Rebeca Delgado, diputada del MAS

“Estamos frente a un gran riesgo de fraude y de autoritarismo”

La diputada señala que no hay intención de candidatear sino armar un proyecto a largo plazo
sábado, 16 de noviembre de 2013 · 21:48

Página Siete / La Paz
Rebeca Delgado, la expresidenta de la Cámara de Diputados que ahora milita en el grupo de los  librepensantes  y disidentes del Movimiento Al Socialismo (MAS), sostiene que Bolivia enfrentará en las elecciones de 2014  "un riesgo muy fuerte de fraude y, más que de fraude, de autoritarismo”, debido a que "hay una enajenación (...) una angurria de poder de parte de una cúpula impostora que se ha apropiado del proceso”.
En la entrevista de los desayunos de Página Siete, la parlamentaria dijo que el grupo de "desencantados” del MAS está trabajando en el tema ideológico, en la elaboración de un programa, y que después analizará la creación de una estructura política y verá la cuestión de las candidaturas para  2014.
Página Siete.- ¿Qué significa ser librepensante bajo el gobierno del MAS?
 Significa haber retomado la posibilidad de tener autonomía, soberanía, independencia, para decir lo que se tiene que hacer en el ámbito político. Eso básicamente tiene que ver primero con la Constitución Política del Estado, el respeto  a los derechos humanos, a los principios y valores, tanto como mujer o como diputada.
Página  Siete.- Cuando  se integró al MAS, al proceso de cambio, ¿se enteró de que había  verticalismo, un centralismo democrático, como dijo el Vicepresidente, y que los librepensantes, los que no estaban de acuerdo con la dirección, debían retirarse y abandonar el barco?
Todo lo contrario. Lo que aprendí de la Asamblea Constituyente es la construcción colectiva de las cosas. En eso jamás hubo  verticalismo, sino más bien una construcción colectiva. Nuestra Constitución salió, en primer término, con más de 700 artículos,  había participación ciudadana. Nunca hablamos de verticalismo ni de centralismo democrático. Creo que la riqueza de la  Asamblea Constituyente estaba en la participación de los dirigentes sindicales, de las organizaciones, autoridades originarias. Nunca pensamos  en verticalismo ni centralismo democrático, pero después, cuando se transa la Constitución en el Congreso, cuando la cúpula toma determinaciones, nos damos cuenta de que hubo una traición a los principios que nos dieron nacimiento. Por eso creo que no está gobernando el MAS ni las organizaciones sociales; los que están gobernando son una cúpula impostora que se ha apropiado del proceso y que a todo el que piensa   diferente se le acosa, se le acusa de cualquier delito, se lo persigue. Lo que estamos viviendo es preocupante porque se está atentando contra la democracia.
Página Siete - ¿Cree que es posible una rectificación para reencauzar el "proceso de cambio”?
Lo veo muy difícil porque el Presidente no va a cambiar a esa cúpula, está muy encaramada en el poder. Hay una enajenación, una angurria de poder. Hemos llegado a lo mismo que otros gobiernos neoliberales. El Gobierno es una minoría que gobierna utilizando a las mayorías.
Página Siete - ¿Usted traicionó al MAS?
Los que han traicionado al MAS son ellos. Los que han traicionado al MAS son esa cúpula gubernamental, primero porque ninguno tiene registro en el MAS. Yo tampoco lo  tengo, pero  continúo con la misma ideología política.
Página Siete - ¿En qué estado está el grupo político de los llamados  librepensantes, los disidentes  del MAS? ¿Es un grupo de reflexión, de estudio o hay alguna perspectiva de organización de  cara a las elecciones?
Se inició como un colectivo de reflexión. Buscábamos la reconducción del proceso, queríamos que el Presidente nos escuche y que vea lo que está mal, que se dé cuenta de que tenía llunkus a su alrededor. Lamentablemente vimos que, en vez de ser aceptados, de abrirse al debate, como dijo en una reunión de bancada el propio Vicepresidente, se cerraron todas las posibilidades. Más bien lo que trataron es inventarnos cualquier tipo de procesos, involucrarnos con hechos delictivos. Entonces, lo que han hecho con tanto ataque es cohesionarnos. Ahora somos tres generaciones de disidentes. Los que han sido denominados resentidos, están los desencantados y los disidentes librepensantes. Todos hemos terminado siendo un colectivo. Queremos la recuperación ideológica de lo que  tiene que ser una fuerza política progresista.
 Página Siete - ¿Están apuntando a 2014?
 Estamos apuntando a la formación de un  proyecto político a largo plazo que tenga que ver básicamente con un plan de gobierno y un programa, viendo lo que no ha hecho el actual Gobierno. Nos han hecho creer que se ha cumplido la agenda de octubre. No es así. Nos han hecho creer que se ha cumplido con la Constitución. No es así. Estamos haciendo propuestas específicas respeto al cambio de la matriz productiva, por ejemplo. Queremos reflexionar sobre el modelo extractivista. Son cinco ejes temáticos que los hemos trabajado, yo diría sencillos, pero que determinan un plan. No estamos pensando  todavía en afanes electorales, por eso no hemos hablado de candidaturas con nadie y a todo el que se acerca a nosotros le decimos que lo importante es la recuperación de la ideología política, la recuperación de la ética.
Página Siete – Pero, siendo un proyecto a largo plazo, hay un  tránsito inevitable por las elecciones  y eso no se puede  eludir.
  Lo primero que  vamos a hacer  es cerrar el tema ideológico, después veremos las estructuras políticas. Estas coincidencias programáticas se están viendo con algunas otras agrupaciones políticas. Por el respeto a la confidencialidad con la que estamos  trabajando, no podría adelantar nada, pero estamos trabajando en ello. Inevitablemente se va a llegar al tema de las estructuras políticas, al tema de las candidaturas, inclusive al de las personerías jurídicas, pero para nosotros lo más importante y lo prioritario es el tema ideológico.
Página  Siete - Se dice que usted ya tiene un puesto junto a Juan Del Granado. Por lo menos estaría siendo considerada para la Vicepresidencia.
Primero, nunca he recibido invitación, nunca me han invitado a nada. Lo que sí hemos visto es esto de las ideologías y pasarnos nuestros programas. Yo creo que aquí tendríamos que cambiar la forma de enfocar las cosas. Todo  el mundo está preocupado por los candidatos, pero lo que debería preocuparnos es qué se ofrece al país y cómo se garantiza que se va a cumplir esa oferta. Lo que estamos viendo es una especie  de desesperación por mostrar  a los candidatos, y como la Constitución dice que tiene que haber mujeres, parece que hasta se incurre en bromas. Escuché en la radio: ¡se busca mujeres!, como en un  aviso de publicidad. Nosotros creemos que es un simple tema de formalidades. Si las mujeres estamos incursionando en política, no es para ser relleno ni para estar en las listas para cumplir la paridad. Los primeros que han incumplido la  paridad y la alternancia son precisamente los candidatos del MAS. Uno de ellos tendría que llevar falda.
Página Siete - En víspera de la aprobación de la Constitución hubo una concesión a la oposición para la no reelección…
Ésa ha sido una de las mayores demostraciones de incoherencia. Si uno ya no va a poder creer en la palabra del Primer Mandatario, yo lo respeto muchísimo, respeto su trayectoria sindical, pero no pudo haberse desdicho. En la Constitución aprobada en  Oruro, la disposición transitoria segunda decía "los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución no serán tomados  en cuenta”. Le quitaron el "no” y aprobaron sin el "no” y la aprobamos todos los bolivianos sin el "no”. Ésta sería la tercera elección del presidente Morales. Lo que han hecho de manera muy forzada va a traer en el futuro responsabilidades. Es la ley de aplicación normativa que han elevado en consulta al Tribunal Constitucional. Lo que esa ley es modificar la Constitución para garantizar la reelección de Evo Morales y García Linera. Es el mismo Vicepresidente el que hace la consulta. ¡Miren qué bonito! No había lugar a la reelección, pero además tendría que  haber paridad y alternancia. En realidad, nos ponen en una situación de tercera reelección y ponen a dos varones.
Página Siete - Hay quien piensa que el MAS no logrará los dos tercios.
Yo creo que no lo va a lograr, casi lo puedo asegurar, no va a haber dos tercios en la Asamblea Legislativa. Precisamente  por eso han hecho esa ley de redistribución de escaños. Lo que se hace eliminar siete uninominales y aumentar siete pluris para que vayan colgados del poncho del Presidente, porque ahí tiene el voto duro. No va a haber los dos tercios. Lo que están queriendo con ello es garantizar la mayoría y básicamente la gobernabilidad. En este momento ya no hay dos tercios. Lo logran a partir de comprar con cualquier cosita a quien sea. Por ejemplo, ahorita para mi expulsión, no hay los dos tercios.
Página  Siete - Usted ha dicho que Álvaro y Evo están "embriagados de poder” y están mirando el 25. ¿Cómo puede la oposición restarles votos, con un frente amplio, con varios partidos?
Lo que creo es que ellos están jugando a los 10 años. Por una parte está la reelección que es inconstitucional y por otra están pensando en la modificación de la Constitución, que recién vendrá. Van a garantizar 10 años de gobierno de Evo Morales y de su cúpula. A la oposición la noto muy funcional al gobierno. No noto una oposición verdadera. Por ejemplo, en la ley de redistribución  de escaños los principales opositores estaban en EEUU, no estaban peleando el espacio democrático. El Frente Amplio es una juntucha sin planes programáticos. Costas lo único  que tiene es el apoyo de Santa Cruz. Todos los que queremos precautelar la democracia, ante 10 años de un Gobierno totalitario que se olvidó de la Constitución, debemos garantizar el control electoral.

