Evo pide a Almagro que no sea instrumento de intervencionismo

“En Venezuela no hay dictadura” y “no se ha interrumpido el proceso democrático”, afirmó el canciller David Choquehuanca.
jueves, 2 de junio de 2016 · 00:00
Página Siete /  La Paz

El presidente Evo Morales calificó como una agresión la activación de la Carta Democrática Interamericana para Venezuela realizada por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a quien pidió no ser un instrumento para la intervención del país presidido por Nicolás Maduro.
 
"Antes Obama (EEUU), hoy Almagro (OEA), agresión. Hermano Almagro, no sea instrumento de intervencionismo al pueblo revolucionario de Venezuela”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.
 
Almagro, el martes, activó la denominada Carta Democrática al considerar que hay elementos suficientes que indican que en el país sudamericano se está produciendo una afectación del "orden democrático” que puede llevar a una situación de "ilegitimidad” si no se remedia.
 
La invocación de la Carta Democrática puede llevar, en último término, a la suspensión del país, como sucedió en el caso de Honduras tras el golpe de Estado de 2009, pero antes implica una larga serie de gestiones diplomáticas en busca de una solución definitiva consensuada.
 
"La dignidad, soberanía y autodeterminación de los países de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) se defiende, no se vende, hermano Luis Almagro”, concluyó el mandatario en la red social de los 140 caracteres.
 
El canciller David Choquehuanca afirmó  que no es necesario activar la Carta Democrática, invocada por el secretario general del organismo hemisférico.
 
"En Venezuela no hay dictadura, no se ha interrumpido este proceso democrático, hay un Parlamento que funciona, los poderes que funcionan, que han sido elegidos democráticamente, un Presidente en ejercicio elegido democráticamente, entonces no es necesario activar la Carta Democrática”, declaró en una rueda de prensa, según la ABI.
 
La Carta Democrática de la OEA es un mecanismo de ese organismo  para convocar  una sesión urgente de los 34 países miembros, que podría suspender a Venezuela con el apoyo de dos tercios de los participantes.
 
El Canciller  criticó la decisión del secretario general de la OEA porque aseguró que entre sus funciones está buscar conciliaciones y no generar división entre los países de la región.
 
"La tarea del secretario general no es dar instrucciones a los presidentes, la tarea del secretario general no es generar división; la tarea del secretario general es coordinar”, sustentó.
 
A su juicio, Almagro debiera "apoyar los mecanismos que se han activado”, para que los problemas por los que pasa Venezuela y otros países de la región sean resueltos "entre nosotros, sin intromisión”.
 
El jefe de la diplomacia consideró que ninguna acción debe realizarse sin la participación de Venezuela e insistió en que en ese país "hay democracia”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

60
3

Comentarios