Hermandad de mujeres negras, el poder detrás de Kamala Harris

En 1986, en Howard University, 38 mujeres de color fueron bautizadas como “Joyas de esplendor iridiscente”. Una de ellas aspira hoy a la Vicepresidencia de EEUU.
jueves, 20 de agosto de 2020 · 00:04

EFE/ Washington

Era 1986 y 38 chicas de raza negra soñaban con seguir los pasos de las fundadoras de su hermandad universitaria: mujeres pioneras y capaces de cambiar su realidad. Hoy una de ellas aspira a ser la primera vicepresidenta, afroamericana y de ascendencia asiática, en la historia de Estados Unidos (EEUU).

Su nombre es Kamala Harris y a sus 55 años se ha convertido en la dupla electoral del virtual candidato demócrata a la Presidencia, Joe Biden, pero también en la mujer que puede llegar a escribir una nueva página para las Alpha Kappa Alpha (AKA), una sororidad de estudiantes afroamericanas fundada en 1908 en Howard University de Washington DC, también conocida como la “Harvard” negra, a la que pertenece la senadora por California.

“Describirla como estudiante es casi describirla como la vemos ahora: ella es real, ella es auténtica, ella es quien parece ser”, dice Lorri Saddler, compañera de Harris en la sororidad.

Kamala junto a su compañera de fraternidad Lorri Saddler. 
Foto:EFE

Ambas se sometieron al proceso de iniciación en el que las aspirantes deben no sólo demostrar su capacidad académica -que se verifica con su promedio de calificaciones-, sino también presentar cartas de referencia de profesores, empleadores o de personas que den fe de sus cualidades. La candidata deberá tener además una trayectoria de trabajo en el campus o en su comunidad; en otras palabras, ser una agente de cambio social.

En el verano de 1986 Harris, Saddler y otras 36 compañeras, que fueron bautizadas como las 38 Jewels of Iridescent Splendor (38 joyas de esplendor iridiscente), culminaron el proceso de iniciación y pasaron a ser miembros de la sororidad. “Aprendimos a trabajar juntas, aprendimos cuáles eran las fortalezas de cada una y fuimos capaces de trabajar juntas para completar con éxito el proceso de iniciación. Y entonces creo que fue ese tiempo de unión mi recuerdo favorito de ella”, comenta.

Saddler, de la misma edad que Harris y actualmente vicepresidenta asociada y decana de Admisiones de Pregrado de la Clark Atlanta University, retrata a la senadora como “muy involucrada” y “muy comprometida” con las actividades en el campus cuando era universitaria.

Según detalla en su página web, la hermandad busca el desarrollo profesional y personal de las mujeres que forman parte de su estructura. El proceso no es gratuito e incluye cuotas de membresía.

Para Saddler, ser parte de esta sororidad representa poder, servicio y, sobre todo, apoyo entre las “hermanas”.

Cuando Harris y Saddler entraron en la sororidad era la época de las manifestaciones contra el sistema segregacionista del “apartheid” en Sudáfrica.

Harris estaba entre quienes reclamaban un cambio en el país africano, recuerda Saddler.

Años después puede convertirse en la primera vicepresidenta de EEUU., tras ejercer como senadora, cargo que ocupa desde 2017, y después de haber sido fiscal de distrito y general en el Estado de California.

Una inyección de entusiasmo al voto latino en Estados Unidos

“Dime con quién andas y te diré quién eres”, arranca un anuncio de campaña de Joe Biden, en español e inglés desde que el candidato presidencial demócrata anunció a Kamala Harris como compañera de fórmula. “Una aliada, una defensora de la comunidad latina”.

Como mujer no blanca, hija de inmigrantes, Harris trae a la campaña en Estados Unidos una fuerte dosis de emoción y entusiasmo que ayudará a movilizar el voto de los hispanos, mayoritariamente enfrentados al presidente Donald Trump. 

Harris, el 12 de agosto al ser presentada como candidata.

Los latinos serán por primera vez la principal minoría étnica en una elección presidencial, con una proyección récord de 32 millones de electores, 13,3% del total, según el instituto Pew.

En las elecciones de 2018, cuando el Partido Republicano perdió el control de la Cámara de Representantes, 69% de los latinos votaron por demócratas.

Christine Marie Sierra, profesora emérita de Ciencias Políticas de la Universidad de Nuevo México, explicó a la AFP que esta tendencia a favor del partido opositor se mantendrá, pero que la entrada de Harris a la fórmula “puede cambiar el nivel de entusiasmo, lo que se traduce en mayores tasas de votación y posibles victorias en elecciones reñidas”. “Harris representa una historia de inmigrantes”, hija de una india y un jamaicano, “y eso ya ha generado mucha emoción entre las comunidades de inmigrantes”, añadió.

Una encuesta de Latino Decisions mostró que 59% de los votantes latinos  en estados clave en las elecciones estaban entusiasmados con la entrada de Harris.

 

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

2
47
Cargando más noticias
Cargar mas noticias