Organización criminal brasileña instruyó matar a asesinos de niño boliviano

El 28 de junio, Brayan Yanarico de 5 años fue asesinado de un tiro en la cabeza por unos ladrones porque no dejaba de llorar. Cuatro de los cinco sospechosos del crimen están muertos.
jueves, 10 de octubre de 2013 · 14:16

Una organización criminal en Brasil habría dado la instrucción para ejecutar a los asesinos del niño boliviano Brayan Yanarico Capcha, quien murió durante un robo en la casa de sus padres en San Mateo, al este de San Pablo.

Se analiza esta posibilidad ya que la Unidad de Inteligencia de la Policía brasileña (UIP) interceptó una nota en la cárcel de Amazonas cuyo contenido indicaba órdenes para este cometido, según informó el portal brasileño Noticias R7.

De acuerdo con el contenido de la nota interceptada, la orden fue transmitida a través de un "salve general", es decir, por una organización criminal de alto nivel.

"Somos, ante todo, seres humanos que tienen familias y saben cómo nos sentimos al respecto (sobre la muerte de Bayan). No se puede tener respeto a toda persona que cometa este tipo de delitos, lo que contradice totalmente los principios básicos todos los criminales que tienen honor", dice un fragmento de la nota. "El Comando es la voz del crimen y eso (asesinato de inocentes) no lo vamos a permitir”, culmina la nota.

La orden que se transmitía en la nota estaba dirigida hacia los delincuentes de todas las prisiones de Brasil y para los miembros de la facción que están libres. La instrucción se la dio el 2 de julio, cuatro días después de la muerte del niño Brayan.

El 28 de junio, el pequeño de 5 años fue asesinado de un tiro en la cabeza por unos ladrones porque no dejaba de llorar. El hecho consternó a la región y la Policía identificó a cinco sospechosos.

Unos días más tarde encontraron los cadáveres de Wesley P., de 19 años, y Diego F. de 20. Éste último fue identificado como el pistolero que mató al niño boliviano. Los cuerpos encontrados tenían marcas de disparos y fueron encontrados en Villa Albertina, en la región de Tremembé, la zona norte de San Paulo. La identidad de los dos sólo se confirmó en septiembre después de que la Policía Civil realizara la identificación dactilar.

Los otros dos de los acusados fueron encontrados muertos en agosto pasado en una prisión víctimas de envenenamiento.

El quinto, y último integrante de la banda criminal, es un menor de edad que se encuentra internado en el reformatorio Fundação Casa, (ex Febem).

Página Siete Digital

Valorar noticia

Comentarios