Saboia compara a Bolivia con Siria; el MAS lo rechaza

El diplomático que ayudó a la fuga de Pinto: "Bolivia es nuestra Siria, es el lugar donde los problemas pueden explotarnos en la cara".
lunes, 23 de septiembre de 2013 · 15:38

ANSA y ABI

El diplomático Eduardo Saboia, quien ayudó a la fuga ilegal del senador boliviano Roger Pinto de la embajada de Brasil en La Paz, afirmó ayer a la agencia ANSA que Bolivia para los empresarios brasileños es el "lejano oeste" y la relación más difícil de la política externa de la presidenta Dilma Rousseff.

Dichas declaraciones fueron rechazadas por el Movimiento Al Socialismo, según reportó la agencia estatal ABI.

"Bolivia es nuestra Siria, es el lugar donde los problemas pueden explotarnos en la cara. Bolivia es nuestra relación internacional más difícil, existe cercanía y asimetría entre los dos países. Bolivia no puede ser minimizada como un país periférico. Los nacionalistas más fervorosos nos consideran un bando de ladrones, portavoces de la derecha golpista", afirmó Saboia.

El senador por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Eugenio Rojas, dijo que ese tipo de afirmaciones están 'totalmente fuera de lugar' y que lo único que se puede entender por esa acción es que están instruidas por Estados Unidos, para afectar la imagen del presidente Evo Morales.

"Esa es la instrucción de Estados Unidos y aquí internamente nos van a acusar igualmente, son acciones políticas externas con miras a las elecciones que quieren afectar al presidente Morales y su postulación para el próximo año", aseguró a los periodistas. Rojas aclaró que Bolivia no es un país donde existe una guerra civil, muertos y enfrentamientos bélicos.

 

 

 

Saboia está siendo investigado por haber roto la jerarquía al actuar unilateralmente como agregado de negocios en la embajada de La Paz y montar la fuga en automóvil del senador Roger Pinto hasta Brasil, un escándalo por el cual la presidenta le pidió la renuncia al canciller Antonio Patriota. Saboia puede perder el rango diplomático.

Por su parte, el diputado también por el MAS, Marcelo Elio indicó que esas declaraciones son "absolutamente inaceptables" y planteó que ese diplomático brasileño debería realizar una disculpa pública por pretender causar daño al país.

"Yo creo que en la vía diplomática corresponde una disculpa y la comparación que se hace con Siria es absurda. En Siria se vive una guerra civil', indicó. Recordó que Saboia fue cómplice del escape del senador boliviano Roger Pinto a Brasil.

"Este señor Saboia está viviendo en otro planeta, lo que él ha cometido es un delito de complicidad, pues tiene cargos de delitos comunes". "Quién ayuda a huir a una persona en esas circunstanciadas es cómplice', sostuvo.

Saboia dijo haber actuado por razones humanitarias porque el senador Pinto corría el riesgo de suicidarse luego de un año como asilado en la embajada y sin el salvoconducto.

Varios legisladores del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) acusan a Saboia de tener prejuicios racistas contra los bolivianos y el gobierno de Evo Morales.

Después de La Paz, Saboia quería ser diplomático ante el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Hijo del secretario de Derechos Humanos del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, Saboia dijo que bromeaban sobre el sistema boliviano y para eso inventaron la palabra "inbolivable", en reemplazo de la inglesa "unbelievable" (increíble).

"Usábamos eso como chiste cuando el problema estaba más allá de la escala imaginable", dijo Saboia al diario Folha de Sao Paulo. Su esposa es la cónsul en Santa Cruz de la Sierra, oriente boliviano.

El diplomático defendió su actuación para la fuga de Roger Pinto, una operación en dos automóviles con el cual recorrieron toda Bolivia sin detenerse, usando pañales para adultos incluso para evitar ser reconocidos en algún paraje carretero.

"Hannah Arendt hablaba de la banalización del mal, en mi caso, fue banalizado el bien, no rompí jerarquías, yo necesitaba proteger al senador de la depresión", dijo.

Saboia reveló que se hizo amigo de Pinto, condenado por corrupción en su país y por lo cual se dice perseguido por el gobierno de Morales.

Denunció que en el sistema judicial boliviano "todo se paga, 15 mil dólares, por ejemplo para una sentencia, hay que pagar para una audiencia judicial".

Según Saboia, si bien dijo gustar de Bolivia, citó como situaciones de "drama" la nacionalización de las refinerías de Petrobras, la paralización de una obra de la brasileña OAS y la revista que las autoridades bolivianas hicieron a los aviones de la Fuerza Aérea Brasileña que llevaron al ministro de Defensa, Celso Amorim.

"Los emprendedores llegan a un lejano oeste, piensan que la embajada es una comisaría", sostuvo el diplomático, autorizado a volver a un trabajo administrativo el 1ro. de octubre por el canciller Luiz Figueiredo hasta que termine el proceso disciplinario.


Valorar noticia

Comentarios