Cecilia Luisa Ayllón Quinteros, ministra de Justicia

Con la institucionalización tendremos una justicia fuerte

Autoridades del Órgano Judicial se reunieron en Sucre para tomar acciones que les lleven a mejorar su imagen. Ayllón explica los pasos que se darán
jueves, 14 de noviembre de 2013 · 23:37
Beatriz Layme  / La Paz
El presidente Evo Morales, la Iglesia Católica, el defensor de Pueblo y otras entidades expresaron en los últimos días  críticas al sistema judicial. Abrumadas ante estos cuestionamientos,  autoridades del Órgano Judicial se reunieron el  lunes en Sucre para trazar "líneas de acción” que los conduzcan a lavar su imagen.
Página Siete entrevistó a la ministra de Justicia, Cecilia Ayllón, quien participó en el encuentro, para que explique en qué consisten esas acciones y en qué tiempo prevén implementarlas.
Entre otras cosas, afirmó que los mejores abogados deben formar parte del Órgano Judicial. Para eso, su ministerio y las entidades que forman parte del Órgano Judicial determinaron institucionalizar los cargos de jueces, fiscales y de todos los recursos humanos del aparato judicial.
El Órgano Judicial está sacudido por la falta de confianza de la población, y ustedes tienen un plan de acción para mitigar esa percepción. ¿Qué incluye ese plan de acción a corto plazo?
Se refiere a los recursos humanos, la justicia indígena originario campesina y el presupuesto.
¿Cómo trabajarán en esas áreas?
En el eje de los recursos humanos habrá exámenes de competencia y concurso de méritos. Los mejores abogados serán parte de este sector y llegaremos a eso a través de la institucionalización total de cargos.
Además, está la capacitación de todos los operadores de justicia: jueces, fiscales, abogados y defensores. También se busca cambiar los currículos académicos y de contenidos de los programas en las escuelas de jueces, de fiscales, de gestión pública y, sobre todo, en las universidades (carreras de Derecho) a través de convenios interinstitucionales.
En lo que toca al segundo eje temático (justicia indígena), se plantea el pluralismo jurídico que sea visibilizado a través de la difusión, ejecución y capacitación en torno a la Ley de Deslinde Jurisdiccional.
Hay la necesidad de que este deslinde jurisdiccional llegue sobre todo a los jueces, fiscales y abogados defensores, de tal manera que exista respeto en ambas jurisdicciones.
El tercer eje –el del presupuesto– es algo realmente sensible, pero hay el compromiso firme de las máximas autoridades de priorizar el presupuesto para la parte sustantiva. Es decir que el dinero se use para impartir justicia en un 80% y para el pago de los funcionarios administrativos en un 20%.
¿Y ya tienen plazos para esas acciones?
La primera semana de diciembre nos volveremos a reunir para ver cuánto han avanzado cada una de las instituciones en la mejora de la justicia. En esa reunión veremos las fechas de las convocatorias para la institucionalización de los cargos. Todas las autoridades judiciales han coincidido en que a través de la institucionalidad tendremos una justicia fuerte.
La población no  confía en la justicia…
Quiero decir que hay una propuesta interesante del Tribunal Supremo de Justicia, que consiste en trabajar en un Código de Ética del Servidor Judicial que involucre no sólo a los jueces, fiscales o personal de apoyo, sino sobre todo a los magistrados para que sus acciones estén enmarcadas en la ética judicial, que involucra fundamentalmente lo que es el comportamiento mientras se imparte justicia.
También existe el compromiso de diseñar el perfil del juez ciudadano, del fiscal, del defensor público y del abogado, que en términos generales ya está planteado en la Ley de la Abogacía.
¿Cómo descongestionar la enorme carga laboral?
El Consejo de la Magistratura y el Tribunal Supremo de Justicia plantean una reingeniería en el tema, lo que para nosotros es una redistribución de la carga procesal, de manera que no tengamos jueces que en todo un año hayan visto una o dos causas y ganaron exactamente igual que los jueces que atendieron entre 200 o 300 causas judiciales.
 El Órgano Judicial está marcado por peleas internas, ¿esa situación no entorpecerá los cambios que prevén implementar?
 Los problemas internos entre autoridades judiciales no afectarán esta voluntad de cambiar la justicia.
Hemos percibido que algunos están en una total campaña política y realmente eso apena mucho. Lamentablemente, a partir del Ministerio de Justicia no podemos hacer nada frente a esa realidad que estamos palpando día a día.
El magistrado Gualberto Cusi le pidió  su renuncia.
Él mostró que no tiene información de lo que se ha hecho, al mencionar que por primera vez conoce el plan sectorial.

Y lamento ese hecho (pedido de renuncia), pero no puede desalentarnos. Consideramos que esos hechos se irán terminando una vez que se ejecute el plan.

HOJA DE VIDA

Inicios  Nació el 21 de junio de 1959 en la provincia Cercado del departamento de Oruro.
 Estudios   Estudió Derecho en la Universidad Mayor de San Simón. Tiene posgrados en Derecho Procesal Penal y Derecho Penal Económico.
 Carrera Fue diputada del  MAS en las gestiones 2010 y 2012.

 

 


   

60
1

Comentarios