El dióxido de cloro nació a la fama en 2006 de la mano de un pastor

El producto es promocionado por la Iglesia Génesis II de Cura y Sanación para tratar diferentes afecciones y la Covid-19 y cuenta con testimonios favorables
miércoles, 1 de julio de 2020 · 00:04

Agencias  / Mundo

El famoso dióxido de cloro del que existe polémica sobre sus beneficios contra la Covid-19  nació a la fama en 2006 de la mano del pastor Jim Humble y se promociona desde entonces como remedio contra varias enfermedades.

  Según artículos recientes de BBCMundo en abril y otro de 2015, este estadounidenese nombró a este producto como “Suplemento Mineral Milagroso” en un libro publicado en 2006, The Miracle Mineral Solution of the 21st Century, y empezó la divulgación de la sustancia desde entonces.

Se promociona el producto  para tratar  muchas afecciones y enfermedades que van desde malaria, a la diabetes y asma, el autismo o incluso el cáncer.

Sin embargo, ninguna institución sanitaria lo reconoce como medicamento y ahora que la pandemia de la Covid-19 azota el mundo, vuelve a aparecer como algo capaz de frenar los efectos del virus. 

Humble es  el fundador de la Iglesia Génesis II de Cura y Sanación, que es la que empezó a promocionar la “Solución Mineral Milagrosa” también contra el covid-19 en EEUU. Esta iglesia, que tiene la sede en el Barrio Casandra Damiron de República Dominicana y está presente en cuatro continentes. En América Latina tiene sucursales en Chile, Argentina, Colombia y Uruguay, señala BBCMundo.

El dióxido de cloro es una solución al 28% de clorito de sodio en agua destilada.

Andreas  Kalcker asegura que sirve para tratar coronavirus,

Se usa como blanqueador y para descontaminar superficies industriales, ya que se asemeja a la lejía o el cloro.

Andreas Kalcker, biofísico Alemán en una entrevista con el periodista John Arandia el 15 de junio  explicó los alcances y beneficios de este producto, que en su criterio no quiere ser autorizado por intereses económicos de grupos.

“La coagulación intravascular es una falta de oxígeno, pero no viene por el pulmón, sino   la sangre no puede transportar oxígeniso. El dióxido de cloro  tiene oxígeno molecular e ion de cloro. Este   ion transporta hacia una zona y  tenemos mas oxígeno presente. Eso se ha demostrado en mis trabajos” precisó.

Según Kalcker  todas las personas que han aplicado este tratamiento tuvieron  aumento hasta 50% de oxígeno sin necesidad de ventilador. “Al entrar directamente en sangre elimina el virus, que es sensible a la oxidación, es igual que sistema inmulógico que elimina patógenos a través de oxidación. No se conoce daños, la gente ha confundido con lejía”, añadió.

En su libro “Salud prohibida” el biofísico señala que este producto es  un “oxidante, es decir, una sustancia que facilita la combustión porque añade oxígeno a todos los procesos, a diferencia de otros medi- camentos que habitualmente funcionan envenenando a los patógenos”.

 “El oxígeno no se acumula en el cuerpo y por lo tanto es un proceso farmacodinámico muy dife- rente. La oxidación, además, es utilizada de manera similar y natural por nuestras células de defensa, como los neutrófilos en el proceso de fagocitosis, que no es otra cosa que engullir y combustionar al enemigo, dicho de manera simple”, explica.

 Varios testimonios de personas enfermas con Covid, como el de una ecuatoriana de Guayaquil citada por BBCMundo revelan que se sintieron mejor al tomar este producto. El jubilado chileno Jorge Escanilla dijo en 2015 que los médicos nunca pudieron ayudarlo a calmar unos dolores que padecía, pero que el producto le ayudó mucho en su salud.  

“Los doctores me hablaban de problemas de hígado, de riñones, del páncreas, pero nunca me dieron un diagnóstico definitivo”, puntualizó.

En Bolivia, otras personas que se han enfermado de Covid-19 en el oriente, en Cochabamba  testimonian mejoras en su salud luego de tomar la sustancia.

 

La FDA y otros reguladores ven  riesgos y no es medicamento

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) en una nota del 8 de abril informó sobre el dióxido de cloro que no hay “ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia, y presenta riesgos considerables a la salud de los pacientes”.

A su vez la Agencia Europea del Medicamento insta a los consumidores a no comprar remedios de páginas web no autorizadas y otros vendedores que pretenden “explotar el miedo y las preocupaciones durante la pandemia”, reportó BBCMundo.

Pese a las propiedades terapéuticas y preventivas que se atribuyen a este compuesto, las autoridades sanitarias han prohibido su comercialización en España, Francia, Alemania, Reino Unido, Canadá, Estados Unidos o Australia, entre otros.

Hasta la fecha no hay vacuna para curar a pacientes.
Foto:AFP

La Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (AGEMED), dependiente del Ministerio de Salud, advirtió:  “El Clorito de Sodio o Dióxido de Cloro, producto denominado como ‘Solución Mineral Milagrosa’, no corresponde a un medicamento y no cuenta con registro sanitario otorgado por AGEMED que respalde su seguridad, calidad y eficacia para sanar el Covid-19. Por lo tanto su elaboración, importación, distribución, comercialización y uso en nuestro territorio es ilegal”.

La sustancia  no está reconocida como medicamento por ninguna agencia sanitaria a nivel internacional, no se encuentra incluido en norma farmacológica y a la fecha no existe ninguna solicitud de registro sanitario.

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

30
9
Cargando más noticias
Cargar mas noticias