Arce: Inexistencia del supuesto hijo de Evo es “cosa juzgada”

Explicó que luego de conocerse un fallo de segunda instancia que confirma un fallo anterior, que indica que el hijo con Zapata no existe, es una “certeza jurídica”.
domingo, 26 de junio de 2016 · 00:00
Página Siete  / La Paz

El procurador Héctor Arce  manifestó ayer que la inexistencia del supuesto hijo del presidente Evo Morales y su expareja Gabriela Zapata es   "cosa juzgada” e "inapelable”, luego de que un fallo de  Auto de vista (fallo de segunda instancia), dictado en el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, confirmara  la primera sentencia que indicaba la inexistencia del  menor.
 
"Ese fallo ahora es confirmado, ya no existe otro recurso, es una verdad judicial comprobada, es cosa juzgada, ya no puede ser modificado, ya no hay otro recurso, es certeza jurídica ya inapelable la inexistencia del supuesto menor”, expresó Arce en conferencia de prensa.
 
El miércoles 11 de mayo el  Juzgado Segundo de la Niñez y Adolescencia determinó que el hijo no existe físicamente.
 
"Luego de la valoración de las pruebas en aplicación plena de la Constitución Política del Estado falla declarando IMPROBADA (sic) la demanda de fojas 17 al 19 de obrados por inexistencia física comprobada del niño”, expresa  la sentencia emitida por la jueza,  Jacqueline Rada de una extensión de 27 hojas.
 
Desde el oficialismo se apuntó en varias oportunidades a que el caso del supuesto hijo de Morales con la exgerente de la empresa china CAMC, Gabriela Zapata, fue uno de los motivos para que ganara el No en el referendo constitucional del 21 de febrero.
 
Ayer, Arce remarcó esa posición al indicar que según las investigaciones del caso, hubo actores políticos que junto a Zapata inventaron una serie de historias y mentiras, como la de la existencia del menor, a pocas semanas de esa consulta. 
 
"(Fue) con el objetivo absolutamente ilegítimo y contrario a la democracia de generar un escándalo que no existía en realidad en base a una mentira, en base a una tergiversación terrible de la realidad con el objetivo de inducir (al) error al pueblo boliviano a menos de tres semanas de que emitan su voto”, resaltó Arce.
 
 El 3 de febrero de este año, el periodista Carlos Valverde denunció un presunto tráfico de influencias que involucraba a Morales y a Zapata. En esa ocasión, presentó como prueba un certificado de nacimiento del supuesto hijo en común. 
 
Ese hecho desató una serie de críticas de la oposición y de otros sectores. Sin embargo, el 16 de mayo, dijo que según información a la que accedió el menor no existe.
 
 A "asumir las consecuencias”
 
 El exministro de Culturas y actual gerente del canal Abya Yala, Pablo Groux, aseguró que algunos periodistas fueron "actores políticos” durante el desarrollo del caso Morales-Zapata y que quienes hicieron un mal manejo del poder de la comunicación deben "asumir las consecuencias”, según ANF.
 
"Estamos hablando de personajes que han sustituido el concepto de ciudadanía (...), en su ejercicio profesional han cometido errores o han tenido actos, pero no desde perspectiva profesional, sino desde una acción política necesaria para ellos en ese momento y bastante efectiva para el proceso electoral que precedió al 21 de febrero”, sostuvo Groux en el programa  Piedra, papel y tinta, que produce el diario La Razón en Cadena A.
 
Groux advirtió que "el poder de la palabra respecto a la opinión pública puede efectivamente deformar el decurso histórico de cualquier sociedad y si no somos responsables, políticos y comunicadores, de ese poder, vamos a tener que asumir las consecuencias”.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

61
10

Comentarios