Líder de la COB: El Gobierno se ha vuelto “engreído y soberbio”

“El Gobierno se ha vuelto totalmente engreído, soberbio y totalmente rebelde con su pueblo”, afirmó el principal ejecutivo, Guido Mitma.
domingo, 21 de agosto de 2016 · 00:00

Página Siete / La Paz

El minero Guido Mitma, exdirigente de Huanuni, exlíder de la Federación de  Mineros y actual secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) se siente decepcionado del gobierno de Evo Morales y del proceso de cambio.

"Este proceso de cambio no es  el que nosotros queríamos”, afirma. "El país se está convirtiendo en una fábrica especializada en generar desempleo”, agrega. "El Gobierno se ha vuelto totalmente engreído, totalmente soberbio y totalmente rebelde con su pueblo”, sostiene.
 
¿Cuál es su balance del último conflicto con el Gobierno a propósito del cierre de Enatex?
La falta de políticas de gobierno, la falta de planificación económica, ha hecho que Enatex entre en quiebra. Aunque, lamentablemente, el Gobierno compró una empresa ya quebrada, la mala administración ha hecho que la fábrica tenga que cerrar y retirar a 800 trabajadores. Detrás de cada compañero hay hijos, hay una esposa, con lo cual no solamente se deja desamparado al trabajador, sino a toda su familia. Este no es un proceso de cambio. El proceso de cambio debió haber sido para que existan políticas de transformación, políticas laborales, políticas salariales  para la reactivación del aparato productivo, para crear nuevas áreas de trabajo y fortalecer la economía. Lamentablemente no hay nada de eso. A mí me preocupa la situación del país. El país se está convirtiendo en una fábrica especializada en generar desempleo, en generar soberbia, en generar rebeldía. Lamentablemente, también hay sectores que no están diciendo nada sobre este cometido del Gobierno, que el proceso de cambio no es como nosotros queríamos, un proceso para transformar, un proceso que fundamentalmente debería ser trabajo, salud y educación.
 
Este conflicto ha dejado muy deterioradas las relaciones entre la COB y el Gobierno…
Por las indecisiones del Gobierno, que han  hecho que todas las organizaciones y el pueblo boliviano en general lleguen a movilizarse. Está en manos del Gobierno poder dar solución a los problemas, buscar empleo, que es lo más importante. Los trabajadores queremos que se respeten los derechos adquiridos. Ese es el descontento fundamental. ¿Dónde queda el discurso del Gobierno de gobernar obedeciendo al pueblo? ¿Dónde queda el consenso? El Gobierno ahora sale con decisiones unilaterales, con decretos, normas, leyes que son totalmente perjudiciales para los trabajadores y eso hace que nos movilicemos. Reitero: este proceso de cambio no es  el que nosotros queríamos. El proceso de cambio debió haber sido para que existan cambios estructurales, sociales, económicos para el vivir bien de todos los bolivianos.
 
Ustedes llegaron a anunciar la ruptura de su pacto con el Gobierno ¿Qué pasó?
Yo me atrevo a decir que hay dirigentes comprometidos, cuoteados, por no decir vendidos,  que se han desideologizado, no responden al conjunto de los trabajadores de base. Eso ha hecho que no se hayan cumplido algunas determinaciones que hemos tomado como COB. Lamentablemente, cuando existen ese tipo de dirigentes, no podemos hacer respetar las reivindicaciones laborales y sociales que tenemos como trabajadores. Pero el pueblo es inteligente, no está ciego, está viendo todos los errores que está cometiendo este Gobierno. Nuestros derechos en el ámbito laboral están siendo totalmente mellados. Ahora hay más desocupados y el Gobierno lo ha reconocido el 6 de agosto. No solamente es el caso de Enatex. Son 17 las empresas que han echado a la calle a compañeros, han conculcado sus derechos, han reducido sus salarios, han desconocido todas las conquistas sociales. Entonces, no podemos seguir así. Quienes están callados sobre este cometido del Gobierno se están convirtiendo en enemigos de los trabajadores y en los primeros traidores de este proceso de cambio.
 
¿No ha sido un error abandonar la independencia sindical? ¿Al firmar la alianza con el Gobierno no han comprometido la defensa de los intereses de los trabajadores?
Habíamos manifestado, inclusive en nuestro último congreso, que había que apoyar al Gobierno siempre y cuando haya beneficios para los trabajadores, transformaciones y progreso para los trabajadores, pero estos beneficios no están llegando y los trabajadores se ven sometidos en el ámbito de la reivindicación laboral, social y económica. No podemos estar sometidos a estas dictaduras como lo está haciendo el Gobierno. Hay dos temas, el sindical y el político. En lo sindical, la COB nunca jamás va a negociar el tema laboral, el tema del estómago de los pobres. En lo político, creo que es importante, mediante la COB, reorientar esta política para el vivir bien de todos los trabajadores, para reactivar el aparato productivo, para ofrecer trabajo a los jóvenes. Lamentablemente, este proceso se ha estancado. El Gobierno no lo quiere entender. Cuando decimos o aclaramos ciertas cosas, nos dicen derechistas, pero estos temas no deben quedar así.
 
