La Alcaldía de Montero se hizo cargo de la limpieza

Las personas que asistieron al encuentro dejaron desde fruta hasta carteles.
domingo, 18 de diciembre de 2016 · 00:00
Página Siete / Montero

 Minutos después de que el presidente Evo Morales abandonara las instalaciones del coliseo de Montero (Santa Cruz), cientos de participantes hicieron lo mismo y dejaron a su paso basura de alimentos, bebidas, y panfletería. La Alcaldía de la población se hizo cargo de la limpieza.

A medida que los organizadores recogían las sillas de plástico, aparecían platos desechables y refrescos echados sobre el piso de la cancha del coliseo; en las graderías la situación era similar, con la diferencia de que ahí había otros desechos sólidos y cáscaras de fruta.

Antes del arribo de Morales, el ambiente ya olía a comida: un "majadito aguachento” que comenzó a ser distribuido desde el ingreso principal para que los asistentes puedan sostener la larga espera del mandatario, quien llegó 12:50, cuando su arribo estaba previsto para las 10:00 y la clausura del evento a las 12:00.

En su apuro, los militantes no repararon en botar al piso, incluso carteles alusivos a la candidatura de Evo que horas antes  agitaban en marcado entusiasmo, peor aún cuando comenzó a hablar el reciente proclamado candidato presidencial.

Los encargados de la limpieza, la mayoría de la Alcaldía municipal anfitriona, resultaron pocos frente a la gran cantidad de basura, sobre todo de platos desechables de plastoformo, cubiertos de plástico y otros envases que los asistentes ingresaron.

En el piso también se observó que un letrero con el nombre de Evo se encontraba en el piso y soportando el acelerado paso de los asistentes que se abrían espacio para abandonar el campo deportivo, porque afuera les esperaban buses expresos con destino a sus regiones.

Afuera del coliseo las vendedoras de comida ponían distintos precios a sus productos ya que en dos jornadas tuvieron una exitosa venta.