La embajada de EEUU recuerda que la DEA fue expulsada en 2009

Gobierno dice que la DEA usó a narco para forzar una acusación

Una información de EFE señala que la Agencia Antidroga de ese país supuestamente investiga al círculo cercano del presidente Evo Morales por narcotráfico.
miércoles, 16 de septiembre de 2015 · 23:21
Página Siete / La Paz
 La DEA usó al narco colombiano Carlos Toro para forzar una acusación contra el Gobierno, sostuvo el Ministerio de Gobierno en un comunicado.
El texto se refiere  a una noticia de la agencia EFE, que se basa en  el documento judicial presentado por Toro, un informante de la DEA, en el que afirma que altos funcionarios del círculo cercano al presidente Evo Morales están supuestamente bajo la lupa de autoridades de EEUU,  que los acusan de narcotráfico.
  "El exmiembro del Cártel de Medellin, Toro, incrimina a la DEA de haberlo usado para ‘acusar’ a por lo menos tres personas supuestamente vinculadas con el Gobierno, en una operación encubierta monitoreada desde Paraguay, hasta lograr su ingreso subrepticio a pie por la frontera con Perú”, afirma el comunicado.
 "Esa acusación contra la DEA, firmada por uno de sus propios colaboradores, demuestra que la agencia estadounidense recurre a elementos descalificados en su afán de forzar investigaciones que pretenden perjudicar la imagen del presidente Evo Morales”, agrega.
  "El Gobierno rechaza con la fuerza de la verdad este nuevo intento de la expulsada DEA de desprestigiar los éxitos de Bolivia en su lucha contra las drogas que son reconocidos internacionalmente”, sostiene.
Al respecto, la Embajada de EEUU en Bolivia declaró que  no anticipa criterio sobre los datos que dio un informante de la DEA en el citado documento judicial.

Asimismo, la legación diplomática recuerda que la DEA no trabaja en Bolivia desde  2009 "y desde entonces  no realiza ninguna actividad en el país”,  señala un comunicado enviado por la embajada a Página Siete.
En  2008, Morales decidió expulsar a la DEA tras acusarla de "espionaje” y "conspiración”.
La versión de EFE (Washington)


Un grupo de altos funcionarios del círculo cercano al presidente de Bolivia, Evo Morales, se encuentra supuestamente bajo la lupa de las autoridades de EEUU, que los acusa de narcotráfico, según dijo un informante de la Agencia Antidrogas (DEA) en un documento judicial al que accedió EFE.
Entre los investigados se encuentran Wálter Álvarez Agramonte, piloto del avión oficial del presidente, y Faustino Giménez, un ciudadano argentino que trabaja para el Gobierno en minería y que es "amigo” del vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, según el documento judicial.
También es mencionado el padre de García Linera, Raúl García, fallecido en 2011. La información sobre esta "operación en curso” la desveló Carlos Toro, informante para la DEA entre 1986 y 2015, que interpuso el 8 de septiembre una demanda contra el Gobierno estadounidense, al que reclama cinco millones de dólares para que reconozca su papel en diferentes investigaciones, como la que su abogado llama "el caso Bolivia”.
Esta alusión aparece en varias ocasiones en la demanda, en la que la fuente de la DEA destaca que tres de las personas que supuestamente ayudó a descubrir -Agramonte, Giménez y García- son "objetivo del caso Bolivia” investigado por la oficina de la DEA en Asunción, Paraguay.
 

 La lista de investigados, según Toro, se completa con Yidua Katty Orosco Torres,  conocida como Katy Alcoreza, una antigua policía  que ahora, como agente de los servicios de Inteligencia y espionaje, dice, se dedica supuestamente a proteger a Morales y a un fiscal, cuyo nombre no se identifica en la denuncia.

El rol del  informante
Demanda Según la demanda, el informante Carlos Toro jugó un papel "esencial” en la supuesta investigación de la DEA sobre el círculo cercano de Morales, así como en el procesamiento del capo del Cártel de Medellín, Carlos Lehder, y del exdictador panameño Manuel Antonio Noriega, condenado por ayudar a este cártel a introducir droga en EEUU. Ahora, Toro ha planteado una demanda contra la administración estadounidense mediante la que espera un pago de  5 millones de dólares .

Valorar noticia

Comentarios