Usted habla de dictaduras. ¿Considera que este Gobierno es una dictadura?
Cuando existen este tipo de decretos y normas y, lo más preocupante, cuando se aferran en defenderlas… La 466 (Ley de la Empresa Pública), por ejemplo; me atrevo a decir que el decreto 2765 (sobre Enatex) se ha hecho con artículos de la Ley 2027 (Estatuto del Funcionario Público) que es de Hugo Banzer, del año 99. Son normas totalmente neoliberales que han hecho gemir a los trabajadores. Si es un gobierno del pueblo, un gobierno de transformación, un gobierno de los trabajadores, ¿por qué ha aplicado la Ley 2027? Para retirar a los trabajadores de manera totalmente cruel. El Gobierno saca normas y decretos contradictorios a los intereses de los trabajadores  y a muchos sectores los ha llegado a someter. Muchos dirigentes cuoteados no están diciendo el sentir de las bases y están actuando por compromisos que tienen con el Gobierno.
 
Sin embargo, el Gobierno se resiste a reconocer este alejamiento porque la COB es uno de los pilares del MAS.  ¿Cómo ve el futuro de esta relación?
El reencuentro de los trabajadores con el Gobierno, en un ampliado nacional realizado en Santa Cruz, lo que hoy manifiestan que es un pacto, puede ser revisado en un ampliado nacional. Cuando se mella la dignidad de los trabajadores, cuando se ve en riesgo el tema laboral, cuando se ve en riesgo a nuestras familias, un ampliado puede llegar a determinar la ruptura con el Gobierno. El Gobierno no está actuando de manera franca y sincera con su pueblo. El Gobierno se ha vuelto totalmente engreído, totalmente soberbio y totalmente rebelde con su pueblo. Ya no escucha la demanda de los trabajadores y se está aprovechando de muchos compañeros campesinos, de nuestros compañeros interculturales, que inclusive se han atrevido a decir que van a hacer una contramarcha contra la COB. No es delito marchar por una fuente laboral, no es delito defender a la familia, no es delito pelear por nuestros derechos conculcados. Hay decretos que han pisoteado la Constitución. 
 
Parece usted decepcionado. ¿Se sigue considerando militante el proceso de cambio?  
El proceso de cambio es de los bolivianos, de los trabajadores, no es de Guido Mitma, no es del Gobierno. El proceso de cambio es un proceso de transformación para el vivir bien; significa generar empleo, nacionalizar, industrializar, recuperar todos los medios que están en manos de las grandes transnacionales, que están haciendo un gran saqueo. Consideramos que el Gobierno debe analizar estos temas. Este proceso es de los trabajadores, de todos los bolivianos. Impulsarlo es una obligación. ¿Quiénes somos los garantes de este proceso?  Somos los trabajadores y para ello tenemos que decir que este proceso está entrando en un descenso sumamente peligroso y hay organizaciones que se están prestando a  ello, callan. Por ese decía que los grandes traidores de este proceso son aquellos que se callan, aquellos que no le dicen la verdad al Presidente. Creo que es importante decirle las verdades al Presidente, que hay errores que se están cometiendo. ¿Por qué está sacando normas contrarias a los trabajadores?, ¿por qué se está retirando a nuestro compañeros de diferentes empresas? Ahora parece que ya no somos los aliados del Presidente, como dijeron en su momento, y los mejores aliados son los empresarios privadas, porque les están dando muchas armas  para retirar a los  trabajadores, para evadir impuestos. Consideramos que la COB ya no puede estar sometida ante estos hechos de crimen laboral por parte del Gobierno.
 
