Interpelaciones: el MAS salvó de la censura a doce ministros

En cinco años, desde Romero hasta Achacollo recibieron el voto de confianza de los legisladores oficialistas, quienes ostentan mayoría en el legislativo
lunes, 18 de abril de 2016 · 00:00
Gabriel Díez Lacunza  / La Paz

Desde   2011, al menos 12 ministros  estuvieron en el estrado del Congreso cuestionados por la oposición y en todos los casos, la mayoría oficialista respaldó sus versiones.

En algunas ocasiones las autoridades salieron aplaudidas del edificio del legislativo; en otras, hubo menos muestras de afecto de parte de los parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS), pero el resultado siempre fue el mismo: voto de confianza.

Cuatro ministros del Gabinete de Evo Morales fueron interpelados  dos veces por causas distintas. Están en este grupo la exministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo; el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana;    el ministro de Economía, Luis Arce, y el titular del ministerio de  Gobierno, Carlos Romero.
Entre quienes fueron interpelados una vez están  el canciller David Choquehuanca, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, y el  ministro de Defensa, Reymi Ferreira. También pasaron por el legislativo  los exministros Rubén Saavedra, Nardy Suxo, Viviana Caro, Wálter Delgadillo y Sacha Llorenti.

En todos los casos fue un legislador de la oposición quien solicitó someter a las autoridades a este procedimiento.  

Para diputados opositores -minoría en la Asamblea- con los constantes  votos de confianza a los ministros  se permitió   que la  impunidad campee. Desde el oficialismo, en cambio, consideran que en ninguno de los casos se encontró elementos suficientes como para censurarlos.

De a dos interpelaciones

En varias ocasiones el presidente Evo Morales le dio su respaldo público. La ahora exministra de Desarrollo Rural, Nemesia Achacollo, afrontó dos interpelaciones en la Asamblea Legislativa.

La primera vez que la citaron a comparecer fue el 11 de junio del 2011 para que respondiera sobre denuncias de irregularidades en el Instituto Nacional de Reforma Agraria. La segunda ocasión que estuvo frente a los asambleístas fue el 13 de marzo del año pasado por el caso del escándalo de corrupción en el Fondo Indígena.

En ambas oportunidades, el voto "puro y simple” a la orden del día significó el respaldo de los parlamentarios. Sin embargo, la sesión del 2011 fue diferente a la última, debido a que luego de explicar sus motivos,  los diputados y senadores oficialistas la aplaudieron y vitorearon, mientras que la oposición la abucheó y exigió censura.

"Me sentí insultado en la interpelación a Nemesia Achacollo”, recuerda el diputado Tomás Monasterio. Cinco meses después, luna de las "ministras fuertes” de Evo optó por renunciar, reiteró su inocencia y anunció su defensa.

Otro de los ministros que declararó sobre el Fondo Indígena fue Luis Arce. Interpelado el 18 de febrero del 2011 por cómo se desarrollaba el modelo económico y respaldado luego de su explicación, Arce volvió a los atriles de la Asamblea cuatro años después para responder sobre el presunto grado de responsabilidad que su ministerio tendría sobre la asignación, fiscalización y control de los recursos dentro del Fondo Indígena. El resultado fue el mismo: respaldo.

Esta segunda interpelación fue impulsada por los diputados opositores Norma Piérola, Yesenia Yarhui y Julio Costas, quienes a través de 14 preguntas solicitaron al Ministerio de Economía detalles sobre los desembolsos de recursos  a dicho fondo.

En esta lista de ministros interpelados dos veces, también figuran los responsables de las carteras de Gobierno, Carlos Romero, y de la Presidencia, Juan Ramón Quintana. Ambos fueron citados el 23 de diciembre del 2012, junto a la entonces ministra de Transparencia, Nardy Suxo, para responder sobre el caso de la red de extorsión.

La mayoría oficialista de ese entonces decidió no censurar a las autoridades que acudieron para dicha interpelación. La crítica  de los opositores, a raíz de ello, se centró  en que la Asamblea estaba perdiendo su carácter de fiscalización con este tipo de situaciones.

Ocho meses antes, el ministro Romero asistía a su primera interpelación. ¿El motivo? La asistencia de  altos mandos policiales a un acto partidario  del MAS. Asistió a la sesión también el ahora exministro de Defensa, Rubén Saavedra, por similar razón, pero por la presencia  de militares en el mismo acto.

"Se llevó adelante la interpelación a los ministros de Defensa y de Gobierno, por la presencia de oficiales del mando militar en el congreso del MAS, y la explicación quedó clara porque estuvieron allí presentes como invitados, como el resto de delegaciones diplomáticas y miembros de organismos internacionales”, explicó entonces, el presidente de la Asamblea Álvaro García Linera. El MAS les dio el voto de confianza.

La segunda interpelación a Quintana se dio el 20 de junio del 2013. El  manejo del Programa Bolivia Cambia, Evo Cumple fue la razón.  Reportes periodísticos de esa fecha dan cuenta de que la autoridad fue "ovacionada” por los representantes del oficialismo luego de ser ratificado.

Entre el mar y las barcazas

La noche del jueves 7 de abril del 2011, los miembros de la Asamblea Legislativa  decidieron respaldar con más de dos tercios  al canciller David Choquehuanca sobre la política marítima boliviana. Además, la autoridad obtuvo el voto de confianza de los parlamentarios.

Otras autoridades que recibieron el respaldo y la confianza de la Asamblea fueron los titulares de Defensa, Reymi Ferreira y de Comunicación, Marianela Paco. El primero respondió ante los asambleístas por el caso de las barcazas chinas y la segunda por recursos que se invirtió en  publicidad gubernamental en  medios de comunicación.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete. 

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día. 

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

4
14

Comentarios