Los originarios del TIPNIS denuncian retardación de justicia

Tras 2 años, no se conoce quién ordenó reprimir a los indígenas

Dos exautoridades que trabajaron con el Gobierno señalan al exministro Sacha Llorenti como el que instruyó la intervención a la VIII marcha indígena.
miércoles, 25 de septiembre de 2013 · 00:42
Nancy Vacaflor  /  La Paz
Los indígenas y activistas que participaron  en  la VIII marcha en defensa del TIPNIS denunciaron ayer que existe retardación de justicia en la identificación de los autores de la violenta represión en Chaparina el 25 de septiembre.
Han transcurrido dos años desde que efectivos del orden maniataron, amordazaron y abusaron a los indígenas que marcharon desde Trinidad (Beni) a La Paz rechazando la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el medio del Isiboro Sécure y solamente hay un exjefe policial con detención domiciliaria.
Las investigaciones del Ministerio Público se inclinan a la versión gubernamental de que hubo "ruptura de mando” y que ninguna autoridad del Órgano Ejecutivo dio una orden para reprimir a los indígenas, pese a todo el despliegue logístico y humano para aquel operativo fallido.
La activista de derechos humanos e integrante de la VIII marcha, Olga Flores Bedregal, reclamó ayer que "somos doblemente víctimas del Poder Judicial y de la Fiscalía”, por la denegación sistemática de justicia.
 Recordó que los indígenas fueron sorprendidos por la "brutalidad policial” el 25 de septiembre cuando acampaban de manera pacífica en Chaparina.
La dirigenta indígena Matilde Noza cree que existe protección para las exautoridades gubernamentales señaladas como las responsables de dar la orden de reprimir como el exministro de Gobierno y embajador de Bolivia en la ONU, Sacha Llorenti.
"Ahora está de embajador (Llorenti) cuando debiera  estar  en (la cárcel) de Chonchocoro” reclamó Noza. El extitular de Gobierno fue excluido de este caso por la comisión de fiscales.
El exsubcomandante de la Policía, Óscar Muñoz Colodro, es uno de los principales acusados de romper la cadena de mando; sin embargo, el exjefe policial afirma en sus declaraciones a la Fiscalía que  cumplió órdenes.
Actualmente tiene detención domiciliaria y la Fiscalía continúa tomando declaraciones a otros actores de ese incidente como el exdirector de Régimen Interior, Boris Villegas, quien acusó a Llorenti de dar la orden para intervenir la marcha.
El exinspector de la Policía, Edwin Foronda, también ratificó esta versión en un informe dirigido al entonces comandante de la Policía, Jorge Santiesteban, quien recientemente dijo no conocer dicha documentación.
Los indígenas y activistas solicitaron ayer a la diputada Rebeca Delgado que fiscalice el trabajo del Ministerio Público sobre las investigaciones de  la represión y  sobre  la retardación en la imputación formal a los autores.

En respuesta, Delgado dio plazo al Ministerio Público hasta mañana para que entregue fotocopias legalizadas del cuaderno de investigaciones de este caso de violación a los derechos humanos y derechos de los pueblos indígenas de tierras altas y bajas.

Indígenas realizarán hoy un acto  en Chaparina

ANF y Página Siete /  La Paz
Los indígenas  del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) realizarán hoy el acto central de desagravio por la represión policial contra la VIII marcha indígena en Chaparina, Beni, la misma población donde se vivió esa agresión.
Asimismo, ayer los indígenas del TIPNIS desarrollaron un acto en San Borja y para el jueves se tiene previsto otro acto en la población de Rurrenabaque;  ambas poblaciones benianas jugaron un papel protagónico para defender a la columna de la octava marcha en 2011. "Ya se desarrollan los actos principales, los hermanos se concentrarán en el mismo lugar de Chaparina;   allí hay tres emblemas importantes,  las tres cruces de los que cayeron durante la marcha y van a velarlos esta noche y mañana será el acto principal”, informó Adolfo Chávez, presidente de la CIDOB.
Por otro lado, afirmó que en consulta con las diferentes nacionalidades indígenas, se pretende comprar los terrenos cercanos al lugar de la represión para erigir un monumento con el objetivo de recordar la lucha de los pueblos indígenas de Bolivia. No sólo se realizarán actividades en  Beni, varios grupos simpatizantes de la causa indígena  anunciaron mitines y marchas en las principales capitales del país. Se tiene prevista una marcha en La Paz pidiendo el retorno del embajador de Bolivia en las Naciones Unidas, Sacha Llorenti,  a quien identifican como principal responsable de la represión.
 Chávez, Fernando Vargas y Pedro Nuni actualmente tienen mandamientos de aprehensión emitidos por la Fiscalía.

Valorar noticia

Comentarios