Defensor del Pueblo y víctimas apuntan al exministro por la represión

Piden que Gobierno suspenda a Sacha de su cargo en la ONU

Indígenas y activistas que defienden el TIPNIS llegaron hasta la sede de la ONU en La Paz para protestar contra la exautoridad que ahora representa al país.
jueves, 26 de septiembre de 2013 · 00:29
Nancy Vacaflor  / La Paz
El defensor del Pueblo, las víctimas y los activistas del TIPNIS pidieron al Gobierno que Sacha Llorenti sea suspendido de sus funciones de embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas, para que responda por la represión a la VIII marcha indígena.
El defensor, Rolando Villena, recomendó  al Ministerio de Relaciones Exteriores "que suspenda de sus funciones de embajador de Bolivia ante las Naciones Unidas, al señor Sacha Llorenti, para que pueda explicar en nuestro país su participación, conocimiento y autorización en las acciones de infiltración, intervención y posterior traslado de los indígenas del TIPNIS”.
Por otra lado, los indígenas protagonizaron ayer una marcha que llegó hasta las oficinas de las Naciones Unidas en la ciudad de La Paz, para entregar una carta a esa organización en la que afirma que es una "afrenta” y una "ofensa” la designación de Llorenti como representante del país ante esa instancia internacional.
En esta misma línea, la dirigente indígena Matilde Noza  demandó que el exministro Llorenti " venga (al país) y dé la cara y esté en Chonchocoro”.
Noza precisó que el 25 de septiembre, día en que ocurrió la violenta represión a los indígenas, no es un día de fiesta sino de denuncia porque a dos años de la   intervención los responsables no tienen ninguna sentencia.
   Llorenti, uno de los principales sospechosos de esta represión, fue separado del caso Chaparina por la comisión de fiscales  poco antes de que el Gobierno le designe como representante del Estado ante las Naciones Unidas con sede en Washington.
El exministro de Gobierno, tras los hechos del 25 de septiembre de 2011, justificó la intervención policial indicando que fue por seguridad de los marchistas porque los indígenas habrían atacado a los efectivos del orden y posteriormente, dijo que se había roto la cadena de mando, como alegaron el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera.
Recientes versiones dan cuenta de que Llorenti fue quien ordenó y monitoreó el operativo, y que no hubo ruptura de mando.
  En esa acción, la Policía vulneró los derechos humanos   de los indígenas, según la la activista de derechos humanos y protagonista de la marcha en defensa del TIPNIS, Olga Flores.

El defensor del Pueblo también sugirió conformar  en la Asamblea Legislativa una comisión de fiscalización a las indagaciones de este caso.

La investigación está en la fase final
El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, anunció ayer que la investigación de la represión a los indígenas del TIPNIS en Chaparina hace dos años está en la etapa final.
Las declaraciones fueron realizadas por la autoridad ayer en La Paz, según reportó la red ERBOL.
"Estos días estoy aprovechando para trabajar con la comisión y ésta emitirá las resoluciones que correspondan” dijo Guerrero.
El proceso judicial ya lleva más de un año y aún no logró dar con los autores materiales e intelectuales de la esa violenta represión que dejó  74 heridos.
Según Guerrero, con las nuevas declaraciones que apuntan al exministro Sacha Llorenti como el responsable de la represión como la del exdirector de Régimen Interior, Boris Villegas, "no ha habido mayores elementos que puedan aportan a la investigación (del caso), pero se ha tomado en cuenta”.

Hubo actos de repudio y pedido de justicia por caso Chaparina

Los indígenas y activistas que defienden el TIPNIS realizaron ayer diferentes actos de movilización y pronunciamiento por los dos años de la violenta represión en Chaparina. Hubo concentraciones  en La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y San Borja.
Un singular acto se llevó a cabo en la plaza principal de Cochabamba donde los activistas en forma simbólica entregaron los antipremios "masking de oro”. Así el presidente Evo Morales fue merecedor del primer puesto con el "masking de oro” y el exministro Sacha Llorenti, mereció el premio "gas de oro”.
Durante la represión a los indígenas ocurrida hace dos años en Chaparina, la Policía utilizó cintas de embalaje para amordazar y maniatar a los marchistas, y así disolver la movilización.
En la plaza San Francisco de La Paz también hubo un  acto de desagravio por la violencia ejercida contra  los indígenas en 2011.
Una de las víctimas, Ximena Quispe (de 14 años), relató: "yo estaba cantando ese día con otros niños, luego vinieron los policías y con palos me golpearon hasta que me desmayé. Una vez que recuperé el conocimiento vi  que a mi mamá le golpeaban y luego nos obligaron a subir a la flota con rumbo desconocido. No nos dieron comida ni agua”.
Otra de las dirigentes agredidas, Matilde Noza, lamentó que hasta la fecha el Gobierno no pudiera hacer nada para dar con los verdaderos responsables. Durante el acto, el escultor  David Villegas  entregó a la dirigente una estatuilla que representa a una madre indígena flagelada.
Según reportes de medios, también hubo actos frente a la catedral de Santa Cruz y en el municipio de San Borja, Beni.

Romero reitera que no hubo ninguna orden para reprimir

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, reiteró ayer que ninguna autoridad del Órgano Ejecutivo ordenó la intervención policial a la marcha de los indígenas del TIPNIS.
"Hubo  una ruptura en la cadena de mando y, reitero, el Gobierno nacional nunca deliberó, nunca decidió que se aplique violencia contra los hermanos indígenas marchistas”, dijo Romero, según reporta la ABI.
La autoridad también dijo que "permanentemente se ha intentado politizar con el caso Chaparina (...) seguramente por su desesperación y falta de propuestas, por encubrir su pasado gonista” en referencia al Movimiento Sin Miedo (MSM).
La ministra de Comunicación, Amanda Dávila , acusó al defensor del Pueblo, Rolando Villena,  de tener una inclinación política con el MSM por su posición respecto al caso Chaparina.
 "El defensor del Pueblo tiene inclinación política al MSM”, dijo Dávila en declaraciones a radio Panamericana.
Villena pidió al canciller David Choquehuanca que suspenda a Sacha Llorenti de sus funciones como embajador de Bolivia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), instancia donde representa al Estado.
Waldo Albarracín, exdefensor del Pueblo,  sostuvo que esos cargos deben ser ocupados por personas "idóneas” en su labor y fundamentalmente en la defensa y vigencia de los derechos humanos, pero el exministro de Gobierno no cumple con ese perfil.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Valorar noticia

Comentarios