Por primera vez, una chica que estaba de novia al morir será beatificada

La joven, fallecida con solo 22 años en un accidente de auto, representa el rostro de los "santos comunes" que aprecia el papa Francisco.
sábado, 23 de octubre de 2021 · 13:00

Clarín

Sandra Sabattini, una joven discípula de Oreste Benzi, fundadora de la asociación Papa Juan XXIII, será beatificada en Rimini (Italia) el 24 de octubre y se convertirá en la primera santa en la historia de la Iglesia que estaba de novia.

La joven, fallecida con sólo 22 años en un accidente de auto, representa un poco el rostro de los "santos comunes" que aprecia el papa Francisco.

Y fue elegida como ejemplo, sobre todo para los jóvenes, de una vida sencilla pero al servicio de los demás.

Sandra Sabattini nació en Riccione en 1961 y desde niña cultivó un vínculo personal con el Señor, gracias al ejemplo de su tío cura y de la familia que vive en Rimini, en la parroquia de San Girolamo.

También puede leer: Beatifican en Asís al primer «influencer » de la Iglesia

Le iba bien en la escuela, le gustaba pintar, aprendió a tocar el piano y corría como velocista en un equipo de atletismo.

A los 12 años conoció al padre Benzi, un encuentro que cambió su vida para siempre. Empezó a asistir a los pobres a domicilio, salió a la calle por los derechos de las personas con discapacidad, dedicó todo su tiempo libre a los muchachos víctimas de la droga.

Estudiante de Medicina, tenía el sueño de partir como misionera a Africa. Y su noviazgo con Guido no lo vivió como un acomodarse, sino como un horizonte más amplio para abrirse al espacio de amor de Dios.

Un auto la atropelló y mató

La mañana del 29 de abril de 1984, mientras iba a una reunión de la comunidad "Papa Juan XXIII" en Igea Marina, Sandra fue atropellada por un auto. Estuvo tres días en coma y falleció el 2 de mayo.

Cuatro días antes del accidente, le había contado a la madre que había visto en sueños su funeral y su tumba, llena de flores. En la última página de su diario, dos días antes del incidente, Sandra había dejado su testamento espiritual.

"No es mía esta vida que se desarrolla al ritmo de una respiración regular que no es mía, alegrada por una serena jornada que no es mía. No hay nada en este mundo que sea tuyo. Sandra, date cuenta. Es todo un regalo".

Poco después de su muerte, el padre Benzi tuvo la ocasión de leer lo que Sandra había dejado escrito en papeles sueltos, breves apuntes de donde surgía un profundo camino espiritual.

Esos pensamientos fueron ordenados y reunidos en el libro "El diario de Sandra".

En septiembre de 2006 se abrió la causa de canonización. En 2018 Sandra fue declarada "venerable" y el 2 de octubre de 2019 Francisco autorizó la promulgación del decreto que reconocía "el milagro, atribuido a la intercesión de Sandra Sabattini", relativo a la curación de un tumor maligno de Stefano Vitali, considerada "científicamente inexplicable".

El domingo 24 de octubre la joven será beatificada en Rimini.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias