Tras 10 años de la Constituyente, destacan la inclusión y observan las autonomías

Tres constitucionalistas efectúan una radiografía de la Carta Magna que comenzó a escribirse en ese cónclave. Sobre el avance de la descentralización, el Gobierno dice que mucho depende de las autoridades locales.
lunes, 08 de agosto de 2016 · 01:15
Gabriel Díez Lacunza  / La Paz
 
El  6 de agosto se recordó 10 años de la instalación de la Asamblea Constituyente. En ese encuentro se comenzó a escribir  la actual Constitución Política del Estado (CPE),  promulgada un 7 de febrero del 2009. 
 
A días de cumplirse una década del inicio del cónclave constitucional, abogados y analistas identifican que lo más destacable de la nueva  Constitución  es la inclusión social y la igualdad de género que generó  en diferentes ámbitos. Sin embargo, afirman que las autonomías aún no se consolidan y que es un tema pendiente.
 
"Si bien la Constitución ha dado ciertas competencias importantes a los gobiernos departamentales, lamentablemente el nivel central no ha sido capaz y ha sido muy egoísta de descentralizar el poder económico y, con ello, el poder político”, afirma el abogado constitucionalista Williams Bascopé.
 
Desde el artículo 1 de la constitución se establece, entre otros preceptos, que Bolivia es un Estado descentralizado y con autonomías. Además, a lo largo del texto constitucional se dedican capítulos a la autonomía departamental, regional, municipal e indígena originaria campesina. También se habla de las competencias de cada nivel autonómico.
 
En la misma línea que Bascopé, el abogado constitucionalista Carlos Alarcón considera que están "las autonomías  asfixiadas por un centralismo del gobierno nacional tajante y secante”. Esto pese a que -reconoce el jurista- uno de los cambios trascendentales del nuevo texto constitucional se vio reflejado en la formación del un Estado compuesto "bajo el modelo autonómico”.
 
Uno de los pilares del modelo  de descentralización nacional es un aparato legislativo. Según el último boletín informativo -julio 2016- del Servicio Estatal de Autonomías (SEA), sobre el avance del proceso autonómico, en conjunto los gobiernos departamentales cuentan con un total de 1.327 leyes emitidas y registradas en el SEA; los gobiernos  municipales, por su parte, emitieron 2.312 leyes.
 
En criterio del  constitucionalista Carlos Börth, el tema de las autonomías está "absolutamente paralizado”, más allá de la Ley Marco de Autonomías (vigente desde  el 19 de julio del 2010). Esto ya que "aún con problemas” esta norma era un buen punto de partida, pero que la legislación sectorial "es centralista”. "El Gobierno central ha impedido que evolucione el régimen de autonomías”, sostiene Börth.
 
Sobre estas observaciones, el ministro de Autonomías, Hugo Siles Núñez del Prado, expresa su desacuerdo. Esto, debido a que considera que las autonomías son parte de un proceso en construcción. "El desarrollo del proceso autonómico es joven y está proyectando de forma gradual los cambios en la estructura del Estado”, afirma Siles.
 
Cambios trascendentales
 
Los abogados constitucionalistas consultados afirman que también hubo cambios trascendentales reflejados en el nuevo texto constitucional. Entre estos, está la formación del Estado Plurinacional, los derechos colectivos de los pueblos indígenas, originarios y campesinos, la intervención estatal en la economía, la inclusión social y de género, además de la promulgación de las cinco leyes fundamentales.
 
"En los aspectos más generales ha habido un desarrollo en la Constitución. Temas que no podía evitar el Gobierno. Por ejemplo, las leyes orgánicas. Ha habido el avance, se han desarrollado algunos derechos; se ha emitido legislación tratando de fortalecer las políticas antidiscriminación”, opina Börth.
 
Pese a que considera que la mayor parte de los cambios trascendentales están incumplidos y que, en algunos casos, se ha generado por el Gobierno  un proceso involutivo, el abogado Alarcón identifica varios.
 
Estos cambios trascendentales son: formación de un Estado compuesto bajo el modelo autonómico, formación de un Estado Plurinacional con la incorporación de derechos colectivos para naciones y pueblos indígena originario campesinos, "basados en la territorialidad y autodeterminación”, pluralismo político, jurídico, económico y social, profusión de derechos sociales y colectivos y la elevada intervención del Estado en la economía y manejo de los recursos naturales.
 
Siles: Velocidad de autonomías depende de autoridades

El ministro de Autonomías, Hugo Siles Núñez del Prado, afirma que el proceso autonómico boliviano avanza en la descentralización, autonomías y autogobierno. Sostiene que este proceso es joven y que está proyectando, de forma gradual, los cambios estructurales en el país. Sin embargo, afirma que "la velocidad de los procesos autonómicos” depende de las autoridades.
 
"En seis años se ha ido avanzando no sólo en la estructura de la administración subnacional que hoy es totalmente distinta que hace 20 años atrás. La elección de autoridades subnacionales, la separación de poderes, la cualidad legislativa son partes fundamentales del proceso autonómico”, explica.
 
Sobre el ritmo con el cual se van desarrollando estos procesos en el país, Siles dice que depende de la voluntad de quienes se hacen cargo de los gobiernos autónomos. "La velocidad de las autonomías en gran medida depende también de la propia voluntad que empieza a emerger o que ejercen las autoridades subnacionales. Existen competencias que están distribuidas y responsabilidades asignadas, las mismas que deben ser de vigencia y de funcionamiento. Ahí está el gran desafío, en las competencias”, comenta la autoridad.
6
5

Comentarios