Usted habla de un aumento del desempleo, de la falta de políticas de desarrollo, pero estas señales ya se iban dando; son 10 años de proceso de cambio, pero antes no hubo ninguna advertencia desde los sectores aliados al Gobierno. ¿Por qué este momento? ¿Y por qué además el deterioro de la relación con el Gobierno?
Hubo algunos ejecutivos que no se percataron. Ahí estuvo Juan Carlos Trujillo, Pedro Montes y otros, porque la minería llegó a un nivel alto; hubo un movimiento económico gracias a la subida de los precios de los minerales y los recursos naturales que no supimos aprovechar. Lamentablemente, no se llegó a reactivar el aparato productivo. ¿Qué nueva empresa se ha reactivado en el sector minero, qué nueva área se ha encontrado? Lamentablemente ninguna, pero ahora no podemos seguir sometidos a ello y esas son las grandes consecuencias que ahora estamos pagando en esta generación. Este nuevo Comité Ejecutivo ha observado muchas normas contrarias a los intereses de los trabajadores y no se puede convertir en cómplice de la desgracia del compañero trabajador, no puede negociar el tema laboral, el tema del estómago, porque el Gobierno está mellando esos aspectos reivindicativos. El nuevo Comité Ejecutivo Nacional de la COB tiene que pelear por los temas reivindicativos, mejorar las conquistas sociales, lograr el vivir bien para todos los bolivianos. Esa es la tarea fundamental para la COB y es lo que está haciendo. Entonces, no podemos estar callados, no podemos estar sometidos. 
 
¿Qué debería hacer Evo Morales para hacer encauzar el proceso de cambio? 
Escuchar a todos los trabajadores. ¿Qué dijimos en el último ampliado? Que el Gobierno está sumando errores con sus políticas totalmente equivocadas, que mañana, pasado mañana, acuérdense todos los bolivianos, los trabajadores vamos a estar nuevamente en las calles. El mejor juez es el propio pueblo boliviano y seguramente él va a juzgar en su momento a nuestros gobernantes. Vamos a juzgar en su momento a aquellos dirigentes cuoteados porque no se están orientando tal cual debía ser a los intereses de los trabajadores. Al contrario, se han llegado a desideologizar, han llegado a desmovilizar a los trabajadores. La COB tiene que seguir. Por eso ha planteado una cumbre o un reencuentro por la unidad y la dignidad de todos los trabajadores. Ahí debemos decir qué queremos: impulsar el proceso de cambio, reactivar el aparato productivo, reactivar la economía del país,  para cumplir y para que el proceso de cambio siga avanzando, porque el proceso de cambio está estancado y se está llegando a convertir en una fábrica generadora de desempleo, de soberbia, de rebeldía.

¿Cuánto aporta un cooperativista? ¿De qué privilegios goza?”

"Los cooperativistas están haciendo perder la autoridad al Gobierno. No estamos en guerra para hacer canjes de policías con compañeros detenidos. Los cooperativistas han sido los mejores aliados del Gobierno, inclusive han llegado a condicionar al Gobierno”, afirma Mitma al analizar el conflicto del Gobierno con los mineros cooperativistas.

Al defender la sindicalización de los mineros que trabajan en las cooperativas, sostiene que "los cooperativistas no son dueños de las leyes, no son dueños del país, no pueden conculcar el derecho a la libre sindicalización”. Según Mitma, hay cooperativistas que están haciendo trabajar a sus empleados "en forma totalmente infrahumana, sin seguridad industrial, sin seguridad social, sin beneficios”, porque "son patrones”. 
 
"La COB ha repudiado este accionar totalmente irracional de los cooperativistas, porque además no pueden ser defensores del neoliberalismo, del imperialismo, porque están pidiendo hacer contratos con empresas privadas. El cooperativista será un empresario privado para contratar peones, explotar, abusar de los jóvenes, de los hijos, y las ganancias las van a repartir entre cooperativistas y empresarios”, añade.
 
"Hay mucho abuso dentro del sector cooperativista, hay patrones cooperativistas que ganan la plata, pero ¿cuánto aporta  un cooperativista al erario nacional? ¿De qué privilegios goza? Esto es culpa del Gobierno, porque los privilegiados no pagan regalías, no pagan impuestos, y eso perjudica a desarrollo, a la educación, a los hospitales”, sostiene.
 
Mitma admite que la caída de los precios de los minerales y las materias primas en general están causando este tipo de tensiones.
 
"Siempre ha pasado esto. Estamos sujetos a la cotización de los precios internacionales de los minerales y el imperialismo siempre ha dominado estos temas. Ellos determinan cuándo van a subir y cuándo van a bajar. Eso tiene grandes repercusiones también en el seno de los trabajadores porque ocasiona retiros, hambre, miseria, y lamentablemente no existen políticas mineras, políticas de empleo. Tampoco hay la capacidad para inyectar recursos en el sector público por parte del Gobierno”, dice.
 
"Pero, lo que más preocupa -concluye-, es que el proceso de cambio está estancado, no ha habido apertura de nuevas áreas de trabajo, no habido generación de empleo”.

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

Comentarios

Otras Noticias