Debido a la escasa alimentación, pactaron distribuir lo que tienen

Reos de Patacamaya comparten la comida que dejan sus familias

Los 130 internos, que había hasta el jueves, reciben una taza de té con un pan, un plato al mediodía y al anochecer un mate de manzanilla. Ya se habla de hacinamiento
sábado, 19 de octubre de 2013 · 21:21
Daniela Romero / Patacamaya
Los internos del penal de Patacamaya acordaron compartir la comida que les dejan sus familias puesto que la alimentación brindada por la Dirección de Régimen Penitenciario es escasa, no alcanza para todos ni sacia. Cada interno nuevo, cuando ingresa al penal, se compromete a distribuir lo que tiene.
"Por la mañana nos dan un té con pan que a veces no alcanza. Para el mediodía  nos sirven un plato de comida para los que alcance y en la tarde nos dan un mate de manzanilla”, relató a Página Siete uno de los reclusos.
Hasta el jueves, en la cárcel de Patacamaya había 130 internos distribuidos en un bloque de 42 habitaciones que fueron convertidas en celdas. Al interior del inmueble se improvisó un patio del tamaño de una cancha de voleibol. Una malla metálica hace de muro perimetral.
El director general de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, informó que se cumple con la dotación de alimentación en ese centro penitenciario. "Ha mejorado harto la alimentación. Todos van a decir que no hay comida. Hay una cocinera, ayudan otros cuatro internos para repartir los alimentos  y hay una proveedora que siempre va al penal”, aseveró.
No obstante, la situación que relataron los reclusos contradice a las afirmaciones de Llanos. "Nosotros sabemos que estamos aquí por algo, pero nos tratan peor que a animales”, dijo otro de los privados de libertad.
Cerca de las 11:00 del jueves, una mujer llegó a la cárcel de Patacamaya, que está ubicada sobre la  carretera La Paz- Oruro, en medio de la población urbana.
La mujer ingresó a la cárcel para visitar a su esposo con sus dos hijos y con una olla de fierro. Minutos después, ella, los niños y su pareja se reunieron en una sala de visitas, degustaron pollo, unas cuantas habas y papa cocida, pero no terminaron de comer. El recluso cerró la olla y tras despedirse de su familia, se fue con la comida hasta el patio donde lo esperaban otros internos.
"Cada persona que llega al penal hace un pacto: el de compartir su comida con los demás porque la que nos dan no alcanza”, señaló Juan Carlos Sierra, un interno que fiscaliza que se cumpla con el compromiso.
Hay hacinamiento
Los reos denunciaron que el bloque de las 42 celdas está a punto de colapsar por la llegada diaria de al menos dos nuevos detenidos preventivamente. "Este lugar cada día se llena más y no hay espacio para otras personas. Apenas nos acomodamos entre todos”, lamentó un recluso que comparte un dormitorio con otros dos internos.
Un policía que prefirió no identificarse, manifestó que el estado de los baños de los reclusos "es lamentable”. "Eso ya va a colapsar porque apenas son cuatro baños para 130 internos”, aseveró.
La cárcel de Patacamaya fue inaugurada el pasado 1 de agosto. Está en un terreno de al menos 700 metros cuadrados. Desde la década de los años 90, el lugar funcionaba como un alojamiento de choferes de vehículos pesados en tránsito.
Anteriormente, el director nacional de Régimen Penitenciario manifestó que,  al margen del bloque de 42 celdas, se tenía previsto construir dos nuevas secciones más con 30 habitaciones, cada una. Sin embargo hasta la fecha no existen esas edificaciones.
La Policía en el penal tuvo que disponer de unas habitaciones a medio construir, al otro lado del bloque carcelario. En esos ambientes se improvisó la oficina del director, dos ambientes para la requisa de las  visitas, una cocina y dos salas para recibir a familiares las cuales tienen como asientos tablas de madera colocadas sobre ladrillos.
Llanos informó en julio que el penal de Patacamaya iba a albergar, en primera instancia, a 300 presos y después a 700 más. Todos los internos deben estar con detención preventiva por estar implicados en delitos menores.
"Creo que el doctor Llanos no vino a ver cómo son las celdas. Apenas estamos entrando los 130. Imagínese cómo será cuando lleguen 150 o 200 presos más”, cuestionó René Choque, otro de los delegados de los internos.
Llanos denunció que hay un complot de algunos reclusos en su contra para el cierre de la cárcel en Patacamaya. "Todo el mundo se está uniendo para cerrar Patacamaya y para que la gente siga yendo a San Pedro, donde niños han sido violados”, enfatizó.
La autoridad informó que su dirección envió 42 colchones al penal, el jueves último. Ahora "pedimos ahora a todas las entidades públicas y privadas que nos colaboren con catres y colchones para entregar a las cárceles de Patacamaya y

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias