Asuntos pendientes entre Bolivia y Chile

Según el Gobierno chileno, hasta noviembre de 2015 se retiró el 67% de las minas antipersonales.
domingo, 10 de abril de 2016 · 00:00
Wendy Pinto  / La Paz

El mar y el Silala no son los únicos asuntos pendientes por resolver entre Chile y Bolivia: aún se debe tratar el desvío de los ríos Lauca, Caquena y Uchusuma; el retiro de las minas antipersonales; el libre tránsito y el ferrocarril Arica-La Paz, entre otros  asuntos.

Después de la denominada Guerra del  Pacífico, Chile y Bolivia firmaron el Tratado de Paz de 1904 que, al margen de definir los límites entre ambos países, validaba la resolución de todos los asuntos pendientes tras la invasión chilena que dejó al país sin un acceso al mar.
 
No obstante, ese acuerdo no puso fin a todos los problemas y ahora pasan factura. Santiago alega que no hay ningún tema pendiente con Bolivia.
 
 Entre la agenda de asuntos pendientes está el ferrocarril Arica-La Paz, de 440 kilómetros de largo, ferrovía que actualmente no opera. La construcción la inició el Sindicato de Obras Públicas de Chile, que tendió 32 kilómetros de línea, pero nunca la terminó. Continuó la labor el Ministerio de Industria y Obras Públicas,  que construyó otros 60 kilómetros. 
 
La Sociedad Sir John Jackson  terminó el trabajo y entregó   la Estación de Pasajeros  de Arica y  una pila ornamental en la plaza Colón de ese puerto; la obra fue  inaugurada el 13 de mayo de 1913 y estuvo en servicio hasta 2002, cuando se efectuaron pocos viajes del lado chileno y la Administradora del Ferrocarril Arica-La Paz se declaró en quiebra.
 
Según los documentos revisados, Bolivia es la que cumple el compromiso asumido de mantener activa la vía. No obstante, Piñera en 2013 hizo un viaje en el ferrocarril para conmemorar su centenario  y también para desestimar la acusación del presidente  Evo Morales, quien dijo que ese ferrocarril no funcionaba. 

Bolivia sostuvo en reiteradas oportunidades que Chile tampoco cumple el Tratado de Ottawa, que establece que en un periodo de 10 años los países miembro deben destruir todas las minas antipersonales en las fronteras. 
 
El régimen del dictador chileno Augusto Pinochet instaló 181.814 minas en la frontera Bolivia- Chile, de las que -según autoridades bolivianas- Chile retiró sólo una cuarta parte. El vecino país afirmó que hasta 2015 se retiró el 67% de las minas.
 
Sin duda, el desvío  de los ríos Lauca, Caquena y Uchusuma, llevado a cabo por Chile, es  otro tema pendiente. 
Según un estudio del investigador Andrés Guzmán, se desviaron 2.460 litros por segundo (lt/s) del Lauca; 3.670 lt/s del Caquena y 330 lt/s del Silala.
 
El 23 de marzo de este año el presidente Morales anunció otra demanda ante la Corte Internacional de Justicia por el uso ilegal de las aguas del manantial Silala.
 
En 2013, Bolivia oficializó la demanda marítima para obtener un acceso soberano al Pacífico, después  de que la gestión para consolidar la Agenda de los 13 Puntos fracasara por la ruptura del diálogo desde La Moneda.
 
El 6 de enero de 2016, el embajador chileno en Misión Especial  para Asuntos Regionales, Gabriel Gaspar, arribó a Santa Cruz  y reconoció que hay temas pendientes entre los dos países. 
 
Informó también que Chile invierte millones de dólares para trabajar en el acceso a carreteras y otras vías de comunicación en cumplimiento al Tratado de Paz de 1904, sobre la ampliación de los puertos. 
 
La Cancillería  anunció que recuperará todos los recursos hídricos desviados por Chile.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

3
5

Comentarios