Incluso con alternativas digitales, la educación a distancia es difícil en Bolivia

Un especialista señala que aunque se repartió computadoras y se implementó el satélite Túpac Katari  no se trabajó en la fomentar la educación a distancia. 
lunes, 30 de marzo de 2020 · 00:04

Madeleyne Aguilar A. / La Paz

Ante la cuarentena por el coronavirus, la educación a distancia es una de las alternativas. Sin embargo, en Bolivia no todos los estudiantes tienen acceso al internet, tampoco los maestros manejan programas de teleducación. 

“Aunque hay varias herramientas tecnológicas, no siempre son accesibles para toda la población. Cuando no se tiene acceso la educación es muy compleja. Me tocó vivirlo cuando trabajé en el área rural. Ahí las personas están bastante aisladas de cualquier tipo de comunicación, no hay celular, no hay radio, ni tv. La única manera de comunicarse es yendo a los lugares más poblados donde tal vez hay Internet”, explicó el Técnico educativo del Centro Boliviano de Investigación y Acción  Educativas (Cebiae), Israel Lahor Rodriguez.

Si bien destacó que la cobertura de internet móvil alcanza un porcentaje muy importante de la población boliviana, lamentó que en temas de velocidad y de costos, Bolivia es aún uno de los países más rezagados. 

Señaló que en las áreas rurales y dispersas se requerirá un trabajo adicional de los maestros, si es que aún estos no se han replegado. Ellos podrían entregar tareas y asignaciones para que los estudiantes las realicen en casa. Advierte que se debe tener un mejor plan de educación a distancia para el futuro.

“Por ahora estamos sobrellevando de alguna forma con los grupos de WhatsApp y redes. Pero si esto se extiende más, tocará replantear un ajuste serio a los contenidos para garantizar que todos los estudiantes logren cumplir la currícula nacional. Tal vez, se pueda dar apoyo con clases por radio o televisión”, sugiere.

El especialista observa que si bien en los últimos años el Gobierno dotó de computadoras a estudiantes y maestros -e instaló un satélite para ampliar la señal de internet- no los capacitó en manejo de software educativos ni fomentó la teleeducación.

Las universidades y las App

“Cada docente toma sus medidas pedagógicas. Por ejemplo, en mi caso, he dejado trabajos y lecturas a mis estudiantes. Por otra parte, hay la plataforma Moodle para trabajar en línea”, explicó la docente de la Universidad Mayor de San Andrés, Claudia Vicenti.

Ella, como la mayoría de los profesores tuvo que adaptarse a las condiciones actuales para continuar con su catedra. Vicenti dicta tres materias en la facultad de Ciencias Sociales.

Las universidades privadas también optaron por alternativas digitales. La Universidad Privada de Bolivia (UPB) por ejemplo compró licencias para el uso de la plataforma Zoom, que permite dar la clase por videoconferencias.

El personal de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” también se unió a la educación digital. Es el caso del docente Marcelo Durán, quien también es consultor en tecnología. 

“Google Classroom te permite crear el entorno donde puedes poner video de Youtube, documentos de Google Drive, ejercicios, tareas, notas y hasta llamar lista. Es fabuloso y gratuito” describió. Resaltó la ventaja de descargarlo como aplicación en el teléfono móvil.

Google Classroom y otras alternativas de video como OBS (Open Broadcaster Software) son opciones asincrónicas. Es decir, que el docente y los estudiantes no están conectados al mismo tiempo. 

El otro tipo de herramientas digitales consiste en las sincrónicas, que permiten dar videoconferencias. En ese ámbito, Zoom se ha convertido en una de las herramientas líderes a nivel mundial para mantener el aprendizaje de los estudiantes.

Softwares y bibliotecas ofrecen productos gratis

En vista que el virus Covid-19 se extiende por todo el planeta y pone a ciudades en cuarentena. Algunas empresas tecnológicas y bibliotecas se solidarizaron con sus usuarios y ofrecen sus productos gratis. El objetivo -afirman sus ejecutivos- es cuidar la salud de la población.

El 13 de marzo el Director Ejecutivo  de Zoom, Eric Yuan decidió dar su herramienta de videoconferencias gratis a todas las escuelas de primaria y secundaria en el país. El anuncio lo hizo después del día con mayores descargas de la aplicación. “343.000 personas descargaron globalmente la aplicación Zoom, de las cuales 60.000 estaban en los Estados Unidos”, reportó la revista Forbes.

De la misma forma procedió Microsoft. “En un esfuerzo por apoyar a la salud y la seguridad pública y por hacer más fácil el trabajo a distancia durante estos tiempos difíciles, ponemos a disposición de organizaciones y escuelas alrededor del mundo su plataforma, de forma gratuita”, se lee en una nota de prensa.

En la misma línea, Europeana Collections -una iniciativa de la Unión Europea- proporciona acceso a más de 50 millones de archivos digitalizados entre los que se encuentran libros, música, arte y fotografía. Además, la biblioteca en línea Project Gutenberg digitalizó más de 60.000 libros para que sean descargados de forma gratuita. La mayoría están en inglés, pues son obras cuyos derechos de autor ya expiraron en Estados Unidos

Harvard indica las mejores prácticas de pedagogía online

La universidad estadounidense Hardvard presentó en su página web una guía para la educación online. En ella expone las oportunidades que los docentes en línea pueden tener con herramientas digitales.

“Las tecnologías en línea pueden alentar y facilitar conductas y sostener la atención, incluso más que el aula tradicional. Aproveche esa interactividad. Además, la mayoría de los estudiantes son nativos digitales que ya usan tecnología remota para sus propias reuniones y encuentros”, señala el documento. 

Sugun Harvard, los cursos presenciales se basan más en las exposiciones del docente, en cambio en el escenario digital se puede aumentar la participación de los alumnos. “Se promueven preguntas que los estudiantes tienen sobre el material; se aplican encuestas para tener una idea del grado de aprendizaje que hay en el aula y  se invita a los estudiantes a responder preguntas específicas”. 

La guía recomienda promover pequeñas conversaciones en “grupos de discusión”. Afirma que es una oportunidad para innovar y aunque el entorno en línea elimina el acceso a ciertas formas de enseñanza, abre una serie de nuevas posibilidades que  pueden ser aplicadas a la clase física una vez que la crisis haya terminado.
 

Recomendaciones

  • Normas Al usar herramientas como Zoom para convocar a una clase, se debe comunicar claramente las reglas de comportamiento. 
  • Prioridades Al planificar su clase en línea, se debe considerar lo que se puede lograr de manera realista
  • Condiciones Es importante usar un buen auricular, preferentemente uno con un micrófono incorporado. 
  • Descansos Cuide sus manos: estará escribiendo mucho más. Preste atención a sus tendones y a sus hombros. Tome descansos, esto también se aplica a los alumnos.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

16
3
Cargando más noticias
Cargar mas noticias