Mujeres sufren acoso político porque fiscalizan y cuestionan

El hostigamiento contra mujeres concejalas o alcaldesas es integral; no sólo les afecta a ellas, sino tiene consecuencias para sus hijos, esposos y otros familiares
miércoles, 20 de julio de 2016 · 00:00
Wendy Pinto  / La Paz

"Tenemos algunos problemas, pero el trabajo no ha parado, por eso la ejecución presupuestaria 2015 es de  76,9%; es un gran avance. Tenemos la misma predisposición de trabajar este año independientemente de los problemas que haya y del acoso político en contra mía”, con esas palabras la alcaldesa de Collana (La Paz), Bertha Quispe, manifestó su fortaleza ante el acoso político que sufre actualmente.

Quispe, con tan sólo 29 años, es la alcaldesa más joven de los municipios del departamento de La Paz, pero no todos ven con buenos ojos su liderazgo municipal.

Cuando la Alcaldesa realizó un plan de ordenamiento territorial y contrató a una consultora y ésta encontró una cantera de piedra caliza dentro del área de la que una cooperativa se beneficiaba. Los miembros de la cooperativa vieron afectados sus intereses y empezaron a acosarla por teléfono, luego de manera personal.

Según  el reporte de Asociación de Concejalas de Bolivia (Acobol), varias personas ligadas a esta cooperativa tapiaron las puertas de la Alcaldía, pusieron candado al garaje y no la dejaron ejercer sus funciones como autoridad. "Por ser mujer, joven, de comunidad no importante; por denunciar hechos ilegales y por enfrentarse sin saberlo a intereses económicos muy grandes la acosan”, afirmó la directora ejecutiva de  Acobol, Bernarda Sarué.
Hace poco, un amparo constitucional salió a favor de Quispe. Este documento indica que ella puede retomar sus funciones como alcaldesa y pide el cese el acoso político, pero éste persiste.

 16 denuncias hasta medio año

Al igual que el caso de la Alcaldesa de Collana  hay otros similares y con más intensidad en diferentes municipios del país. Desde abril de este año hasta ayer, Acobol registró 16 denuncias de acoso político contra mujeres que ejercen cargos políticos y públicos como concejalas y alcaldesas (ver infografía). 

"En lo que va del año tenemos 16 casos reportados en el país, lo hacen  porque no quieren que hablen, que fiscalicen, sólo que firmen sin cuestionar;  lo que quieren los acosadores es evitar la participación activa y efectiva de la mujer en espacios políticos”, explicó la asesora legal de Acobol, Sandra Silva.

 Según la jurista, muchas mujeres se ven obligadas a renunciar a sus cargos políticos por presiones de un grupo cercano a ellas. En muchos casos, incluso acompañan a estas autoridades a presentar su renuncia ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), pero estas dimisiones  no son aceptadas.
 
   Sin embargo, detrás de estas 16 mujeres autoridades que se animaron a denunciar hay muchas otras que prefieren callar por temor a más represalias no sólo contra ellas, sino contra su familia. "El acoso no sólo es a ellas, es  integral. Queman sus cosechas, golpean a los hijos y al marido”,  aclaró Sarué.

La tarea de Acobol es velar  que las  concejalas o alcaldesas cumplan con el mandato  democráticamente establecido en el tiempo determinado. Intervienen en  casos de acoso político para recordarles a las autoridades que existen leyes y normas que protegen el derecho de estas  autoridades mujeres.  

Las denuncias llegan vía telefónica, fax o a las oficinas de Acobol en diferentes departamentos. "Basta a la impunidad, hay que cortar estos lazos de agresión del estado patriarcal; en la medida que nos callemos continuará esta violencia”, dijo la directora.
 
 Hasta el asesinato
  • Decesos  En marzo de 2012  la concejala de Ancoraimes  Juana Quispe  fue asesinada; el 21 de junio de 2016,  la concejala de Viacha Herminia Mamani falleció. Las dos denunciaron acoso político.   
  • Pruebas  La mayoría de las denuncias verbales  no prospera porque necesitan pruebas del acoso y estos documentos, audios, fotos o videos están en manos de los mismos agresores, que incluso intimidan a los testigos de los hechos. 
  • Verificación  Todas las denuncias son enviadas al Defensor del Pueblo, al Ministerio de Autonomías y al  de Justicia. 
  • Anonimato  Por protección Acobol no  dio el nombre de los municipios ni de las autoridades que sufren acoso político  porque los agresores toman represalias inmediatas y extremas.
  Reglamento de la Ley N°243

   La Ley  Contra el Acoso y Violencia  Política hacia las Mujeres entró en vigencia el 28 de mayo de 2012, pero hasta ahora no cuenta con una reglamentación. La Acobol elaboró el reglamento de la norma y el documento se encuentra en el Ministerio de Justicia, donde es evaluado.

"La propuesta se la ha hecho conocer a este Ministerio, esperemos que la reglamentación salga este año”, dijo la asesora legal de Acobol, Sandra Silva.

Según la directora ejecutiva de la institución, Bernarda Sarué, el reglamento viene   de experiencias reales de las mujeres que son autoridades, por lo que se espera que responda a estas  necesidades. La Acobol trabaja  con varias instituciones para fortalecer el contenido de dicho reglamento.

 Las dos representantes de esta entidad coincidieron en que en Bolivia existen varias normas que protegen a la mujer como autoridad, pero que se vulneran sus derechos porque no conocen las normas ni ellas ni sus agresores. "La mujer bien informada de sus derechos es la que va a poder hacer respetarlos y va a evitar algún tipo de acoso”, aseguró la jurista.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

108
51

Comentarios