Falcon Heavy, el cohete que capturó la atención del mundo

El millonario Elon Musk dijo que el cohete Big Fucking Rocket (literalmente “cohete jodidamente grande”), será el que lleve humanos a la Luna o Marte.

Miradas
Redacción Diario Página Siete
Por 
La Paz - jueves, 08 de febrero de 2018 - 0:00

AFP / Cabo Cañaveral


  El cohete más potente del mundo, el Falcon Heavy de la compañía SpaceX, despegó con éxito el martes en su muy esperado vuelo de prueba, con el coche Tesla rojo del magnate Elon Musk a bordo, rumbo a una órbita cercana a Marte. 


Gritos y vítores estallaron en la base de Cabo Cañaveral, Florida, cuando el enorme cohete encendió sus 27 motores y se separó en medio de una enorme nube de la misma plataforma de lanzamiento de la NASA que sirvió como base para las misiones estadounidenses a la Luna hace cuatro décadas. 


“La misión salió tan bien como uno hubiera deseado”, dijo eufórico ayer  Musk a los periodistas luego del lanzamiento, admitiendo que se trata “probablemente de la cosa más emocionante que haya visto jamás, literalmente”. “Tengo esa imagen de una gigantesca explosión en la plataforma con una rueda rebotando camino abajo con el logo de Tesla cayendo en algún lado”, afirmó.


 Con el Tesla rojo de Musk a bordo y un maniquí con un traje espacial, el ensayo del enorme cohete capturó la atención del mundo. La transmisión en directo de SpaceX mostró una imagen del automóvil que viaja al espacio con la frase “No entren en pánico” junto al volante, mientras la canción Space Oddity de David Bowie sonaba de fondo. 

Después del lanzamiento Musk publicó un video en Twitter, en el que se le escucha riendo mientras la cámara detrás del maniquí muestra al Tesla aparentemente en órbita alrededor de la Tierra. 


“Realmente se ve real, es una locura”, se escucha decir al multimillonario. Luego publicó otro video mostrando “una vista en vivo de Starman”, como llamó al maniquí, con la mano sobre el volante, atravesando el espacio oscuro y con la imagen de la Tierra reflejada en la superficie roja de l  vehículo.


 El coche llevaba instaladas tres cámaras, una placa con los nombres de los 6.000 empleados de SpaceX y una unidad de alta capacidad de almacenamiento con la serie de libros de ciencia ficción de Issac Asimov Trilogía de la Fundación, que el autor estadounidense de origen ruso escribió entre 1951 y 1953. Si el Tesla sobrevive, podría entrar en la órbita Marte-Tierra alrededor del Sol, en un viaje que podría durar miles de millones de años, explicó SpaceX.


Cuando llevaba dos minutos de vuelo, dos cohetes lanzadores se separaron y regresaron a la Tierra, aterrizando perfectamente en vertical, uno junto al otro, según mostró SpaceX en la transmisión en vivo. 


En Twitter, el presidente estadounidense, Donald Trump, celebró un lanzamiento “que muestra el ingenio estadounidense en su mejor nivel”.


Según los expertos, la NASA está especialmente interesada en este lanzamiento, pues podría considerar usar el Falcon Heavy para acelerar sus planes de volver a la Luna, por primera vez desde 1972. La agencia espacial estadounidense   depende de la ayuda de los rusos y su nave Soyuz para enviar astronautas al espacio.

Esta noticia es de acceso restringido.

Para seguir leyendo, regístrate o accede a tu cuenta:

REGÍSTRATE INICIAR SESIÓN

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen.
Para más información puede contactarnos

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS