Los efectivos policiales impiden a la nueva directiva ingresar al lugar

Policía resguarda el Conamaq, pese a que allí no hay masistas

La Policía dijo que resguarda el lugar para evitar enfrentamientos entre dos grupos del Conamaq, sin embargo, no hay nadie afín al MAS, que es del otro bando.
lunes, 16 de diciembre de 2013 · 23:51
Beatriz Layme / La Paz
Por quinto día, la nueva directiva del Consejo Nacional de  Ayllus y Markas  del Qullasuyu (Conamaq), contrario al partido gobernante, se vio impedida de ingresar a su sede, que se encuentra custodiada por efectivos policiales con el argumento de evitar un enfrentamiento entre indígenas de tierras altas.
Sin embargo, Página Siete pudo constatar ayer que en el lugar sólo están la nueva directiva y los suyus (naciones) que la respaldan, y no hay nadie del lado contario, que es afín al Gobierno.


Efectivos policiales que se encuentran en puertas de la sede del Conamaq informaron que no abandonarán el lugar hasta que sus superiores –sin especificar quiénes–  así lo ordenen, porque la misión es evitar un enfrentamiento, como ocurrió el martes 10 de diciembre.

El pasado martes, un grupo liderado por Hilarión Mamani, de la línea del partido oficialista, intentó tomar por la fuerza la sede del Conamaq tras elegir a su nuevo jiliri apu mallku (máxima autoridad) del Conamaq.
Ese grupo no logró su objetivo ante la resistencia de representantes de los 16 suyus (naciones indígenas) críticos a la gestión de Gobierno, que el viernes eligió a sus nuevas autoridades: Freddy Bernabé y Cancio Rojas.
 

El jiliri apu mallku del Conamaq, Freddy Bernabé, electo el  viernes en el Jach'a Tantachahui (Gran encuentro) que se realizó en el coliseo de la UMSA, afirmó que la Policía utiliza un pretexto "sin sentido” porque el grupo liderado por Hilarión Mamani "desapareció”.

"No existe peligro de enfrentamiento. Acá estamos las verdaderas autoridades originarias de los 16 suyus, ¿dónde está el otro grupo? El Gobierno nos quiere acallar, cansar, pero no lo logrará”, sentenció Bernabé.   

Mientras el arquiri (segunda autoridad) Cancio Rojas explicó que la postura del Gobierno responde al apoyo que brindó el Conamaq a los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que marcharon en 2011 y 2012 contra el proyecto de construcción de la carretera Villa Tunari –San Ignacio de Moxos.   
"Apoyamos al TIPNIS para que haya consulta, porque era defender también las tierras altas. Si agreden al TIPNIS, también agreden el Mallku Cota (Potosí) y ésa es la bronca del Gobierno. Dicen que habrá enfrentamientos pero, ¿con quién?, ¿con fantasmas?”, ironizó Rojas.
En la misma línea, el exdirigente Félix Becerra aseveró que el Gobierno, con la presencia de efectivos policiales, busca amedrentar a los dirigentes. "Dicen que hay riesgo de enfrentamientos. Aquí sólo veo a policías y a originarios”, dijo.

El dirigente del Conamaq afín al MAS Jhonny Huanca confirmó que decidieron replegarse para evitar enfrentamientos.    "Vimos por conveniente alejarnos de la sede del Conamaq.  Somos de la cultura del diálogo e insistiremos en eso”, dijo.

 Ambos grupos piden intervención del defensor

Los dirigentes del Consejo Nacional de  Ayllus y Markas   del Qullasuyu (Conamaq), afines al MAS, y los críticos a la gestión de Gobierno de Evo Morales coincidieron en pedir la presencia del defensor del Pueblo, Rolando Villena, o la Asamblea de Derechos Humanos, para que medie en el conflicto interno.
    El dirigente cercano al MAS Jhonny Huanca informó que enviaron una carta al defensor del Pueblo para que intervenga en el conflicto y así el nuevo jiliri apu mallku, Hilarión Mamani, electo el pasado martes,  asuma el mando del Conamaq.
    "Está en manos del defensor del Pueblo, pero si no puede él, pedimos a los tatas de los suyus que convoquen a un consejo de consejos para solucionar este problema”, manifestó Huanca.
Mientras el exjiliri apu mallku del Conamaq  Félix Becerra  afirmó que los indígenas de tierras altas son de la cultura del diálogo y que todo conflicto debe ser solucionado por esa vía.
"Somos hermanos y mediante el diálogo vamos a solucionar este problema interno. Siempre hay disidentes en una organización. La presencia del defensor del Pueblo o de Derechos Humanos ayudará a solucionar este conflicto”, dijo Becerra.
Pero afirmó que las únicas autoridades reconocidas son Freddy Bernabé y Cancio Rojas, porque fueron electos por representantes de los 16 suyus afiliados al Conamaq, según el reglamento indígena de las tierras altas.

Nación Quillacas amenaza  con bloquear el Rally Dakar

El curaca de la Nación Quillacas, Guillermo Flores,   amenazó con no permitir el paso del Rally Dakar 2014 por la TCO de Tolapampa, Potosí, por el daño ambiental que provocará en su región.
El dirigente explicó que la competencia del Dakar "generará daños ambientales por tierra y aire”, debido a que los animales  no están acostumbrados al ruido y "peor será para los animales silvestres, lo que provocará estampidas”, advirtió.
Además, según Flores, cuando un vehículo de la competencia sufra alguna imperfección,  también dañará el medio ambiente "porque habrá derrame de aceite, diésel...”.
"Como el Gobierno de Evo Morales no nos permite ingresar a nuestra casa (sede), los primeros días de enero no permitiremos  que entren a nuestro territorio. Digan lo que  digan, porque nosotros contamos con un título ejecutorial que nos fue otorgado por las autoridades de Gobierno”, señaló.
Mientras tanto, tres dirigentes más se sumaron a huelga de hambre en puertas del Conamaq.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios