Chile presenta contramemoria en la CIJ antes del plazo fijado

Con la entrega del documento chileno a la Corte se cierra la primera fase escrita del proceso. Comienza la etapa en la que Bolivia puede presentar una réplica.
jueves, 14 de julio de 2016 · 00:16
Página Siete  /  La Paz

El Gobierno chileno entregó ayer su contramemoria a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y pretende demostrar que no hubo nunca una obligación de negociar con Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico.
 En el documento, que consta de un legajo de 166 páginas y cinco libros anexos en los que se incluyen mapas, documentos históricos y copias de tratados,  se indica  que en 100 años  Bolivia no le reclamó a Chile la obligación de negociar, según  el canciller de ese país, Heraldo Muñoz, tras presentar la contramemoria ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ).

Muñoz explicó que la contramemoria   chilena es "sólida” y que "tiene los argumentos históricos y jurídicos para demostrar que no existió nunca una obligación de negociar en los episodios de conversación o negociaciones diplomáticas que tuvo Chile con Bolivia. Eso está en las páginas de la contramemoria”.

También dijo que Bolivia "durante más de 100 años nunca expresó a Chile la existencia de una obligación de negociar y eso está dentro de las cosas importantes que estamos señalando”.

En abril de 2013, el Gobierno boliviano demandó a Chile ante el alto tribunal de justicia para que determine que Santiago tiene la obligación de negociar con Bolivia un acceso soberano al mar.

 Las bases de la petición boliviana son los compromisos unilaterales realizados por el Estado chileno desde 1904, cuando se firmó el Tratado de Paz y Amistad que puso fin a la denominada Guerra del Pacífico.

La Moneda intentó desconocer la competencia de la Corte, pero en septiembre de 2015 ésta rechazó la objeción chilena y determinó que el objeto de la demanda es  determinar si Chile tiene la obligación o no de  negociar un acceso soberano al mar.

 A la salida del  Salón Rojo del Palacio de La Paz, el canciller Muñoz indicó que con esta demanda "no está en juego ni la  soberanía territorial, ni marítima de nuestro país”, mientras el agente José Miguel Insulza explicó que  la demanda  boliviana está restringida solamente a si Chile "en algún momento adquirió un compromiso con Bolivia de negociar, quedando muy claro que la Corte no va a decidir cuál es el resultado de eso”.

Para demostrar que el vecino país no tiene obligación de negociar "hemos tenido que generar una cantidad de antecedentes porque Bolivia todavía no ha dicho exactamente en qué  momento se habría producido esa obligación, sino que han hablado de una serie de hechos a lo largo de la historia, bastante  inconexos unos con otros y en distintas circunstancias”, observó.

En los próximos  pasos del proceso judicial,  Bolivia puede solicitar a la Corte ejercer su derecho a presentar una réplica, entonces  Chile podría solicitar ejercer su derecho a presentar una dúplica, completando una segunda fase de argumentación escrita.

La fase siguiente -con o sin presentación de réplica y dúplica- son los alegatos orales, después de los cuales la Corte fijará la fecha para dictar sentencia.
1
3

Comentarios