Notre Dame continúa su largo camino hacia la reconstrucción

El 15 de abril de 2019, la famosa catedral, de más de 850 años, perdió su magnífica aguja, su tejado, su reloj y parte de su bóveda, arrasados por las llamas.
miércoles, 14 de abril de 2021 · 05:04

AFP /  París

Después del gigantesco incendio que hace dos años devastó la catedral Notre Dame de París y conmocionó al mundo, las obras de reconstrucción van a poder comenzar en 2022, pero el enigma del origen del siniestro sigue sin resolverse.

El 15 de abril de 2019, mientras se encontraba en plenas obras de restauración, la famosa catedral gótica, de más de 850 años de antigüedad y símbolo de Francia, perdió su magnífica aguja, su tejado, su reloj y parte de su bóveda, arrasados por las llamas.

Transeúntes así como millones de personas de todo el mundo que siguieron la destrucción de Notre Dame por televisión en directo, quedaron impactadas por el impresionante espectáculo de las llamas que consumían parte de la historia de París, mientras los bomberos luchaban por salvar lo que podían.


“Hubo un efecto similar al 11 de septiembre. Ver el fuego en directo, transmitido por canales de todo el mundo. Desde Brasil hasta Asia, el derrumbe de la aguja fue para las nuevas generaciones lo que el derrumbe de las torres de Nueva York fue para sus padres”, según Stanislas de Laboulaye, embajador encargado de coordinar el aspecto internacional de la reconstrucción.

La fase de consolidación de Notre-Dame se completará este verano, una condición necesaria para lanzar su reconstrucción. Pero las obras durarán varios años.

Se ha lanzado una licitación para su reconstrucción y los arquitectos están trabajando en elaborar un calendario preciso de las obras que arrancarán en el invierno boreal de 2022. 


Causa sigue siendo un enigma 

Desde el desmantelamiento en diciembre del inmenso andamiaje chamuscado que rodeaba la aguja el día del incendio se ha descartado el riesgo de un derrumbe mayor.

El mal tiempo, la paralización de las obras debido a la pandemia y, sobre todo, las numerosas medidas y ajustes necesarios para luchar contra las emanaciones de plomo, también han provocado retrasos y aumentado el coste.

Hay muy poca información disponible sobre el avance de las pesquisas. Sin embargo, según dijo  una fuente cercana a la investigación, que pidió el anonimato, las investigaciones “in situ” ya están “terminadas”.

En junio de 2019, al final de la investigación preliminar, el fiscal de París había indicado que lo más seguro es que se trató de un accidente. “Por ahora, mantenemos las mismas tesis, la de la colilla mal apagada o el cortocircuito”, añade esta fuente.

Paralelamente, se han identificado varios fallos en la seguridad de la catedral, entre ellos en el sistema de alarma del edificio, que retrasó la llamada a los bomberos el día del incendio y contribuyó a que las llamas se propagaran por el edificio.

¿Serán suficientes los 830 millones de euros recaudados a nivel nacional e internacional para reconstruir Notre-Dame? Muchos lo dudan. La generosidad internacional ha sido excepcional en estos últimos dos años, pero ahora se ve muy comprometida por la pandemia.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

1
1

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias