La leyenda intacta del viaje de Yuri Gagarin en Rusia

Cada 12 de abril, los estudiantes rusos celebran la “Fiesta de la cosmonáutica”.
viernes, 9 de abril de 2021 · 05:04

AFP  / Moscú

La inmensa popularidad de Yuri Gagarin, 60 años después de su mítico vuelo espacial, sigue siendo un símbolo para el Kremlin y su política de grandeza de Rusia. 

Cada 12 de abril, fecha en la que emprendió el exitoso vuelo, los estudiantes rusos celebran la “Fiesta de la cosmonáutica” con lecturas y conciertos. Y cada año se colocan ramos de flores delante de los monumentos en honor a Gagarin, mientras los medios de comunicación cuentan la historia.

Despegue del cohete R-7 y la cápsula Vostok, desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán, desde donde partió Gagarin en el primer viaje de un humano al espacio

 “Es una figura absolutamente consensual que une a la Nación, un ejemplo muy raro de unanimidad”, afirma el escritor Lev Danilkin. 

Un culto que se debe sobre todo al salto tecnológico que encarna el cosmonauta y su victoria sobre el rival: Estados Unidos. 

Gagarin representa el destino de un hombre que cambió la historia. “Hizo que el ser humano pasara de ser un simple ser vivo a una especie de inteligencia que va más allá de la Tierra”, resume el historiador Alexander Jelezniakov. 

Gagarin era hijo de un carpintero y una campesina que sufrieron la ocupación nazi y recibió formación como obrero metalúrgico antes de convertirse en piloto. Por eso encarna el héroe popular. 

Su gran sonrisa y su optimismo siguen vivos a través de las fotografías, carteles, documentales, ropa, tatuajes y souvenirs con su efigie. 

Hay que añadir lo que se contaba de sus cualidades humanas: buen compañero, valiente y devoto por sus hijas y su esposa, Valentina Gagarina, a quien escribió una conmovedora carta de despedida por si se moría durante la misión: “Si algo sale mal, les pido, sobre todo a ti, Valiusha, que no mueras de dolor”. 

En 2011 el cosmonauta Boris Volynov contó que lo recordaba como un hombre que, pese a tener todos los privilegios, se pasaba horas al teléfono para conseguir un medicamento o una cama en un hospital para un conocido con menos suerte. 

Propaganda 

A su regreso a la Tierra, Yuri Gagarin fue lógicamente el centro de una intensa propaganda sobre la superioridad del modelo soviético, capaz de transformar a un plebeyo en conquistador. 

Los rusos son conscientes de que la Unión Soviética acabó perdiendo la carrera hacia el espacio después de que los estadounidenses conquistaran la Luna. Pero la veneración de Gagarin permite “neutralizar” esta amargura, estima Danilkin. 

Como todos los grandes héroes rusos, sobre todo uno que le iguala en prestigio, el poeta Alexander Pushkin, Yuri Gagarin también es un símbolo trágico. Su muerte con 34 años durante un vuelo de entrenamiento, en 1968, sigue siendo un misterio porque las autoridades nunca publicaron el informe completo de la investigación sobre las causas del accidente. 

Según archivos parciales del Kremlin, la versión “probable” del drama es una colisión de su aparato con un globo meteorológico. 

Pero ante la falta de transparencia siguen circulando muchas teorías. La más conocida sostiene que Gagarin pilotaba ebrio. 

Otros afirman que lo mató el Kremlin al sentirse amenazado por su popularidad. Sea como fuere, su muerte sigue conmoviendo a muchos rusos. “¿Cómo es posible que el primer cosmonauta, un hombre tan joven y bueno, muriese así de repente?”, se pregunta el historiador Alexander Jelezniakov. “En realidad, la gente todavía intenta superarlo”.

 Curiosidades

  • Respeto La leyenda cuenta que Gagarin  se quitó  los zapatos antes de subir por primera vez a la nave Vostok, una costumbre en Rusia cuando se entra en una vivienda. 
  • Frase El 12 de abril de 1961, cuando el cohete se soltó en el cosmódromo de Baikonur  él exclamó “¡Allá vamos!”. La expresión ha pasado a la historia. 
  • Tradición Antes del despegue, Gagarin pidió al conductor del autobús que lo llevaba a la plataforma de lanzamiento que parara para orinar. Y lo hizo sobre una rueda trasera. Los cosmonautas que despegan de Baikonur han seguido esta tradición antes de volar al espacio.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

10
Cargando más noticias
Cargar mas noticias