Aves y zorros, pronosticadores naturales del clima en el campo

Especialistas recogen el conocimiento de la “ciencia andina” para preservarlo y compartirlo. La fauna se adapta también al cambio climático.
domingo, 09 de febrero de 2020 · 00:04

Madeleyne Aguilar  /La Paz

 Al observar el comportamiento de plantas y animales  se puede generar pronósticos para el ciclo agrícola. Estos  indicadores naturales, que se rescatan de la “ciencia andina”, ayudan a  predecir cómo serán las lluvias o las  heladas en el campo.
 
“Por ejemplo, el liqui liqui habita cerca del lago Titicaca y hace su nido en función a cuán alto va a crecer el nivel del agua,  si lloverá mucho o poco”, explica María Quispe,  directora ejecutiva de  Promoción de la Sustentabilidad y Conocimientos Compartidos (Prosuco).

Fotografías: Prosuco

 Si el nido está ubicado  a 50 o 60 centímetros sobre el lago significa que habrá  mucha lluvia, el  ave prevé su resguardo para no sufrir pérdidas. Si lo hace a menor altura significa que habrá pocas precipitaciones.

 En el caso de otras aves, incluso la dirección de la puerta del nido es una señal para los cultivos. Otro animal para observar  es el zorro. “Su aullido determina el mejor lugar y temporalidad de la siembra”, comenta la directora de Prosuco.

Los mensajes que emite la naturaleza pueden ser para el corto plazo. Por ejemplo,  las hormigas  se aglomeran en sus nidos antes de llover. Pasa igual cuando las ranas  suben a las ramas para resguardarse.

Los indicadores naturales  pueden predecir el éxito de la cosecha. Es el caso del color de los huevos en un nido de ave liqui liqui. “Si la altura nos dice  si  será un año lluvioso, las características del huevo avisan cómo será la cosecha”.

 Prosuco recupera y sistematiza esos saberes ancestrales para darles continuidad, preservarlos y difundirlos. Se  prevé  elaborar una plataforma virtual con ese contenido.

“La ciencia andina ha generado por muchos años la observación empírica de estos indicadores, vinculados al ciclo agrícola”, destaca la especialista. 

Añade que gracias a la difusión  se ha complementado  el conocimiento y se  lo expande a varias comunidades  del país. A los productores, predecir el comportamiento climático les  permite prever cómo les irá en la producción de los cultivos de la papa, quinua o cebada. 

“En el caso de los camélidos, su comportamiento ayudará a prever la calidad y cantidad de las praderas nativas”, destaca Javier Flores, responsable de la Unidad de Gestión del Riesgo y Medio Ambiente del Gobierno Autónomo Municipal Curahuara de Carangas.

Alerta que en algunos casos los pronósticos ya no son tan precisos como lo eran antes, debido a los cambios en los comportamientos de fauna. Esto  se debe -lamenta- al cambio climático.

“Se requiere trabajar para establecer los niveles o grados de efectividad, frente a los cambios de comportamiento que se observan en las especies que son  indicadores naturales. También se debe tomar en cuenta que ante el calentamiento global, las especies se van adaptando”, dice.

La directora de  Prosuco coincide en que, debido al cambio climático, los animales se están expresando en otras fechas. “Esto puede ser una forma de adaptarse al medioambiente”, explica Quispe.

 

39
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias