Exponen manuscrito bíblico de 2.000 años de antigüedad

Los 900 manuscritos incluyen textos religiosos en hebreo, arameo y griego, así como la versión más antigua conocida del Antiguo Testamento.
miércoles, 17 de marzo de 2021 · 05:04

AFP/ Jerusalén

Israel desveló ayer fragmentos de un pergamino bíblico de 2.000 años de antigüedad descubierto en el desierto de Judea, en el sur de Israel. Este hallazgo fue calificado de “histórico” y considerado  como uno de los más importantes, desde el descubrimiento de los Manuscritos del Mar Muerto. 

“Por primera vez en unos 60 años, las excavaciones arqueológicas han descubierto fragmentos de un pergamino bíblico”, dijo la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) en un comunicado. Los fragmentos, escritos en griego, han permitido, según los investigadores israelíes, reconstruir pasajes de los libros de Zacarías y Nahum, que forman parte del libro de los 12 profetas menores de la Biblia. 

Los pergaminos fueron encontrados durante unas excavaciones en una cueva de un acantilado de la reserva natural de Nahal Hever, en el marco de una campaña de lucha contra el saqueo del patrimonio. Para llevar a cabo la operación, que se extendió a la parte del desierto de Judea situada en Cisjordania, un territorio ocupado por Israel desde 1967, la AAI proporcionó a los arqueólogos drones y equipo de montaña, incluidas cuerdas para descender en rapel. 

Además de los fragmentos de pergamino, se desenterraron objetos que remontan a la revuelta judía de Bar Kokhba contra los romanos (132-136 d.C.), así como un esqueleto de niño momificado de 6.000 años de antigüedad envuelto en tela y una cesta de 10.500 años, probablemente la más antigua del mundo. 

 El  cuerpo se conservó, en gran medida, por el clima de la cueva, “incluida la piel, los tendones y el cabello”, y experimentó “un proceso de momificación natural”, explicó Ronit Lupu, miembro de la AAI.

Según Israel Hasson, el director de la AAI, que expone las piezas en su laboratorio del Museo de Israel en Jerusalén, la iniciativa lanzada en 2017 tiene como objetivo “salvar estas raras e importantes piezas patrimoniales de las garras de los ladrones”. 

Desde el descubrimiento de los Manuscritos del Mar Muerto hace más de 70 años en las cuevas de Qumrán, las cuevas rocosas del desierto de Judea se han convertido en objetivo de saqueadores de antigüedades. Estos 900 manuscritos se consideran uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de todos los tiempos porque incluyen textos religiosos en hebreo, arameo y griego, así como la versión más antigua conocida del Antiguo Testamento. 

Más descubrimientos

La agencia EFE destaca además que  en otra cueva de la misma zona se halló una cesta de hace unos 10.500 años, de la época neolítica precerámica. Esta se tejió con material vegetal, se preservó gracias al clima árido y podría ser “la más antigua del mundo”, destacó la AAI.

Lupu destacó que esta  cesta tenía una capacidad de entre 90 y 100 litros. Su hallazgo  aporta nuevos datos “sobre cómo se almacenaban los productos unos 1.000 años antes de la invención de la cerámica”. Ahora se investigará su posible uso a partir de una pequeña cantidad de tierra hallada en  su interior.

Otro de los descubrimientos fueron monedas de hace unos 1.900 años, “con símbolos judíos como un arpa y una palmera datilera”, también hay restos de flechas y puntas de lanza.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

6
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias