Fernando Vargas Mosúa

La cárcel no alcanzará para todos los indígenas

El presidente de la Subcentral TIPNIS habla de la represión gubernamental en Chaparina, la consulta “previa” y otros temas.
martes, 24 de septiembre de 2013 · 21:52
  El dirigente que encabezó la defensa de la "Casa Grande” ante el proyecto gubernamental de construir una carretera por el corazón del TIPNIS permanece encerrado por más de dos meses en la sede de la Subcentral TIPNIS, en la ciudad de Trinidad, junto a sus colegas Adolfo Chávez y Pedro Nuni para evitar ser detenidos por la Policía por una supuesta tentativa de homicidio contra el líder del Conisur y afín al MAS, Gumercindo Pradel: se trata de Fernando Vargas.

Pasó un año desde la intervención policial en Chaparina. ¿En qué situación está el juicio?
Hasta ahora el Ministerio Público ha venido dilatando la investigación, se postergaron cinco audiencias y después renunció el abogado que se hacía cargo del proceso. El exministro de Gobierno Sacha Llorenti fue apartado del caso y nombrado embajador ante las NNUU.
Víctor Maldonado, que fue el directo responsable de la represión policial, fue ascendido a comandante general de la Policía. Esto denota una falta total de responsabilidad estatal y de garantías para la ciudadanía, a pesar de los discursos de las autoridades judiciales y políticas de que en este país existen las condiciones para que se haga justicia respetando el debido proceso.
¿Ha declarado Ud. alguna vez en ese juicio como máximo dirigente del TIPNIS?
Hasta ahora no, no recibí ninguna citación para ofrecer mi testimonio. Por el contrario, varios dirigentes indígenas de la VIII marcha fuimos acusados primero de secuestrar al canciller y después de intento de homicidio. Y como la gente que administra la justicia en nuestro país es servil al MAS, tienen que obedecer lo que diga el Jefe para llevar adelante una investigación a favor del Gobierno y en contra de las víctimas.
Además de lo del canciller, el Gobierno ha anunciado otro proceso contra extranjeros y dirigentes indígenas que estarían impidiendo la consulta "previa” en el TIPNIS. ¿Está usted incluido en estos nuevos juicios?
No tengo información sobre esos nuevos juicios. Pero lo que queda claro es que la violación a los derechos indígenas queda impune. Y me refiero no sólo a la represión policial de Chaparina, sino a la destrucción del medio ambiente, de la biodiversidad y del parque nacional como patrimonio de todos los bolivianos.
En este caso debería intervenir también el Tribunal Agroambiental en resguardo del medio ambiente y de los parques nacionales. Es una aberración que se enjuicie en este país a las personas que exigen el respeto a sus derechos, que exigen el respeto al derecho de todos los bolivianos, el respeto al medio ambiente, a la Madre Tierra, a la naturaleza y al hábitat de los pueblos indígenas. Creo que el Gobierno está totalmente equivocado y tendría que pensarlo muy bien si es que va a meter a la cárcel a los dirigentes. La cárcel no  alcanzará para todos los pueblos indígenas y los activistas que están movilizados en defensa del medio ambiente.
En los últimos días también se denunció que los guardaparques han abandonado el TIPNIS y que el Gobierno está sustituyéndolos con un "batallón ecológico” de las FFAA. ¿Qué opinión tiene sobre la presencia militar?
Los comunarios del TIPNIS denunciaron que desde hace seis meses los guardaparques fueron replegados y sus campamentos están abandonados, como documentamos fotográficamente. Ahora, para entrar a nuestro propio territorio tenemos que pasar por controles de Migración, de la FELCN y de la Fuerza Naval en Puerto Geralda. Y ahí sí vimos a guardaparques fuera de su jurisdicción colaborando con los militares.
Nosotros rechazamos el cuartel ecológico que construye el Gobierno porque se ha violado la Declaración de las Naciones Unidas sobre derechos de los pueblos indígenas. Dice esta declaración que el Gobierno no puede realizar ninguna actividad militar si es que hay una situación de peligro para los indígenas pero, además, si estos pueblos no lo han solicitado. No hubo ninguna consulta previa.
Nuevamente se violan los derechos de los pueblos indígenas reconocidos por la legislación nacional e internacional.
Para nosotros, el batallón ecológico está destinado a proteger a los cocaleros del Polígono 7 y sus actividades ilegales, con fines electorales. Luego, servirá para apoyar la penetración de colonizadores al interior del parque nacional y territorio indígena. Y, finalmente, para detener a dirigentes, corregidores o comunarios que se opongan a la consulta. Esos tres elementos son los que nosotros hemos podido identificar y lo sostenemos. Además, el cuartel se dedicará a deforestar para sus propios cultivos porque tendrán que alimentar a cientos de militares.
¿Cuál es su evaluación sobre la realización de la consulta "previa”? Según el Gobierno, la mayoría absoluta respalda la carretera…
Nosotros hemos llegado a todas las comunidades de la zona central del TIPNIS que resisten la consulta y que no están de acuerdo con la construcción de la carretera ni con el batallón ecológico de las FFAA. Allí no llegaron los técnicos del Gobierno. Esas comunidades rechazan también el censo porque servirá como pretexto para revertir la TCO y entregarle tierras a los colonizadores. No tuve ocasión de visitar a las comunidades supuestamente consultadas, la mayoría están fuera del parque, en el Polígono 7. Pero estuve en San Pablo y supe que los técnicos del Gobierno se reunieron en la casa del hermano del corregidor, sin participación de la comunidad, y se fueron apresuradamente cuando llegaron los dirigentes que están en contra de la consulta. Esa es una de las comunidades que el Gobierno dice que está a favor de la carretera.
Para nosotros no cuenta la opinión de los sindicatos del Polígono 7 o de Santa Rosa, en el río Isiboro –que es una comunidad campesina– porque no son parte del territorio comunitario, son propietarios de parcelas individuales. Sus decisiones son nulas de pleno derecho porque están siendo consultados por una propiedad colectiva que no les corresponde.
Los dirigentes indígenas han interpuesto distintos recursos de amparo exigiendo el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Constitucional y todas ellas han sido rechazadas por las instancias judiciales. ¿Cómo se pueden precautelar entonces los derechos indígenas y ambientales que están siendo vulnerados y que la justicia no está atendiendo favorablemente?

Lo que puede ocurrir es que los pueblos indígenas terminemos por desconocer a la justicia ordinaria. Queremos agotar las instancias nacionales e internacionales.

HOJA DE    VIDA

Inicios  Nació el 2 de abril de 1964 en una propiedad llamada  El Paraíso. Estudió hasta octavo en Gundonovia (TIPNIS).
Carrera     Fue promotor jurídico de la Iglesia Católica en el TIPNIS. Entre 1992 y 1993 comenzó su carrera como dirigente, fue  secretario de Tierra y Territorio. Fue protagonista de las marchas por el TIPNIS.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios