Luis Arce Catacora, ministro de Economía y Finanzas

“No hubo ningún retroceso ante los empresarios para el acuerdo”

El ministro Arce dice que el doble aguinaldo es la medida más responsable que se ha tomado
sábado, 30 de noviembre de 2013 · 22:03
 Página Siete/La Paz
El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, afirmó que el acuerdo alcanzado con los empresarios para el pago del doble aguinaldo "es un acierto para el Gobierno nacional” y que "no hubo ningún retroceso” por parte de las autoridades en la ampliación del plazo  para cumplir con la obligación laboral hasta el 28 de febrero.
"Había voces dentro de la Confederación de Empresarios que nos decían que retrocedamos en la medida.  Nosotros dijimos no”, declaró el ministro en una extensa entrevista concedida a Página Siete el viernes pasado. "Hubo una aceptación de que no tenían liquidez, sabiendo que tienen las ganancias, pero no tienen la plata para cubrir el pago hasta el 31 de diciembre”, subrayó. Durante la entrevista, rechazó que la concesión del doble aguinaldo tuviese una motivación electoral y afirmó que es "la medida más responsable” que ha adoptado su Gobierno, porque tomó en cuenta el crecimiento económico y el índice inflacionario. "Uno puede darse el lujo de gastar cuando genera ingresos”.
Página Siete - Una semana difícil, ministro, con las protestas de los jubilados en la calle…
Lamentamos la actitud que han tomado nuestros  abuelitos. Éste debe ser uno de los gobiernos que más ha apoyado a la gente de la tercera edad. Los hemos apoyado desde 2006, cuando acordamos con la Confederación de Jubilados darles en comodato el inmueble que están  ocupando al lado de Tránsito. En el 2006 hicimos la política social para los niños con el Juancito Pinto y la política inmediata para los viejitos fue la Renta Dignidad. Yo recuerdo que en 2007, 2008, yo estaba de Quijote frente a las gobernaciones de ese momento que estaban en la oposición. Al final logramos el aporte del 30% del IDH para la Renta Dignidad. Incrementamos las rentas como nunca. El 2005 el Estado gastaba 2.500 millones de bolivianos en la renta de los viejitos, que eran 139 mil en el sistema de reparto; ahora son cerca de 120 mil y estamos gastando 7.700 millones de bolivianos.
Página Siete - Usted está desde el minuto cero del Gobierno, ¿éste ha sido el momento más difícil que le ha tocado gestionar?
 No, hemos tenido años más difíciles. Los años más complicados han sido 2007, 2008, cuando teníamos una "media luna” queriendo hacer luna llena. Han sido los momentos más difíciles no solamente para mí, sino para todo el Gobierno.
 Página Siete – Nos referimos a los problemas de orden económico…
 Para nada. Yo creo que el modelo económico ha empezado  a consolidarse. Lo impulsamos el 2006. Como es normal, no se tuvo grandes resultados el primer año; en el segundo, más. En esa etapa teníamos la pelea política. Recuerden que el 2007, con la inflación, decían que manejábamos mal la economía, decían que estábamos en piloto automático, que no había ningún cambio, porque el crecimiento estaba cerca del 5%, la inflación en 4,2%, cifras muy parecidas a las de 2002. Parecía que nosotros no habíamos hecho nada y habíamos implementado las trasformaciones profundas que, por supuesto, no tienen resultados inmediatos. Estaba la nacionalización de los hidrocarburos, que la prensa especialmente daba como una mala señal. En octubre del 2006 implementamos nuestro Juancito Pinto, nuestra primera política. Estábamos expandiendo la demanda interna, que es parte del modelo  económico social comunitario productivo  que estamos implementando con éxito, a base de los recursos  naturales del país, a la apropiación por parte del Estado de ese excedente, la redistribución del ingreso para construir la Bolivia industrializada y resolver los problemas sociales.
Página Siete – ¿Cuál es su balance después de que se  llegó al acuerdo con el sector privado?
 Es un acierto para el Gobierno, porque en las reuniones que hemos tenido con el sector privado había voces dentro de la Confederación de Empresarios que nos decían que retrocedamos en la medida. Así empezaron las negociaciones. Nosotros dijimos no. Dijeron que iban a tomar medidas, tienen  todo su derecho, pero nosotros tenemos el derecho de defendernos. Tenemos todo el derecho de implementar todas las medidas que creamos convenientes para beneficiar a los trabajadores. ¿Quieren pleito jurídico?, lo tendrán, no vamos  a retroceder. Y ahí empezaron a flexibilizar sus posiciones. En el comunicado que sacaron el día de la aprobación de la medida, la rechazaron, y ahora han dicho que van a  pagar, que solamente necesitan un plazo porque su flujo de caja no les iba a aguantar. Comprendimos ese planteamiento. La firma del acuerdo implica un compromiso de pagar hasta el 28 de febrero, pero pagarán. Con la microempresa se ha llegado a un acuerdo. Todos los frentes han ido cerrando.
Página Siete – Queda los jubilados...
Ahora surge este conflicto de los abuelitos que es nuestra preocupación. Aquí acudimos al buen criterio de los papás que son los abuelitos, porque con esta medida se está beneficiando a sus hijos, a sus nietos, y no puede haber tanto egoísmo. La plata llega también a los viejitos. Ya les hemos dado su Renta Dignidad.
