No, los vacunados no se convierten en «hombres lobo» como aseguran en Bolivia

La denuncia pública sobre la viralización de estos audios y videos fue hecha por la diputada Toribia Lero.
martes, 22 de junio de 2021 · 21:40

Efe / La Paz 

No tienen ninguna base científica los mensajes que se han viralizado en Bolivia y que animan a no vacunarse debido a que los fármacos anticovid “convierten” a los inmunizados en “hombres lobo” que devoran seres humanos.

A través de audios —algunos de ellos en quechua— e imágenes y videos, habitantes del Norte de Potosí han masificado estas afirmaciones en redes sociales, como WhatsApp, aprovechando rumores y noticias falsas sobre la supuesta presencia de monstruos con apariencia de lobo que ya han provocado “varias muertes”.

“Mucha gente está diciendo que la vacuna está provocando que la gente se vuelva animal para que coma humanos. Que puede ser que la vacuna está creando ‘anti-yo’”, se escucha en uno de los siete audios a los que Efe tuvo acceso.

“Ayer han mandado a las autoridades originarias, a las autoridades de todos los pueblos, que nos cuidemos, que hay un lobo que está andando. Que ya hay dos o tres personas que se han comido. ¿Será verdad?”, cuestiona otro.

Un último archivo, además, contiene las advertencias de un antivacunas, que dice ser parte de un sindicato, e insta a no inmunizarse, ya que profesionales de la salud han identificado incontables efectos adversos en los fármacos.

“Si ya se aplicaron la primera dosis, no se apliquen la segunda. (…) Las vacunas han salido muy dañinas. Aquí mis vecinos se están muriendo”, asegura el hombre, quien disemina otros bulos —como que las vacunas están hechas de fetos abortados o ADN de sus “pulmoncitos”— que Efe Verifica ya ha desmontado.

Varios de estos archivos aparecen marcados con la etiqueta de “reenviado muchas veces” en esa plataforma de mensajería.

Lo cierto es que ni los científicos ni las autoridades mundiales han reportado algún caso de alteración genética provocada por las vacunas anticovid. Además, ante la ola de desinformación, el Gobierno boliviano ha desmentido su veracidad.

Como ya ha explicado Efe Verifica en relación con noticias falsas que aseguran que los vacunados se convierten en “organismos genéticamente modificados”, esta confusión proviene de varias tecnologías usadas para crear vacunas usando virus modificados o partes de su ARN.

En específico, parte de los fármacos desarrollados por Pfizer/BioNTech o Moderna, en los que a través de un novedoso método -aunque no desconocido- se inocula un fragmento muy pequeño del código genético del coronavirus, conocido como ARN Mensajero.

Como explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. en su “Guía para entender cómo actúan las vacunas de ARNm”, este tipo de fármacos “no afectan el ADN ni interactúan con él de ninguna forma”.

Esto evita, puntualizan, cualquier transformación o alteración corporal.

Cadena de desinformación

La denuncia pública sobre la viralización de estos audios y videos fue hecha por la diputada Toribia Lero, quien explicó a Efe que algunas personas la llamaron por teléfono para pedirle que consulte «si realmente es verdad lo que están hablando».

«Ahí me pasaron audios con distintas voces de hombres, de mujeres también y ahí están alertando que hay hombre lobo. Otros ya empiezan a relacionar dicen ‘posiblemente dice que sea porque la gente se ha vacunado dos veces y les está causando eso’. Pero no es así», sostuvo la parlamentaria quechua.

Algunos supuestos ataques sufridos por animales en zonas rurales motivaron estos rumores, alimentados por los audios y videos que dicen «en esto nos estamos convirtiendo«, indicó.

Una búsqueda inversa de esas imágenes permite encontrar que los mismos materiales ya han circulado en otros países, como Argentina o Paraguay.

Además, conducen al perfil de Instagram del artista estadounidense de efectos especiales Joseph-Rob Cobasky, en el que aparecen fotografías del supuesto hombre lobo con la mandíbula llena de sangre que se ha viralizado ahora en Bolivia.

La diputada consideró que tal vez algún animal sí está provocando los ataques, algo que suele suceder por temporadas, pero que «no se confunda con las vacunas y para eso están las autoridades (para explicar)», manifestó Lero.

Desmentido gubernamental

Precisamente, el Viceministerio de Comunicación boliviano desmintió a través de un boletín de prensa la veracidad de las imágenes y vídeos sobre este tema.

“Los audios alrededor de las vacunas anticovid son moneda corriente en WhatsApp, entre los que se encuentran que causan infertilidad, que ‘implanten un microchip’ por medio de las jeringas, que el objetivo es reducir la población un 15 % por orden de Bill Gates y otros multimillonarios y causará una muerte lenta en un tiempo preciso: dos años”, dice.

Además, “un matutino paceño reporta que en el norte de Potosí circulan fotomontajes y audios que afirman falsamente que si uno se vacuna contra la Covid-19 se volverá ‘hombre lobo’ que luego devorará a personas”, especifica.

El texto confirma, finalmente, que “ninguna vacuna de la que se sospeche que puede afectar la capacidad de una persona para concebirla fue o será aprobada” en el país, citando información de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

11
2
Cargando más noticias
Cargar mas noticias