"El Presidente no va a cambiar a esa cúpula, está muy encaramada en el poder. Hay una enajenación”.

Una diputada  librepensante  en
dominios plurinacionales
Rebeca Delgado no se muerde la lengua a la hora de hablar del Gobierno, al que califica de "impostor”, que "no tiene nada de socialista”. Integrante de la Asamblea Constituyente y presidenta de la Cámara de Diputados, abandonó las filas masistas en medio de un duro altercado con el ministro Carlos Romero, quien llegó a menospreciar sus dotes intelectuales y académicas después de que impugnara por inconstitucional un proyecto de ley  remitido por el Ministerio de Gobierno. La disidente habla de "traiciones” a la ideología y a los principios del MAS. Dice que la primera gran traición es no creer en el Estado Plurinacional, otra no cumplir con la Constitución en los cambios estructurales previstos.
Reacciona con humor a las críticas y acusaciones que recibe  y revela que sus primeras disidencias se registraron  durante la Asamblea Constituyente, cuando algunos operadores del Gobierno, encabezados por Santos Ramírez, intentaron pactar con el MNR los dos tercios. "Fue un primer punto de quiebre”, dice. "Hice las observaciones al propio presidente Evo en una reunión de bancada y fueron aceptadas, porque mi posición era principista ”.
Ya en la Cámara de Diputados, dice que tuvo muchos problemas porque observó algunas leyes, como la 007, que sometía la justicia indígena a la ordinaria, y la de deslinde jurisdiccional. "Tuve problemas con Héctor Arce, fueron intrigas, mentiras”, afirma.

 

 


   

60
1

Comentarios