El álbum consagró al Rey del Pop, además demostró la unión entre la música y el cine

“Thriller” de Michael Jackson, el disco más exitoso, cumple 40 años

La placa -lanzada el 30 de noviembre de 1982- vendió más de 100 millones de copias en todo el mundo. Para su aniversario se lanzó una edición doble con las piezas remasterizadas y con nuevas versiones.

Miradas
AFP
Por 
París - sábado, 26 de noviembre de 2022 - 5:00

Con su mezcla revolucionaria de rock, pop y rhythm ‘n’ blues, el disco Thriller de Michael Jackson rompió barreras, y cuatro décadas después, sigue siendo una referencia, ahora con títulos inéditos en una nueva edición.

Desde su lanzamiento, el 30 de noviembre de 1982, Thriller ha vendido más de 100 millones de álbumes. No es lo único. El disco consagró a Michael Jackson como el Rey del Pop, corona que aún mantiene 13 años después de su muerte. Según informó la plataforma Spotify, su sistema contabiliza un promedio de 36,7 millones de descargas mensuales de las canciones del ídolo.

La placa cuenta con nueve títulos en su versión original, algunos clásicos claves del pop en inglés como el propio Beat it o Billie Jean. La nueva edición que sale ahora en formato doble (en el lanzamiento en CD físico), con un total de 34 canciones, entre inéditos y versiones.

El Thriller 40 incluye una versión de Billie Jean interpretada por el rapero Kanye West y otra de Beat It con la cantante Fergie.

Éxito a prueba de todo

Ni siquiera las acusaciones de pedofilia, que opacaron totalmente la carrera del Rey del Pop al final de su vida, han conseguido dañar su fama. “Michael es alguien a quien admiro. No es una persona real. Cuando empecé en el mundo de la música, a lo único a lo que aspiraba era a ser como él”, explicó el cantante de origen canadiense The Weeknd al semanario GQ.

Además de la meticulosidad legendaria de Michael Jackson, buena parte de la magia de Thriller se debe a la producción de Quincy Jones, que ya había trabajado con Jackson en Off The Wall, un disco de 1979.

Inicialmente la discográfica no lo quería como productor. “Lo veían como (un experto) de jazz, una música que apenas vendía, según los directivos”, explica Olivier Cachin, que es autor de dos libros sobre la vida y obra de Jackson.

La colaboración entre Jones y el obsesivo Jackson provocó chispas. Literalmente. “Cuando estábamos acabando Beat It trabajábamos cinco días y noches, sin dormir. En un momento dado, ¡los altavoces empezaron a sacar llamas!”, recordó años más tarde Quincy Jones en una entrevista con Rolling Stone.

Thriller fue una osada combinación artística. Jackson utilizó al guitarrista heavy Eddie Van Halen para Beat It y al ex-Beatle Paul McCartney para la balada The Girl is Mine.

Una producción digna de cine

El disco se vio acompañado de un videoclip que era prácticamente un cortometraje, Thriller. La producción con alusiones al cine de terror clásico de “serie B” -con homenajes directos a Yo fui un hombre lobo adolescente (1957) y las cintas de zombies de George Romero- tenía una coreografía que aún sigue inspirando a creadores del mundo.

Artistas y grupos posteriores recuperaron los icónicos pasos de un Jackson “zombificado”, especialmente el que realiza liderando una tropa de muertos vivientes mientras que persigue a su novia, interpretada por la modelo y actriz Ola Ray.

Los movimientos de laterales de los brazos de Jackson influyeron en algunas de las coreografías que los Backstreet Boys presentaron en Everybody, un video que homenajea Thriller ya que convierte a los cantantes en monstruos. Fue repetido por el elenco de la serie de Glee y de otras cintas que recuperan la década de 1980.

Jackson utilizó y manipuló todo tipo de influencias: el rap primigenio en Wanna Be Startin’ Somethin’ y un fragmento de Soul Makossa del saxofonista de jazz Manu Dibango, quien acabó cobrando una sustanciosa indemnización posterior.

Thriller rompía tantas barreras que ni siquiera la por entonces cadena televisiva juvenil por excelencia, MTV, sabía qué hacer con el disco. Inicialmente MTV no quiso emitir el video de Billie Jean porque consideraba que era música rhythm and blues, que no encajaba con su programación mayoritariamente rock, orientada a un público blanco.

En el clip, otra obra maestra audiovisual, Jackson “arreglaba” un barrio marginal con cada paso que daba, iluminando y transformando cada objeto que tocaba en algo luminoso, donde un gatito se convertía en un tigre y un vagabundo en un bohemio.

El jefe de la discográfica CBS, Walter Yetnikoff, amenazó con denunciar públicamente a MTV como una banda de racistas, y bloquear su acceso a videos de artistas rock” de su catálogo, recuerda Cachin.

Yetnikoff ganó esa batalla, pero luego tuvo que vérselas con Jackson: el videoclip de Thriller costaba nada menos que un millón de dólares, una suma sin precedentes para un video musical en aquellos tiempos.

Jackson logró que ese video fuera dirigido por el director de cine John Landis, que había filmado recientemente la película Un hombre lobo americano en Londres, uno de los grandes clásicos del cine de terror.

“Michael era un visionario, y era un tozudo”, explica Cachin. El resultado fue una joya visual de 14 minutos que abrió las puertas a una colaboración desconocida entre la música y el video.


Necesitamos tu apoyo

La mayoría de las noticias que publicamos en nuestra página web son de acceso gratuito. Para mantener ese servicio, necesitamos un grupo de generosos suscriptores que ayuden a financiarlo. Apoyar el periodismo independiente que practicamos es una buena causa. Suscríbete a Página Siete Digital.

 

Hacer click

 

NOTICIAS PARA TI

OTRAS NOTICIAS