Hasta 2012 había 25.300 ha de la hoja, pero se requieren14.705 ha

En el país se cultiva más coca que la requerida para consumo

El informe integral señala que hay una demanda anual de 20.690 toneladas para tres usos: 19.138 en hogares, 1.479 en el comercio de frontera y 73 para la industrialización.
sábado, 16 de noviembre de 2013 · 22:24

Página Siete  / La Paz
El Estudio Integral de la Demanda de la Hoja de Coca en Bolivia, presentado el miércoles y financiado por la Unión Europea (UE), señala que en el país se necesitan 14.705 hectáreas para el consumo. Sin embargo, la oficina de control de drogas de la ONUDC Bolivia estableció en 2012 que hay 25.300 hectáreas plantadas de coca, lo que reflejaría un excedente de 10.595 hectáreas ilegales, que se presume destinados a la fabricación de cocaína y sujetas a erradicación por parte de programas que lleva adelante el Gobierno.
La Ley 1008 o ley de sustancias controladas (1988) establece que se consideran cultivos legales los existentes hasta un límite de 12.000 hectáreas, ahora ese límite superó 2.705 hectáreas más.
Los cocaleros exigieron en varias ocasiones al Gobierno que el límite legal de las plantaciones de coca se incremente de 12.000 a 20.000 hectáreas, para lo cual sería necesario una modificación de la actual Ley 1008.
El propio Estudio Integral indica que en Bolivia hay una demanda anual de 20.690 toneladas para la comercialización y al menos tres usos legales: 19.138 toneladas en los hogares, 1.479 en el comercio de frontera y 73 toneladas destinadas a la industrialización, en su mayoría de empresas casi familiares.

Tres de cada 10 consumen
En cifras globales, la encuesta determinó que al menos tres de cada 10 bolivianos consumen hoja de coca de manera habitual y tradicional, señala el informe del Ministerio de Gobierno. La población estimada de consumidores para el año 2012 es de 3.082.464 personas, de un total de 10.027.000 habitantes en Bolivia (censo 2012).
En el país se permite el consumo legal de la hoja de coca para infusión, mascado y rituales religiosos y se  llevan adelante iniciativas para evitar que la coca  sea destinada a la fabricación de droga.
 El ministro de Gobierno Carlos  Romero explicó que en el área urbana se consume 67% de la coca y 33% en el área rural.
El estudio identifica 17 puntos fronterizos donde circula la   coca;  de acuerdo con la muestra predomina   un 60%  en la distribución en la población fronteriza, mientras que   el  40%  se desplaza a puntos fronterizos contiguos al territorio nacional.
Estos 17 puntos  son:  En La Paz: Puerto Acosta, Desaguadero, Copacabana y Khasani. En Santa Cruz: San Matías, Puerto Suárez, Puerto Quijarro. En Tarija: Comunidad la Mamora, Mecoya, Bermejo, Yacuiba, San José de Pocitos, D’Orbigny y Esmeralda. En Oruro: Pisiga. En Potosí: Uyuni y Villazón. En Beni: Guayaramerín. Y en Pando: Cobija.
Informe no es vinculante
El ministro afirmó el miércoles que el estudio integral no  es vinculante (o de aplicación obligatoria) y no está en la agenda la aprobación de una nueva ley de la coca. "Cualquier estudio da una referencia sobre el volumen y la superficie para el consumo interno. Es un trabajo técnico para asumir decisiones políticas, pero el estudio no es vinculante”, dijo Romero e indicó que "en algún momento sí (servirá de base), pero no

Industriales apoyan la despenalización
 La despenalización de la coca es indispensable para su industrialización, y los derivados podrían convertirse en los principales productos de exportación,  dijo el miércoles el  presidente de la Cámara Nacional de Industria (CNI), Mario Yaffar, a la ANF.
"La industria está a favor de toda la industrialización, tanto de la hoja de coca como del litio y como de todos los productores que se pudiera encarar”, dijo. En tanto que el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Daniel Sánchez, respondió: "No opinamos sobre el tema de la coca, es un tema político”. Las consultas a ambos empresarios se realizaron después de conocerse el estudio gubernamental sobre el consumo de la hoja de coca en Bolivia. Se dice que se requiere cultivar 14.705 hectáreas, lo legal son 12.000 que fija la Ley 1008.
"Si se consiguiera la despenalización”, entonces "este recurso sería importantísimo y permitiría su industrialización”, manifestó Yaffar. "Habrá que ver cuáles son las perspectivas”, dijo Sánchez al ser consultado respecto al interés de los empresarios bolivianos en la industrialización de la coca. Yaffar llamó la atención sobre el cuidado que se deberá tener con los "productos químicos que tiene la hoja de coca”.

 

 

 


   

60
1

Comentarios