Señalan que en el área delimitada legal no debe exceder 300 hectáreas

Hay excedentes de cultivos de coca en 5 comunidades de Apolo

Según el viceministro de la Coca, Gumercindo Pucho, las comunidades con coca excedentaria son Miraflores, Copacabana, Santa Bárbara, Aguas Claras y una más.
martes, 22 de octubre de 2013 · 23:55
María Carballo / La Paz
En  cinco comunidades de Apolo, donde si bien éstas se encuentran dentro del área tradicional de cultivos de coca, exceden la cantidad de hectáreas permitidas. Esta situación llevó a que cocaleros de la comunidad de  Miraflores resistieran la erradicación de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), lo que causó los hechos violentos del sábado.
Dos militares, un policía y un médico perdieron la vida el fin de semana en esa región del norte paceño. Otros 14 miembros de la FTC resultaron heridos de bala y  hay 18 policontusos.
Un técnico del Viceministerio de la Coca explicó a Página Siete que un convenio de 2004, entre el Gobierno y los productores de coca de Apolo, determinó que se podía cultivar hasta 300 hectáreas en el área delimitada.
No obstante, de acuerdo con el estudio de monitoreo de la Organización de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDC),  en 2011 se registraron 370 hectáreas y 320 en 2012.
El viceministro de la Coca, Gumercindo Pucho, confirmó que las cinco comunidades  que exceden sus cultivos son Miraflores, Copacabana, Santa Bárbara, Aguas Claras y otra más.
"En Miraflores, donde hubo el conflicto, son 38 afiliados, con registro de catastro de 2004; actualmente son 63 productores, es el doble, eso no puede ser”, aseveró la autoridad.
Informó que el Gobierno investiga la cantidad de coca excedentaria en estas zonas.
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró el martes que el resto de las comunidades de Apolo, que suman 30, cumplen la cantidad de coca permitida, por eso la FTC no ingresa.
Cada familia tiene derecho a cultivar un cato, es decir 40 metros cuadrados, según el técnico entrevistado. Sin embargo, hay familias que tienen una hectárea, lo que representa seis catos.
En 2004, luego de la firma del convenio, se realizó un registro catastral en el área, del cual se obtuvo 1.222 productores en las 300 hectáreas legales.
Seis años después, en 2010, se efectuó un registro biométrico para comprobar que la cantidad de productores fuese la misma que en 2004. Sin embargo,  se registraron 1.993 productores.
 "Se redujo la cantidad de comunidades (a 31) porque muchos productores no quisieron biometrizarse, pero hay más productores, lo que llevó al Gobierno a investigar el excedente”, señaló el técnico.

El artículo 9 de la Ley 1008, de Régimen de la Coca y Sustancias Controladas,  establece que en la zona tradicional de cultivos se incluyen las provincias Nor y Sur Yungas, Murillo, Muñecas, Franz Tamayo (donde está Apolo) e Inquisivi del departamento de La Paz. Los cocaleros piden que se respete esta norma.

Hubo advertencia en 2010  
Un técnico del Viceministerio de la Coca informó que hace tres años los productores  del municipio de Apolo enviaron una carta al Gobierno en la que advertían que no iban a permitir que la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) ingresara en sus regiones para erradicar.
"En esa ocasión  pidieron que se incluyan como legales a 750 productores de coca en el municipio de Apolo, pero ya había concluido el registro catastral (2004) y apenas se estaba iniciando el biométrico”, señaló.
"No permitiremos la erradicación de la FTC y si intentan entrar, serán echados a la fuerza”, cita la nota enviada a la que tuvo acceso este medio.
Ante la negativa del Ejecutivo, los productores mantuvieron su posición de incrementar más miembros legales en esa región.
 La advertencia de los cocaleros no llegó a hacerse efectiva en acciones porque las autoridades convocaron a un  diálogo con los dirigentes. En junio de este año, el Gobierno inició la actualización del  registro de los productores de coca a través del sistema biométrico  computarizado.

Hay dos sectores de cocaleros
en Apolo

Sergio Mendoza / Apolo
 En el municipio de Apolo existen dos sectores de cocaleros: una federación, cuyos miembros no están registrados en el sistema biométrico del área permitida de cultivo, y los que pertenecen al Centro de Indígenas del Pueblo Lecos de Apolo (CIPLA), quienes cuentan con  carnets de registro.
Hay cinco comunidades que se niegan a ser registradas porque argumentan ser propietarias de tierras ancestrales.
"Creemos que los conflictos provienen por la división de los productores de la hoja de coca, eso trajo estas consecuencias, unos que están biometrizados y otros que son ancestralmente legítimos porque la ley les protege”, informó el representante de la Asamblea Permanente de  Derechos Humanos de La Paz (APDHLP), Julio Víctor Miranda.
Varios pobladores de la comunidad Miraflores, lugar donde el pasado sábado murieron cuatro personas y resultaron heridas más de 20 personas,  aseguraron que no están dispuestos a acceder a la biometrización.
Sólo buscan el cumplimiento de la Ley del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas 1008, que considera a este sector como zona de producción tradicional.
Las comunidades que se resisten al registro biométrico están afiliadas a la Federación de Campesinos de Apolo. Mientras que CIPLA, creada en 1997,  abarca a 21 de las 83 comunidades de la provincia Franz Tamayo.
Zulma Toro, de la Federación de Campesinos de Apolo, denunció que los afiliados a CIPLA no pertenecen a Apolo pero se consideran originarios.
Aseguró que los que tienen el carnet de registro están vinculados estrechamente con el Gobierno y con los militares, "por eso están persiguiendo a los dirigentes de la federación”.
Además, los cocaleros que no están registrados no están de acuerdo con el cato de coca (40 metros cuadrados) que está permitido para cada familia.
Señalan que en ese terreno no producen coca como  lo hacen los otros comunarios que tienen carnet para esa actividad.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios