García Linera justificó el presupuesto destinado a tres obras grandes

Vice rechaza las denuncias de sobreprecio de Doria Medina

El Vicepresidente afirmó que el líder opositor ha “emitido un conjunto de falsedades, mentiras y de tergiversaciones que como siempre asesinan la verdad”.
viernes, 11 de octubre de 2013 · 00:10
Nancy Vacaflor  /  La Paz
El Gobierno rechazó y calificó de "mentiras” las denuncias del líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, de  sobreprecio en tres proyectos estatales; sin embargo, el opositor insistió en la veracidad de su investigación.
En respuesta a las denuncias del supuesto sobreprecio de 382 millones de dólares, el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó   que el político opositor y empresario "ha emitido un conjunto de falsedades, mentiras y de tergiversaciones que como siempre asesinan la verdad”.
  García Linera repasó cada uno de los proyectos denunciados. En el caso del teleférico La Paz-El Alto, dijo que no se puede comparar con una similar obra en Medellín (Colombia), que costó 107 millones de dólares mientras la instalación del teleférico en Bolivia tiene un costo de 234 millones de dólares porque incluye equipos, aranceles, impuestos, supervisión y expropiación.
Además que la capacidad de transporte del teleférico de Medellín es de 29 millones de personas, mientras la de La Paz es  de 36 millones al año; las  torres del transporte en Colombia son más bajas de lo que serán en Bolivia y a esto se suma el incremento en el precio del hierro y del cemento.
 Doria Medina denunció que en esta obra hay  un  encarecimiento de  130 millones de dólares.
También explicó que en el proyecto del ingenio azucarero de San Buenaventura, que UN comparó con otro ingenio  en Santa Cruz, hay instalaciones extras como  un sistema de ozonización para clarificar el jugo, tiene dos calderos y dos turbinas para generar electricidad, y se conectará al sistema integrado. El emprendimiento de Agüai no tiene estos componentes.
   El informe de Doria Medina sugiere que en las empresas estatales hay un sistema de hipercorrupción que las autoridades deben explicar. El diputado Jaime Navarro ratificó la validez de la investigación y dijo que los detalles técnicos son confiables, y que es posible realizar una  comparación de los costos de instalación con otras plantas.
Sobre el parangón entre la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo y una australiana, García Linera criticó que los asesores "mal formados” de Doria Medina no hayan advertido que la diferencia principal es la materia prima y que en  comparación con la planta de Gabón (mencionada por UN), ésta sale más cara.
 Consideró que el líder político realizó estas denuncias debido a una "desesperación”  porque adelantó su campaña electoral con miras a las elecciones que se realizarán en octubre de 2014.

 El senador Adolfo Mendoza (MAS) informó que continúa la investigación que está realizando la comisión especial de asambleístas sobre el proceso de privatización en Bolivia, aunque ya se identificó que durante la gestión del exministro de Planificación se remataron 70 empresas departamentales y 10 empresas estratégicas ubicadas en Potosí.
Hay una investigación abierta contra el político opositor.
 
UN cuestiona las  contrataciones directas

l jefe de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, en la investigación sobre  el supuesto sobreprecio en tres proyectos del Estado, señala   que éstas se amparan en decretos de excepción, emitidos por el Gobierno para autorizar las contrataciones directas de los bienes y servicios, proceso que en su criterio es la principal fuente de los hechos de corrupción.
"El Gobierno les está permitiendo repetir los comportamientos que antes estaban vedados, como la contratación directa, sin licitación abierta y competitiva de proveedores, y como la puesta a disposición de los encargados de las empresas de enormes cantidades de dinero sin necesidad de justificación”.
Asimismo, señalan que el Gobierno ignoró la experiencia y rompió con los principios que guiaban el sistema de prevención para evitar  irregularidades.
Doria Medina insistió en que el origen de la corrupción es precisamente la falta de procesos de licitación y que los proyectos se adjudiquen por vía directa, como el caso del teleférico.
"El Gobierno está usando el dinero del país como si fuera suyo, sin la mínima apertura a la fiscalización”, sostuvo el  integrante del frente amplio.
Mediante su investigación denuncia que existe un sobreprecio de 382 millones de dólares en tres proyectos estatales, aunque el tema fue rebatido por el vicepresidente del Estado.

 
          

Valorar noticia

Comentarios