Página Siete - ¿Qué tan intempestiva ha sido la decisión del doble aguinaldo? Muchos empresarios han cuestionado el que no se les haya consultado.
El Gobierno puede tomar las definiciones el momento que quiera. Cuando nacionalizamos los hidrocarburos tampoco consultamos a nadie. El Gobierno tiene toda la potestad  para tomar decisiones en el momento que crea oportuno. La medida se viene trabajando desde hace un año y medio. Primero nace como un incentivo al sector público, donde habíamos restringido los salarios, y en alguna medida muchos de los técnicos de los ministerios se fueron al sector privado, no solamente por los mejores salarios, sino también porque el sector privado está creciendo y necesitan profesionales. El presidente Morales me dijo ve buscando la medida para dar un incentivo a los trabajadores estatales y esa medida ha ido madurando todo este tiempo. Nosotros teníamos que confirmar dos cosas, primero, estar seguros de que el crecimiento de la economía iba a estar en los parámetros que estamos viendo.
A fines de septiembre, confirmamos que el crecimiento iba a estar por encima del 4,5%. El segundo elemento que queríamos confirmar era la inflación. Teníamos que ver los resultados de esas medidas, porque si las medidas que tomábamos no eran acertadas, íbamos a meter leña al fuego. Los datos del mes de noviembre confirman que la inflación prácticamente va a ser de 0%. Con esos  elementos recién podíamos lanzar la medida, que esté basada en todo lo contrario de lo que han dicho los opinadores. ¿Quién es irresponsable? Esta es la medida más responsable que hemos tomado, verificando el verdadero crecimiento de la economía, verificando que las medidas antiinflacionarias han dado resultado.
Página Siete - Los cargos jerárquicos están excluidos…
 No están excluidos. No es obligatorio pagarles, que es muy diferente, porque puede haber empresarios que quieran negociar con su personal jerárquico. No les podemos restringir, pero tampoco les podemos obligar. A nosotros no nos interesa mejorar el ingreso del personal  jerárquico de ninguna empresa, somos sinceros; quien nos interesa es la gente de abajo.
Página Siete – ¿Cuál es el costo de la medida para el erario?
Este año será el octavo consecutivo que vamos a tener superávit. Aquí no hay piloto automático. Uno puede darse el lujo de gastar cuando genera ingresos. La recaudación tributaria ha crecido este año 20%. Y no estoy hablando  de la renta petrolera o minera. De la renta petrolera queda para el Tesoro el 18%. Todo se distribuye entre los departamentos, municipios, Fondo Indígena, universidades. ¿Cuál es la principal fuente de ingreso del Tesoro? Nuestros impuestos, que nosotros hemos hecho crecer. El año 2005 el país recaudaba 15.000 millones de bolivianos. Ahora recaudamos más de 50.000 millones de bolivianos. Eso es gestión. Si generamos ingresos, podemos gastar. Para el Gobierno central  el gasto no va a superar los 380 millones de bolivianos. El grueso de los pagos está en las empresas públicas, en las gobernaciones, en los municipios. Si se suma todo el sector público, el gasto será de 1.000 a 1.200 millones de bolivianos.
Página Siete - Se critica la visión cortoplacista de este tipo de medida, porque también hay necesidades en salud, educación, etcétera que  no se cubren…
No es que no haya plata en los ministerios para este tipo de proyectos. Vea usted la ejecución de las gobernaciones. Es una vergüenza: Santa Cruz, 38% de ejecución, es una vergüenza; la Alcaldía paceña, una de las que menos ejecuta y más plata recibe. Primero que ejecuten. ¿Si no se ha ejecutado, es lógico que le dé más dinero? Pero, más allá de esto, ésta es una política redistributiva de los ingresos que la empezamos el 2006, que genera demanda interna, que es el motorcito del crecimiento, del desarrollo. Si hoy los bolivianos estamos así, no es gracias al modelo neoliberal, es gracias al modelo que implementamos desde el  2006. Esto tiene un efecto multiplicador. Cuando a la familia se le mejora  el ingreso, mejora su acceso a muchas cosas, a la educación, a la salud, mejora todo y no tiene que estar dependiendo del paternalismo del Estado.
Página Siete – El Gobierno dice que el sector privado ha ganado 4.011 millones de dólares hasta  octubre, pero con la ampliación del plazo y el hecho de que el doble aguinaldo no sea obligatorio para los cargos jerárquicos, parecería que el Gobierno cedió mucho ante los empresarios.
No, es un tema financiero, nada más. Ellos han dicho: reconocemos que tenemos utilidades, hemos ganado, pero no tenemos liquidez. Por ejemplo, en Santa Cruz, en la CAO me dicen que su margen de ganancia es de 40%. No tienen derecho a decir que no han ganado, pero me dicen: mi cosecha la voy a vender en abril, mayo o junio, y recién entonces voy a recibir la platita. Es cierto, los ciclos agrícolas son así. Entonces dijimos, okey, tomen el plazo que necesitan por esta única vez, no para toda la vida. El próximo año tendrán que calcular sus provisiones, ya no habrá este plazo. No hubo ningún retroceso, hubo una aceptación de que no tenían liquidez, sabiendo que tienen  ganancias, pero no tienen la plata.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

60
1

Comentarios