Bebés de tres y cuatro meses quedan en la orfandad tras ‘masacre’ en Apolo

martes, 22 de octubre de 2013 · 18:07
El médico Michael Joel Olivares Alba se casó hace apenas 15 días y dejó en la orfandad a un bebé de tres meses, mientras, el suboficial primero de la Armada Boliviana Willy Yucra Mamani dejó desamparados a un niño de cinco años y a otro de cuatro meses, informaron hoy los familiares y autoridades del Gobierno, tras el arribo de sus cuerpos sin vida desde el municipio de Apolo, donde el 19 de octubre fueron emboscados por grupos presuntamente vinculados al narcotráfico.

Verónica, cuñada de Yucra, dijo con lágrimas en los ojos que el militar estaba destinado en Chapare y que recién fue ordenado por sus superiores para trasladarse a Apolo, norte del departamento de La Paz, para coadyuvar en tareas de erradicación de coca ilegal.

"Recién el miércoles a las 5:00 partió a Apolo, él estaba en Chapare y el sábado ya había ocurrido todo esto. Pedimos justicia para mi cuñado, qué va ser de sus hijos, tiene dos hijos,  uno de 4 meses y el otro de cinco años, que tanto ahora está preguntando por su papá”, afirmó.

El viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, ratificó que Yucra dejó en la orfandad a dos menores de edad y que fue asesinado después de que ha sido sometido a golpes salvajes en todo su cuerpo, en la cabeza  y encima –preliminarmente– se conoce que fue ejecutado con un disparo en la sien derecho.

La autoridad agregó que Olivares se encontraba sin trabajo y apenas hace algunos meses fue contratado para que apoye a los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta con labores de medicina.

"El médico estaba incursionando hace poco para apoyar en tareas de auxilio en la FTC, se casó hace 15 días, tiene un bebé de tres meses y (el fin de semana) le rompen la cabeza a golpes y lo ejecutan con un disparo a la altura de la nariz”, relató Pérez.

Edwin Olivares, padre del médico, agregó que a los familiares nadie les avisó sobre estos sucesos, ni siquiera mediante una breve nota y que ellos se enteraron mediante los medios de comunicación.

"El gobierno no nos pasó ni una nota. El jueves su esposa se comunicó con él, cuando nos enteramos del problema  en Apolo mediante la prensa, él ya no contestaba el celular. En principio se dijo que recibió un balazo y luego que fue arrojado de un precipicio.  Ahora lo único que quiero es llevarme su cuerpo a Cochabamba, donde la familia lo espera”, declaró el afligido padre.

Los hechos de Apolo dejaron en total cuatro muertos (subteniente Oscar A. Gironda Porrez, policía Jhonny Reynaldo Quispe Chura, suboficial Willy Yucra Mamani y el médico Michael Joel Olivares).

Los cuerpos de Yucra y Olivares recién fueron encontrados el lunes en el bosque y esta mañana arribaron en un avión Hércules a la pista de la Fuerza Aérea Boliviana en El Alto en medio de la consternación de los familiares. Mientras las dos primeras víctimas de Apolo ya fueron enterrados.

Junto a las víctimas fatales, resultaron heridas de bala 14 personas y otras 18 están contusos. El gobierno calificó el hecho como una cruel emboscada, previamente planificada y masacre armada.

ERBOL

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.
   

60
1

Comentarios