Romero: Illanes insistió en ir a persuadir a los cooperativistas

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, alegó ayer que la autoridad fallecida siempre confiaba en que podía abrir el diálogo con los sectores.
domingo, 28 de agosto de 2016 · 00:00
Página Siete  / La Paz
 
El fallecido viceministro Rodolfo Illanes, según el ministro de Gobierno, Carlos Romero, insistió en dirigirse a Panduro pese a que se le pidió que no lo hiciera, porque "confiaba” en que sus contactos con dirigentes de las cooperativas mineras ayudarían a abrir el diálogo.
 
"En la reunión también le pedí que se retornara a Cochabamba, pero él insistió, dijo que confiaba en que algunos contactos que tenía con dirigentes de las cooperativas mineras le iban a permitir acercarse a ellos y  persuadirlos de viabilizar las condiciones de un diálogo, como lo había hecho muchas veces”, narró ayer el ministro Romero, en una conferencia de prensa que dio en el Ministerio de Gobierno mientras, cruzando la avenida, en oficinas del Viceministerio de Régimen Interior y Policía, los  excompañeros de trabajo despedían el cuerpo de Illanes.
 
De acuerdo con  Romero,  el miércoles, Rodolfo Illanes estaba en Cochabamba atendiendo una reunión con los gremialistas y la Gobernación de Cochabamba. "Tenía que volver a las dos de la tarde pero la reunión por alguna razón se retrasó, se extendió y él modificó su vuelo para las cuatro”, recordó. 
 
Ese día se había conocido la noticia de dos mineros cooperativistas muertos en los enfrentamientos con la Policía. A raíz de ello, el ministro de Gobierno  pidió a Illanes que se quede en Cochabamba porque, "sobre todo” en el conflicto que hubo en Colomi hace meses, "él estuvo trabajando mucho en Cochabamba, abrió el diálogo  y tenía una buena coordinación con el comandante Departamental  y con el fiscal de Distrito; y además por su conocimiento jurídico. Ya saben cómo estaba la situación de los dos fallecidos y demás, entonces yo le pedí que se quedara en Cochabamba”.
 
Sin embargo, el viceministro Illanes insistió en regresar a La Paz y lo hizo para sostener una reunión con Romero. Allí fue cuando persistió en dirigirse a Panduro. "Ustedes saben, él solito fue, se acercó a los discapacitados, los llevó al Fondo de Desarrollo Regional, para que dialoguen con el ministro (Juan Ramón) Quintana, él confiaba siempre en esa tarea. Entonces insistió y, bueno, lamentablemente con este resultado”, argumentó Romero.
 
Plan de rescate
 
Cuestionado acerca de algún plan de intervención para aplacar a los cooperativistas que habían tomado los cerros de la localidad de Panduro y que tenían en su poder al viceministro y su edecán, el ministro Romero negó esta posibilidad. "Un operativo policial en dos cerros con 1.200 personas y con otras que llegaron inmediatamente, 8.000 personas habían en la zona;  si desarrollábamos una acción policial era de alto riesgo para la vida del compañero Illanes, pero sobre todo seguro que hubiera generado muchísimas bajas”, justificó la autoridad.
 
Recordó que con sólo la presencia policial, hubo  declaraciones en torno a que habían militares camuflados entres los policías, que disparaban a los mineros movilizados.
 
Según Romero, el único plan operativo consistía en triplicar el contingente policial. "Para tomar el control de la zona necesitábamos mover tres veces más cantidad de efectivos y en esa tarea estuvimos precisamente en las últimas horas del conflicto, tomando en cuenta  el radio de acción demasiado amplio del lugar”, alegó.
 
Gobierno mantiene el contacto con el chofer del viceministro
 
"Sí se tiene contacto con el chofer,  no sé si ha prestado o prestará su declaración ante la Fiscalía, pero es una persona que está habida, no está desaparecida”, aclaró ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, tras la consulta de los medios  acerca del paradero del chofer que conducía el vehículo del fallecido viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes.
 
De acuerdo con las primeras investigaciones, en el momento en que el motorizado fue retenido por los mineros cooperativistas, el conductor pudo escapar y se mimetizó entre los movilizados. El fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, reveló que Illanes y su edecán, el teniente Iván Linares Aguilar, fueron secuestrados por los mineros, cuando el conductor del vehículo que los llevaba a Panduro fue a comprar unos caramelos.
 
Según Guerrero, el chofer de la vagoneta del Ministerio de Gobierno logró salvarse porque estaba comprando los dulces y, al ver que los mineros tomaron a sus pasajeros como rehenes, escapó del lugar.
 
El ministro Romero señaló que las investigaciones, que se realizarán en los siguientes días, podrán esclarecer los hechos y darán mayores datos para saber cómo sucedieron los hechos que resultaron en la brutal golpiza y muerte de la autoridad que será enterrada esta tarde.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

66
51

Comentarios