Pequeños productores, los chefs de 134 mil desayunos escolares

Los proveedores elaboran barras energéticas de quinua o amaranto, producen frutas o miel pura o con propóleo, que luego fortifican con micronutrientes.
domingo, 22 de marzo de 2020 · 00:04

Madeleyne Aguilar A./   La Paz

En los colegios fiscales de la urbe paceña cada día 134.087 niños esperan su desayuno. Detrás de cada ración está el trabajo de los proveedores, especialmente de los pequeños productores. Para combatir la desnutrición, el municipio  tiene como aliados a esos “chefs nutricionales”.

La Asociación de Productores Agropecuarios de Yapacani, por ejemplo, brinda miel pura, con propóleo y con polen. “En La Paz nos dan la oportunidad para proveer el desayuno, además, es un alimento con muchos nutrientes y muy saludable para los niños. Hay buena respuesta, todos la consumen”, aseguró uno de los miembros Fernando Pérez.

En 19 años de vigencia del desayuno escolar, la desnutrición en los niños beneficiarios disminuyó. La experta en nutrición Melissa Miranda Durán destacó que un estudio de 2019 analizó la evolución y situación actual de los niños y evidenció  mejoras. 

 “Los escolares se han visto beneficiados por el Programa de Alimentación Complementaria. Esas raciones contribuyeron a la disminución de la desnutrición aguda a menos del 5%, permitiendo sostener a más del 70% de los niños en un estado normal”, aseveró Miranda, quien trabajó como consultora externa de la Alcaldía paceña.

Pero ¿qué es lo que hace que el programa sea exitoso? El primer paso es la evaluación y luego la planificación estratégica de todo el proceso, incluyendo la contratación de los proveedores.

“Vemos qué producción se tiene en el mercado, qué empresas y pequeños emprendimientos hay. Porque no siempre encontramos todos los cereales y frutas que requerimos”, explicó la jefa de la Unidad de Alimentación Complementaria Escolar del municipio, Gabriela Aro.

Aseveró que uno de los criterios para la adquisición de las raciones es el apoyo a las pequeñas y medianas empresas. 

Gregorio Veliz es el gerente de Quinua del Campo, una de las proveedores desde 2012. Su empresa elabora las barras nutritivas de quinua, amaranto, harina de plátano y miel de caña, además  de los “cubitos de sésamo”. “Al principio, la empresa era muy pequeñita. El desayuno se da a unos 135 mil alumnos, nosotros no teníamos la capacidad para cubrir toda la demanda”, manifestó Veliz.

Contó que al principio trabajaron con el macrodistrito   San Antonio, que requería 17.000 unidades del producto, lo que estaba dentro su capacidad. Con el paso de los años implementó maquinaria, personal capacitado y mejoró la  infraestructura.

 “Ahora, sin problema, podemos abastecer a todo el municipio, a los más de 134 mil alumnos cada 15 días. Ese crecimiento es gracias al municipio y lo hacemos con cariño para nuestros niños”, destacó el productor. 

El apoyo que brinda la Alcaldía incluye la implementación de buenas prácticas en el proceso de alimentos. Además, organiza encuentros de productores con empresas medianas y pequeñas. 

Al igual que Veliz, el productor de miel  Fernando Pérez  reconoce que se ve el crecimiento. “Por semana entregamos 133 mil raciones, es una buena cantidad. Hemos tenido bastante guía y supervisión”, complementó.

Según Aro, las raciones estandarizadas y fortificadas con micronutrientes que preparan estos y otros productores, además de la implementación de huertos escolares, la estrategia del recreo saludable y el programa de educación alimentaria “Escuela de Gigantes” son los factores que beneficiaron a los niños.

“Es necesario dar a conocer estos resultados y que los otros municipios del país puedan replicar y contar con programas similares”, recomendó.

Administración transparente

Este mes, la Fundación Hivos presentó el libro  20 años de contrataciones y transparencia, que narra la experiencia del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz en la compra de productos para la Alimentación Complementaria Escolar. Según el autor del documento y  consultor de Hivos Raúl Maydana  el procedimiento se destaca por ser “transparente”.

“El conjunto de actividades involucra la planificación, la programación operativa, la contratación, la ejecución, la supervisión, el pago y la evaluación”, detalló Maydana. 

 Señaló que la Alcaldía desarrolló e innovó acciones que hacen que el proceso administrativo sea exitoso. “Los precios que maneja el gobierno municipal de La Paz son un referente a nivel nacional, dado los complementos nutricionales que tienen las raciones”, dijo. 

Mencionó que a diferencia de otras instituciones, el municipio paceño logró reducir plazos de las adjudicaciones e implementó contratos bianuales. Eso abarata costos y logra un ahorro, beneficios tanto para el municipio como para los productores.

“Con contratos de dos años los proveedores  puedan solicitar préstamos e invertir en mejorar sus plantas y maquinarias. Han permitido que el programa sea más sostenible”, explicó.
 

 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias