Potosinos califican de “desacertada y vergonzosa” la declaración de Martínez

El presidente del comité cívico potosinista, Johnny Llally, dijo que la declaración de Martínez es una traición a la soberanía nacional.
miércoles, 28 de diciembre de 2016 · 15:00

Erbol

Representantes políticos y cívicos potosinos calificaron de "vergonzosa y desacertada” la declaración del director de la Defensa del Manantial Silala y los Recursos Estratégicos en la Frontera con Chile, René Martínez, en sentido que en la disputa legal por las aguas del Silala, el dinero no es lo principal para Bolivia.

El diputado opositor Gonzalo Barrientos manifestó que para los potosinos es prioridad que se cancele la deuda histórica. "No puede ser que no se priorice esta situación, es parte obviamente del derecho que debemos exigir. Nos parece que es muy desacertada esta declaración, porque hay un daño económico y tiene que ser resarcido al Estado boliviano”, indicó a los medios de prensa.

Dijo que la concesión otorgada por Bolivia era a una empresa privada destinada al funcionamiento de los calderos a vapor y no al Estado chileno y cuando se revirtió la misma, hubo una intromisión del gobierno chileno, luego un uso indebido que dio lugar a una afectación económica al pueblo boliviano y en particular al potosino.

A tiempo de lamentar que el gobierno maneje de manera superficial el tema del Silala, Barrientos sostuvo que en el desvío no solamente hay un daño económico, sino ambiental y vulneración de los derechos humanos, motivos por los que el pueblo potosino protagonizó un paro cívico de 27 días.

Recordó que hay estimaciones de una deuda histórica entre 1.000 y 3.000 millones de dólares por el uso indebido de las aguas del Silala por parte del Estado chileno, que se apropió de una concesión que ya fue revertida por el Estado boliviano.

El presidente del comité cívico potosinista, Johnny Llally, aseguró que lo dicho por Martínez "es vergonzoso” y aclaró que René Martínez no es potosino sino chuquisaqueño.

"Nosotros vemos con una gran pena y vergüenza para Bolivia que tengamos un representante que vaya a manifestar que la deuda histórica del consumo de agua del Silala pasa a segundo plano”, manifestó.

Indicó que el año 2008 y 2009 junto con el canciller David Choquehuanca en un consejo consultivo en Quetena Chico se coincidió que la deuda histórica de 108 años sin que no haya pagado ni un solo centavo, "no se puede perdonar y tiene que pagar y un representante boliviano no puede pronunciarse de esta manera”.

Llally considera la declaración de Martínez es una traición a la soberanía nacional y puede ser objeto de un juicio y anunció que en los próximos días se reunirá en consejo consultivo para fijar una posición institucional.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

Más de
144
15