Sin museos, parisinos se vuelcan a sus cementerios

sábado, 27 de febrero de 2021 · 05:04

EFE  / París

Con la continuación de las restricciones por la pandemia, que mantienen cerrados los museos, los cementerios parisinos han pasado de ser lugares de duelo a pequeños paraísos apartados del frenesí de la ciudad donde muchos encuentran el arte además de la tranquilidad en tiempos convulsos.

La naturaleza salvaje compuesta por el musgo, los cedros y los caminos sinuosos de Père-Lachaise, el más famoso de ellos, nos trasladan a otro mundo que, con la vida puesta en pausa por la pandemia, atrae a contemplativos, ascetas, parejas y paseantes.

Despojada de los turistas, los locales visitan las tumbas de aquellos personajes célebres que decidieron prolongar su estancia en la ciudad de la luz y algunos parisinos reparan, por primera vez, en la belleza y el misterio de los monumentos de algunas de sus tumbas.

París es una de las ciudades más densas de Europa y, sin duda, una de las que menos espacios verdes tiene. Para encontrar paz, los parisinos deben desplazarse a los periféricos Bosques de Boulogne y de Vincennes.

Por ello, cementerios como el Père-Lachaise se han convertido en el espacio de recreo de muchos locales. Más aún con un toque de queda a partir de las 18:00 horas no permite alejarse en busca de zonas verdes.

Además de la función de parque urbano, los otros dos grandes cementerios parisinos (Montparnasse y Montmartre) también han incrementado sus visitas.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias