Gobierno revisará contratos de mineros y empresas privadas

El Presidente y sus ministros analizarán hoy en una reunión de gabinete extraordinario las “medidas en relación al cooperativismo minero”, anunció Rada.
jueves, 01 de septiembre de 2016 · 00:17
Juan Carlos Véliz M. /  La Paz

El Gobierno revisará los contratos que suscribieron  las cooperativas mineras con empresas privadas.

 En un intento por reparar daños al Estado y después del conflicto con los mineros cooperativistas que dejaron cinco muertos, las autoridades  fijan su mirada en los acuerdos que sellaron sus aliados con empresas como Manquiri, que explota plata en San Bartolomé, Potosí.

"Las cooperativas mineras se han convertido en empresas capitalistas (...). En Potosí varias cooperativas han suscrito contratos con la empresa Manquiri, (que)  es el nombre boliviano de una transnacional que controla el segundo yacimiento de plata más grande del país”, denunció  el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Alfredo Rada.

Los contratos de las cooperativas mineras con privados formaron parte de la agenda de la reunión de gabinete de ayer y hoy continuará el análisis en otra reunión de  ministros con el Presidente que comenzará a las  7:00 en Palacio Quemado.

"El gabinete  ha comenzado a debatir las posibles medidas porque entendemos que hay un clamor nacional del pueblo boliviano para que se tomen medidas que en el caso de que se hayan detectado irregularidades o ilegalidades (se) pongan fin a las mismas”, contó el viceministro.
Después del conflicto, sectores sociales afines al MAS pidieron la reversión de las concesiones mineras a las cooperativas.

No obstante, la suscripción de contratos entre cooperativas mineras y empresas privadas es añeja como la  alianza del Gobierno con los cooperativistas, e incluso data de años anteriores a la llegada del presidente Evo Morales  a Palacio en 2006.

En abril de 2014, el ministro de Minería, César Navarro, identificó al menos 100 "cooperativas mineras de élite” que firmaron contratos "millonarios” con empresas  bolivianas y extranjeras, y  que se beneficiaban con el 70% y hasta el 85% de las ganancias.

Entonces se dijo que ese centenar de sociedades de cuentapropistas representaba al 10% del total de las cooperativas registradas, es decir unas 1.642.

La Empresa Minera Manquiri ya estaba en esa lista porque siete cooperativas mineras de Potosí firmaron contratos con esta compañía privada por   25 años que fenecerán  en 2021.

Más allá de la denuncia no hubo ninguna decisión gubernamental para revisar o anular esos contratos  que vulneran la Constitución y las leyes actuales.

Los contratos entre  cooperativas y  empresas privadas fueron firmados al amparo del Código Minero que en su artículo 21 establece que las sociedades cooperativas mineras "podrán asociarse y suscribir contratos de cualquier naturaleza” con personas individuales o colectivas, nacionales o extranjeras.

Sin embargo, la  nueva Carta Magna  vigente desde 2009 establece que los recursos naturales  son intransferibles por lo que  las concesiones mineras otorgadas por el Estado a las cooperativas no pueden ser entregadas a empresas privadas bajo ningún concepto.

El 7 de abril de 2014, el Presidente también expresó su indignación por los arrendamientos firmados  desde 1997 hasta 2013. "Por firmar esos contratos cometen delito de traición a la patria (…), está en la Constitución”, declaró entonces y pidió que los responsables sean procesados ante la justicia.

Las denuncias quedaron en el olvido hasta agosto de este año cuando estalló el conflicto cooperativista. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, denunció la pasada semana que las cooperativas firmaron 31 contratos  con empresas privadas.

 

Una reversión sería como echarle más leña al fuego

ANF /  La Paz

Ante el planteamiento de varios sectores afines al Gobierno de que sean revertidas las concesiones mineras entregadas a los cooperativistas, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, advirtió que hacerlo en las presentes circunstancias podría significar "echarle más leña al fuego”.

 "Que se empiece a hablar de revertir las concesiones (…) quizás sea echarle más leña al fuego y ahorita lo que debemos hacer los bolivianos es dialogar, dialogar y dialogar hasta llegar a un consenso que nos permita salvar esta situación y lograr acuerdos que devuelvan la tranquilidad al pueblo boliviano”, señaló Nostas a la agencia ANF.

A nombre de los empresarios del país, Nostas llamó al diálogo para evitar acontecimientos como los vividos la semana pasada, que tuvieron un saldo de cuatro mineros fallecidos y un viceministro de Estado secuestrado, torturado y asesinado.

Distintos aliados del oficialismo han pedido que les sean revertidas las concesiones mineras que lograron los cooperativistas en los años recientes, para pasar esos yacimientos al Estado.

6
1

Comentarios