Abogado dice que la justicia está montada en una tortuga tuerta y renga

Atribuyen la fuga de Ostreicher a falta de credibilidad de la justicia

Una senadora dice que administración de justicia “desprestigiada” no está en condiciones para resolver el caso de Ostreicher. Delgado sospecha de un acuerdo.
miércoles, 18 de diciembre de 2013 · 00:40
Nancy Vacaflor  / La Paz
Los políticos de oposición y del oficialismo coincidieron ayer en responsabilizar al sistema judicial y a la seguridad del Estado  por la fuga a Estados Unidos de Jacob Ostreicher, acusado de  legitimación de ganancias ilícitas.
El ciudadano norteamericano permaneció 18 meses en la cárcel de Palmasola sin que en tres años que está abierto su proceso se le realice una acusación formal.
Su  caso permitió desarticular  la red de extorsión que operaba desde dos ministerios, Fiscalía y  el Órgano Judicial.  En diciembre de 2012 obtuvo la  detención domiciliaria  tras arduas  gestiones diplomáticas de EEUU y la intervención del actor Sean Penn.
La senadora  Centa Rek (CN) opinó ayer que   una administración de justicia "desprestigiada” no está en condiciones para resolver el caso de Ostreicher. "En definitiva, tenemos una justicia que no funciona”, manifestó.
Ostreicher había denunciado que era objeto de extorsión para salir de la cárcel,  acusado de tener vínculos con el narcotráfico; a raíz de esas denuncias, más de 10 funcionarios públicos, fiscales y jueces fueron procesados y están detenidos en Palmasola.
Las denuncias de Ostreicher pusieron al desnudo una de las mayores crisis de institucionalidad en el país, según admitió el año pasado el ministro de Gobierno, Carlos Romero.
Según  el senador opositor Germán Antelo,  por estos hechos  sólo  fueron detenidos los operadores, pero no los "cabecillas” de la red de extorsión y que los que se beneficiaron de los bienes de Ostreicher no están interesados en que se investigue a  fondo el caso y se sancione  a los autores.
 La diputada  librepensante  del MAS, Rebeca Delgado, sostiene que la huida es consecuencia de una  "vulnerabilidad del sistema estatal”, producto de la falta de "credibilidad” en la Policía, la Fiscalía y la justicia.
Aunque, ella también ensaya la hipótesis de que habría una acción "concertada” del estadounidense  con el Gobierno.

 

Norteamericano.  

La diputada  Marcela Revollo, del MSM,  cree que hubo una acción "combinada” con el Gobierno, ya que era el Ministerio de Gobierno la instancia que tenía la "custodia y el resguardo” del ciudadano

La presidenta de la Cámara de Diputados, Betty Tejada (MAS), orientó sus cuestionamientos a las  "debilidades de la seguridad del Estado”, y anunció que  solicitará información sobre   las precauciones que existían para evitar la fuga de  Ostreicher.
El abogado del norteamericano, Jerjes Justiniano Atalá, afirmó  que "en Bolivia nuestra justicia está montada en una tortuga que es tuerta y renga” porque "pasaron más de tres años y no se encontró ni una prueba suficiente para decir que (Ostreicher) era culpable de una de las comisiones de delitos”.
Además, pese a las pruebas en contra de la red de extorsión que se apropió de sus bienes y recursos económicos, las investigaciones no avanzaron y no hubo interés para indemnizar las pérdidas que sufrió.

Desde EEUU se confirmó que  Ostreicher ya está en ese país.

Sobre  el caso
Caso Jacob Ostreicher habría invertido 25 millones de dólares en el sector ganadero y agrícola, además de obtener tierras en la provincia Guarayos.   En junio de 2011 fue detenido y acusado de tener vínculos con el narcotráfico y  legitimación de ganancias ilícitas.
 Acciones El actor Sean Penn, amigo del presidente Evo Morales, ayudó para que Ostreicher logre su libertad.
Justicia En la red de extorsión se vieron implicados fiscales como Isabelino Gómez, Roberto Achá Arandia, Janeth Velarde Luna, Álvaro la Torre y  Javier Cordero. Fue implicado el fiscal Harry Suaznábar. También están implicados el juez Wilson Arévalo, Zenón Rodríguez y Ariel Rocha, que huyó del país.

El extranjero exigió la devolución de sus bienes

Tras ser detenido en 2011 e  incautados sus bienes, Jacob Ostreicher –después de obtener su detención domiciliaria– exigió a las autoridades la devolución de sus bienes.
 El ciudadano estadounidense  habría  invertido en el país 25 millones de dólares en la actividad agrícola y ganadera y particularmente en la producción de arroz, además de adquirir tierras en la provincia Guarayos.
Entre los bienes incautados se registran 13 toneladas de arroz, ganado vacuno y maquinaria agrícola. José Manuel Antezana, funcionario del Ministerio de la Presidencia, fue detenido por la venta ilegal del arroz incautado.  
Ostreicher  fue acusado de legitimación de ganancias ilícitas. Su abogado, Jimmy Montaño, en mayo de este año presentó un informe de la Policía de Suecia, que certifica que no existía lavado de dinero y aunque habría sido observado por el Ministerio Público, también concluyó que su patrimonio se justificaba en razón de los vínculos económicos y financieros del extranjero.
  Su abogado exigió que tras esta comprobación, correspondía el sobreseimiento de su cliente. "A partir de este elemento, el Estado boliviano debe restituir primero la libertad a Ostreicher, a través de una resolución de sobreseimiento al proceso, y luego devolverle los bienes que le fueron confiscados ilegalmente”, sostuvo Jimmy Montaño, hace casi siete meses.
Jacob  Ostreicher llegó al país hace cuatro años  para hacer inversiones en Santa Cruz.
Hizo una  sociedad con la colombiana Claudia Liliana Espitia, detenida en La Paz por presuntos  vínculos con el narcotráfico. Ostreicher acusó a Espitia de  apropiarse de sus inversiones.
Aún no se conoce el destino de los bienes de Ostreicher.

Comentarios