Agresores lanzaron dinamita cerca de Illanes para asustarlo

La Fiscalía relató en la audiencia cautelar que los cooperativistas “jugaron” con el explosivo a dos metros del viceministro y él tenía que esquivarlos.
lunes, 29 de agosto de 2016 · 00:45
Página Siete / La Paz
 
El viceministro de Régimen Interior y Policía, Rodolfo Illanes, no sólo fue víctima de agresiones físicas sino también psicológicas. La mañana del jueves 25 de agosto, cuando fue secuestrado, tuvo que esquivar dinamita que los mineros lanzaban a su alrededor.
 
 Así lo reveló Marco Antonio Vargas, uno de los fiscales a cargo de la investigación por el asesinato de Illanes, durante la audiencia de medidas cautelares contra seis imputados.
 
 "Ha sido víctima de utilización de explosivos, a uno o dos metros han jugado y lanzado dinamita en contra del viceministro y él ha tenido que esquivar”, relató el fiscal quien además afirmó que contar lo que vivió Illanes durante al menos siete horas es muy duro, pero necesario.
 
 La autoridad perdió la vida el jueves en manos de cooperativistas en la localidad de Panduro, después de estar secuestrado al menos siete horas por cientos de mineros. Su deceso es uno de los más crueles por el grado de violencia que utilizaron los mineros para deshacerse de él.
 
 La Fiscalía identificó al presidente de la Federación Nacional de Cooperativistas Mineros (Fencomin), Carlos Mamani, como uno de los principales responsables del crimen. De hecho, fue imputado por asesinato y otros delitos y hace pocas horas una jueza decidió enviarlo al penal de Chonchocoro junto con otros cuatro imputados.
 
Según Vargas,  Mamani estaba en el lugar de los hechos junto con Agustín Choque, otro líder cooperativista. 
 
"Los dirigentes comenzaron a sustraer todas las pertenencias del viceministro, sus dos celulares, al igual que a su edecán (Iván Linares)”, dijo el fiscal.
 
Luego de quitarle todo, le hicieron subir un cerro, le dieron un golpe en la cabeza con un palo y lo bajaron otra vez hacia el camino a patadas. "Se han  organizado y determinadas personas han podido ejecutar este crimen”, sostuvo Vargas.
 
Los explosivos también fueron utilizados para amedrentar a los policías. El informe del Ministerio Público en la audiencia cautelar señala que los cooperativistas colocaban la dinamita en una llanta y ésta la hacían rodar hacia  donde estaban los policías.
 
Es por esto que los dirigentes y otros mineros, que fueron aprehendidos, fueron imputados también por organización criminal, robo agravado, tenencia y porte o portación ilícita y atentados contra miembros de organismos de seguridad del Estado. 
14
84

Comentarios

Otras Noticias