Se instala el debate: Napoléon ¿fue excelso o despreciable?

El creador del Estado moderno y padre del código civil, ¿fue un misógino?, un ¿ancestro de dictadores?; expertos e historiadores intercambian criterios.
domingo, 11 de abril de 2021 · 05:04

AFP  / París

Dos siglos después de su muerte, Napoleón sigue levantando pasiones. El “emperador de los franceses”, muerto derrocado y en el exilio a los 51 años después de haber dominado Europa, todavía provoca acalorados debates entre partidarios y detractores.

Principales argumentos sobre el debate de cara al bicentenario del fallecimiento de Napoleón: 

Creador del Estado moderno 

El principal legado de Napoleón es “la creación y el desarrollo de un Estado moderno, poderoso, centralizado (...) capaz de generar un conjunto de reglas y aplicarlas eficazmente de manera uniforme en todo el territorio nacional”, dice el politólogo Gérard Grunberg, autor del libro Napoléon Bonaparte Le noir génie.

Bonaparte no es el inventor de los departamentos, instaurados durante la Revolución, sino de los prefectos creados en 1800. En su apogeo en 1811, el Imperio contaba con 130 departamentos tras la anexión de territorios vecinos.

 Padre del código civil 

Otro legado indiscutible de Napoleón Bonaparte es el código civil promulgado en 1804, que pone en obra la igualdad de todos ante la ley y se basa en dos pilares: la propiedad y la familia.

El código civil permitió “consagrar las conquistas de la Revolución: igualdad, el fin de los derechos feudales”, subraya el historiador Jean Tulard, autor del Dictionnaire amoureux de Napoléon. 
 

¿Misógino?
 

Crítica recurrente, Napoleón es “uno de los grandes misóginos”, según la ministra francesa de Igualdad, Elisabeth Moreno.

El código civil consagra “el poder del padre de familia sobre la mujer y los hijos”, según los historiadores Jean-Luc Chappey y Bernard Gainot. 

En 1804, el artículo 213 del código civil estipula: “El marido debe protección a su mujer, la mujer obediencia a su marido”. El artículo 324 del código penal de 1810 “disculpa” el homicidio por el marido de una mujer adúltera en caso de “flagrante delito en la casa conyugal”.

Napoleón “dio un espacio a las mujeres (...) que no es formidable”, reconoce el historiador Patrice Gueniffey. Pero es también el reflejo de “la sociedad campesina y patriarcal” de la época.

 “Enterrador” de la República 

“La República no puede rendir un homenaje oficial a quien fuera su enterrador poniendo fin a la primera experiencia republicana de nuestra historia para crear un régimen autoritario”, dice indignado el diputado izquierdista de La Francia Insumisa Alexis Corbière en una tribuna en el diario Le Figaro.

En noviembre de 1799, el general Bonaparte accedió al poder mediante un golpe de Estado militar, el “18 de Brumario”, que puso fin al Directorio aunque no a la primera República, que acabó en 1804 con la proclamación del Imperio.

“En realidad, el golpe de Estado salvó las conquistas de la Revolución: igualdad, abolición de los derechos feudales, la venta de los bienes nacionales”, defiende Jean Tulard.

El emperador gobierna de forma autoritaria pero utiliza el plebiscito. El historiador Thierry Lentz recuerda maliciosamente: “Cuando Napoleón se convirtió en emperador, con un plebiscito popular, se le denominaba ‘emperador de la República’”.

“¿Ancestro de dictadores?”

“Napoleón ¿es el ancestro de los dictadores del siglo XX?”, se interroga Jean Tulard. “Su autoritarismo (...), su sentido de un Estado fuerte, su desprecio por el régimen parlamentario, su imperialismo y sobre todo su brillantez propagandística permite pensarlo”. 

Pero “no hay en Napoleón ni ideología asesina ni el delirio racista de los que se presentan como sus sucesores”, agrega el historiador.

 Restableció la esclavitud

La Convención abolió la esclavitud en las colonias francesas en 1794. Pero durante el Consulado, la ley del 20 de mayo de 1802 la restablece con motivo de la restitución por Inglaterra de Martinica, donde la esclavitud no había sido abolida.

“Es el documento más condenatorio contra la memoria de Napoleón” reconoce Jean Tulard.

No obstante, el historiador dice que Napoleón actuó sobre todo con el cálculo económico en una época en que la esclavitud estaba extendida y “sólo sorprendía a un puñado de defensores de los derechos humanos, que eran unos avanzados para su época”.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

9
1
Cargando más noticias
Cargar mas noticias