La carretera por el TIPNIS se construirá “con Evo o sin Evo”

El Gobierno inició la construcción de la vía San Ignacio de Moxos-Villa Tunari, pero desistió después de la presión de los indígenas.
jueves, 24 de noviembre de 2016 · 01:22
 Juan Carlos Véliz M. / La Paz

El Presidente tiene la certeza de que "con Evo o sin Evo” se construirá la carretera  San Ignacio de Moxos (Beni)-Villa Tunari (Cochabamba) por el medio del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).  

"Los sueños se cumplen” les dijo ayer a los moxeños durante el acto de la firma de contrato para el pavimentado de la carretera San Ignacio de Moxos-San Borja, de 140 kilómetros. 

"Ese camino de San Ignacio de Moxos a Villa Tunari, seguramente mañana o pasado la derecha otra vez (estará) en contra del Evo por culpa de ustedes -subgobernador y transportistas- pero ustedes defiendan sus sueños, sus anhelos. Con Evo o sin Evo recuerden ese camino se va construir”, prometió.

Morales realizó estas declaraciones después de que  autoridades de la región demandaran la construcción de esa vía para integrar a ese departamento con la ciudad de Cochabamba.

"Si no se construye ese camino no es por culpa de Evo ni del Gobierno, nosotros hemos garantizado y ahora internamente como benianos juzguen (ustedes) quiénes son los que se oponen a este proyecto  para conectar el oriente con el occidente”, dijo.

Morales dijo que como Presidente salvó su responsabilidad garantizando grandes inversiones para el proyecto vial.

En 2008, el Gobierno boliviano firmó un contrato con la empresa brasileña OAS para la construcción de esta carretera por medio del TIPNIS sin realizar una consulta previa libre e informada como establece la Constitución, el Convenio 169 de la OIT y convenciones de las Naciones Unidas.

Para la ejecución de la carretera, el Gobierno contrató un préstamo de 332 millones de dólares al banco brasileño BANDES.

El objetivo era construir una carretera por el medio de la selva que alberga  especies de flora y fauna, y pueblos indígenas, pero los originarios rechazaron el proyecto y marcharon desde Trinidad a La Paz en defensa del parque nacional que es habitado por indígenas. 

Frente a la presión, el Gobierno determinó anular el contrato con la empresa constructora OAS y disolvió el contrato de préstamo con BANDES.

Durante el proceso, los indígenas fueron desacreditados por autoridades del Ejecutivo por presuntos vínculos con Estados Unidos, la CIA y organizaciones no gubernamentales (ONG).

"Si ese grupo no se hubiera opuesto a la construcción del camino carretero San Ignacio de Moxos-Villa Tunari, en estos momentos hubiéramos tenido terminado la construcción del camino pavimentado” recordó el presidente Morales ayer.

"Algunos grupos sólo saben rechazar y rechazar y no hacen ninguna propuesta” reclamó.
Los indígenas que viven en el TIPNIS anunciaron que no permitirán la construcción de la carretera por medio de la selva.
 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

74
245