio anhelo por su belleza quimérica y el amor del que son objeto.

Una despedida adecuada

“Hay pocos negocios que las traten y eliminen adecuadamente. Tratan a las muñecas como ‘cosas’. Algunos incluso las revenden sin el consentimiento del antiguo dueño -explica la japonesa-. Muchos propietarios no quieren que sean trituradas como basura, hay muchos que las aman como si fueran miembros humanos de su familia”.

El hallazgo en la basura de muñecas sexuales motiva la aparición ocasional de mensajes jocosos en redes sociales, fotografía incluida, e incluso acusaciones policiales erróneas por “abandono de un cadáver”, el cargo que las autoridades formulan para detener a sospechosos de asesinato.

“No quiero que esto ocurra, promueve prejuicios sobre las muñecas sexuales y sus propietarios”, dice Arata.

En algunos templos nipones se celebran las llamadas ningyo kuyo, ceremonias fúnebres para purificar muñecas, peluches y juguetes antes de tirarlos, “pero cuando se trata de muñecas sexuales, sus materiales de silicona, su gran tamaño y su explicitud sexual se convierten en un problema y tienden a ser rechazadas”, explica.

El fabricante de muñecas sexuales más antiguo de Japón, Orient Industry, en activo desde 1977, celebra anualmente una ceremonia para las “compañeras” que, por una razón u otra, les llevan de vuelta años después, pero se trata de una práctica empresarial, no general.

“Esperamos unos 20 servicios al año. Personalmente, siento que menos es mejor, porque no quiero que los propietarios y las muñecas sean separados”, señala la representante de Love Doll Funeral.

El servicio ofrece tres planes. El más económico es una ceremonia conjunta de varias muñecas por 33.000 yenes (unos 298 dólares), con el que el cliente recibe un certificado de defunción y una foto del rito. El más costoso, tasado en 99.000 yenes (894 dólares), permite asistir y recibir un video y una parte de la muñeca como recuerdo.

Las ceremonias tienen lugar en Higashiosaka -aunque no descartan ampliar a otras ciudades si encuentran “socios responsables”- y están oficiadas por la monja budista y actriz porno Rei Kato.

Preguntada sobre si teme que los vínculos de Kato con la industria del porno mermen la credibilidad del proyecto, Arata es tajante: “En absoluto. (...) No conozco a nadie que entienda el sexo, las muñecas y a sus dueños, y ofrezca una ceremonia apropiada mejor que ella”.

Estos funerales no son exclusivos para japoneses. Las muñecas pueden enviarse desde el extranjero, prepago, como en el caso de los clientes que contratan el servicio desde el territorio nipón.

 ¿Sentimiento  real?

  • Cuerpo artificial La creencia de que las muñecas tienen conciencia o alma no es algo particularmente japonés, la construcción de relaciones afectivas con muñecas sexuales tampoco. Algunos buscan sexo, otros sólo compañía.
  • Economía El mercado de los juguetes sexuales está en aumento en todo el mundo y, según un estudio de Statista, se espera que crezca en torno a un 9% entre 2019 y 2026 hasta 52.700 millones de dólares. En el mundo hay cada vez más y más hombres y mujeres se sienten más atraídos por muñecos sexuales que por   humanos.
     

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.
   

73
5

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias