Para la ONU el decreto presidencial es un paliativo y no una solución

Señalan que indulto no resuelve la retardación ni el hacinamiento

JUSTICIA Juristas ven un círculo vicioso: inseguridad ciudadana, detenciones, retardación de justicia y el hacinamiento. Creen que es necesario acabar con la corrupción
sábado, 21 de septiembre de 2013 · 23:40

María Carballo / La Paz
El indulto presidencial que espera liberar a 873 presos, entre preventivos y con sentencia, no solucionará la retardación de la justicia ni el hacinamiento de las cárceles, de acuerdo con algunos analistas.
El abogado Alain de Canedo considera que el indulto y amnistía contribuyen a un círculo vicioso, pues consolidará más los males del sistema judicial y del penitenciario. "Luego de  la inseguridad ciudadana, vienen las detenciones, luego el hacinamiento y, por último, la retardación de la justicia; ahora se suma (a ese círculo) el indulto que libera a los presos (preventivos), lo que lleva nuevamente a la inseguridad ciudadana”, puntualizó.
El  abogado William Bascopé afirmó que los decretos "son medidas de emergencia que no resolverán nada. Esto no garantiza que se elimine la retardación de justicia ni el hacinamiento”.
El 20 de  diciembre de 2012, debido a la retardación de justicia en el país, el presidente Evo Morales,  a tiempo de emitir un indulto que benefició a 400 reclusos, afirmó que "he visto de cerca el problema de la retardación de justicia, pero también tenemos  familias usadas por delincuentes que terminan encarceladas”.
El segundo decreto, del pasado 11 de septiembre, esta vez de indulto y amnistía, tuvo la misma justificación, retardación, además de hacinamiento en las cárceles. La norma fue firmada luego de casi tres semanas del violento enfrentamiento entre reos del penal cruceño de Palmasola, hecho que dejó un saldo de 35 muertos y al menos 32 heridos.  Entonces, el presidente Morales dijo  que "sabemos de la ausencia de la justicia boliviana, por ejemplo hay  detenidos hasta 20 años sin sentencia. Cada seis meses convocan a una audiencia y luego la suspenden”.
Esta disposición beneficiará a 304 presos con sentencia y 569 detenidos preventivos (amnistía), lo que suma 873 beneficiarios en todo el país. En ambos casos, los reos no deben ser  reincidentes.
En el país hay 14.771 reclusos, de los que el 80% cumple detención preventiva (12.310 reos). El resto tiene condena (2.461).
Las estadísticas de Régimen Penitenciario indican que sólo el 16% de los privados de libertad que están en los 53 recintos penales del país cuenta con sentencia ejecutoriada, mientras que el resto, 84%, guarda detención preventiva. "Naturalmente, estos datos son producto de la retardación de justicia y en las cárceles ya no entra un alfiler”, dijo Bascopé.
El porcentaje de preventivos se elevó de 80% a 84% desde 1990 y la confianza en los resultados de los  nuevos decretos es escasa para los futuros beneficiarios.
Ineficiencia de la justicia
Bascopé señaló que "ésta es la primera vez (11-IX-13) que se firma un decreto por la aparente ineficiencia de la justicia y el hacinamiento de los penales”. Según una reciente  publicación de ERBOL, el primer indulto  en Bolivia fue firmado por el  presidente José Miguel de Velasco quien buscaba el apoyo a las reformas de su gestión.
En 1936, se firmó un decreto de indulto, esta vez por razones meritorias a reclusos que prestaron servicios en la Guerra del Chaco.
En 1990,  cuando el porcentaje de detenidos preventivos era del 80%, se firmó otro decreto de indulto para liberar a los presos por deudas y en el año 2000, se firmó un indulto para mayores de 60 años de edad.

Acción insuficiente

Tras la aprobación del reciente decreto presidencial en la Asamblea Legislativa (16 de septiembre), el propio vicepresidente Álvaro García Linera admitió que "la medida no era suficiente” y que hacía   falta un trabajo conjunto entre los órganos del Estado para lograr una verdadera reforma en el sistema penal y penitenciario.
Al respecto, el representante en Bolivia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia, Denis Racicot, coincidió con el Segundo Mandatario.
Dijo que el decreto presidencial será una acción paliativa que podría beneficiar entre 1.500 a 2.000 personas privadas de libertad, pero afirmó que se debe buscar soluciones más eficaces y se reduzca el hacinamiento en los recintos penitenciarios. Exigió  a la administración de justicia, a la Policía y a otras instancias implicadas con el problema del hacinamiento a terminar con la corrupción.

Delito ocasional pasa a ser habitual

El abogado constitucionalista Alain de Canedo explicó que la retardación de justicia en el país es una de las causas para que muchos de los delincuentes ocasionales se conviertan en habituales.
"Una persona puede robar por necesidad, por alguna desgracia que esté pasando y lamentablemente va a la cárcel con detención preventiva. Como su caso no se resuelve con rapidez, en el penal  lo influencian y es cuando un delincuente ocasional se vuelve en uno habitual”, expresó.
En la misma línea, el diputado por Convergencia Nacional (CN)  Tomás Monasterios  manifestó que este tipo de casos se repite  en la ciudad de Santa Cruz con frecuencia.
"En Santa Cruz, he visto muchos jovencitos que entran a la cárcel por robar un celular, una garrafa o una bolsa de mercado y después de años salen para robar vehículos, matar y asesinar e involucrarse en el narcotráfico”, lamentó.
Asimismo el legislador consideró que éste es sólo uno de los riesgos de la retardación de justicia.
"Es una arista más que debe resolver el Gobierno además del hacinamiento en los penales del país”, indicó el legislador

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios